Un espacio del CCIRR para potenciar el capital humano de las empresas

SUPLEMENTO ESPECIAL 01 de mayo de 2022 Por Redacción
La Comisión de Política Laboral es un ámbito de encuentro en el que se aborda una agenda vinculada a la gestión de las personas y las empresas.
12-CCIRR
FOTO ARCHIVO CCIRR. La gremial empresaria de Rafaela y la región.

Por Nicolás Campos*

El Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR) organiza comisiones de trabajo con el objetivo de promover espacios de interacción y contacto entre los máximos líderes y referentes de cada área dentro de las empresas socias de la entidad, brindando la posibilidad de conectarse entre sí, para construir nuevas ideas superadoras, pensar soluciones a problemas comunes y potenciar la sinergia necesaria para adelantarse al futuro, en un ámbito no sectorial, pluralista y colaborativo de excelencia, que tiene como valor característico la diversidad de sus participantes.
En particular, la Comisión de Política Laboral aborda temas vinculados con el desarrollo del capital humano, en un contexto marcado por la digitalización de los procesos productivos y administrativos, y las nuevas modalidades de trabajo, evaluación y compensación.

UNA AGENDA RENOVADA
Sin lugar a dudas, la agenda de trabajo de la Comisión de Política Laboral del CCIRR se vio afectada por la pandemia de COVID-19. Tal como planteamos en ese contexto, en aquel momento surgieron diversas cuestiones que incidieron en la gestión diaria de cualquier empresa: la implementación efectiva de los protocolos de prevención (y aquí la reconversión laboral aparejada, en la mayoría de los casos, mostró que los trabajadores pueden desarrollar su potencial de formas que los líderes quizás nunca hubieran sabido que podían); la permanente actualización de los permisos de circulación en función de la normativa vigente en cada momento, en referencia a las actividades exceptuadas de las medidas de aislamiento; el reemplazo de aquellos trabajadores dispensados por ser mayores de 60 años o pertenecer a algún grupo de riesgo; el seguimiento de los diferentes casos positivos, sospechosos y contactos estrechos; etc.; todo en un marco de mucha incertidumbre por el avance que iba teniendo la situación epidemiológica, con fuertes impactos sociales y económicos en todos los órdenes de la vida.
En resumen, la gestión humana de las organizaciones giró en torno a la agenda sanitaria, por lo que la Comisión se transformó en un ámbito de intercambio de buenas prácticas y de vinculación con los actores locales responsables de la gestión sanitaria.
Si bien ya han pasado prácticamente dos años y muchas de estas cuestiones se fueron resolviendo, la realidad es que hace apenas cuatro escasos meses que atravesamos el pico de lo que fue la tercera ola, y recién ahora se ha dejado de exigir el uso obligatorio del barbijo o tapabocas. En este marco, desde la Comisión hemos relanzado el espacio con una agenda de trabajo amplia y novedosa que incluye, entre otras cosas, la gestión de la compensación total; la aplicación del Convenio 190 de la OIT contra la violencia laboral; el bienestar, la motivación y la experiencia del empleado; el desarrollo de nuevas competencias, upskilling y reskilling; la digitalización de procesos; y el concepto de marca empleadora, entre otros.
En relación al teletrabajo, entendemos que el modelo de trabajo híbrido ha llegado para quedarse, en línea con un reciente estudio publicado por IDEA Joven, en el cual afirman que el 47% de los jóvenes tiene preferencia por un formato híbrido, seguido por un 45% que elige la virtualidad de forma exclusiva.
Rafaela y la región no son la excepción, y cada empresa evalúa puertas adentro de qué manera puede adaptarse a esta nueva metodología, ya que hay puestos en los cuales es factible avanzar hacia este tipo de esquemas, mientras que en otros no, por lo que deben gestionarse adecuadamente las expectativas, compensaciones, procedimientos y mensajes, para evitar conflictos internos.

MERCADO DE TRABAJO: DESAFÍOS
EN UN MARCO DE CRECIMIENTO
Actualmente, el mercado laboral presenta desafíos en materia de disponibilidad neta de personal calificado en diversas áreas de gestión: producción (oficios técnicos), logística, mantenimiento (eléctrico, mecánico, electrónico, etc.), sistemas, agronomía y contabilidad especializada. La falta de recursos humanos con conocimientos específicos en estos temas se contrapone a una fuerte demanda de parte de las empresas, que requieren cada vez mayores niveles de profesionalización interna.
En este marco, el vínculo con el sector educativo cobra relevancia estratégica, y es por eso que se ponen en valor las prácticas profesionalizantes para alumnos de escuelas técnico-profesionales y las pasantías universitarias. Asimismo, surgen como importantes paliativos los diversos programas oficiales que promueven la inserción laboral de jóvenes, tales como Entrenamiento para el Trabajo, Prácticas Laborales, Trayectorias, Aprender en la Empresa, Programa de Inserción Laboral (PIL), Te Sumo y Primer Empleo.
En la misma línea, también aparecen como aspectos claves el trabajo del CCIRR y todas las instituciones que integran el ecosistema productivo local para el desarrollo de propuestas de formación para los colaboradores de nuestras empresas. En particular, se destacan los programas para la formación integral de mandos medios, de gestión de logística y de operarios en mantenimiento industrial; y la puesta en marcha de un intenso plan de formación estratégica -a través de un aporte del FONDEP- que se ejecutará en los próximos meses y se enfocará en áreas claves para las empresas de Rafaela y la región, como innovación, sustentabilidad, transformación digital y perspectiva de género, entre otros.

(*) Referente de la Comisión de Política Laboral del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar