Inmigrantes santafesinos

Editorial 03 de mayo de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
Las Naciones Unidas y distintas organizaciones humanitarias de acción global se ocupan de una de las problemáticas transversales que se observan en todos los continentes, en mayor o menor medida: las migraciones por distintas causas, pero principalmente forzadas por la pobreza, la violencia y el clima. Hay quienes sin estar del todo mal en la Argentina optan por radicarse en el exterior en busca de una vida mejor que la que ofrece nuestro país, con crisis económicas recurrentes y una inseguridad que nos coloca a todos como potenciales víctimas del delito. 
Escapar de un entorno peligroso o sin esperanzas es el término que define la migración obligada, que creemos un drama ajeno a los argentinos que afecta a los centroamericanos que dejan sus países e inician un riesgoso recorrido para llegar a Estados Unidos en condición de ilegales, a los africanos que buscan cruzar el mar Mediterráneo para tratar de ganarse la vida en la próspera y vieja Europa o los asiáticos que también intentan dejar atrás sistemas con escasas libertades en busca de sociedades más justas. 
Esta semana, la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) informó que más de 3.000 migrantes murieron en el mar en 2021 mientras intentaban llegar a Europa, una cifra que dobla la del año anterior. La situación podría empeorar a futuro, ya que la continua inestabilidad política y los conflictos en países africanos, el deterioro de las condiciones socioeconómicas y el impacto del cambio climático pueden aumentar el desplazamiento de las personas. En la última década, las crisis relacionadas con el clima han provocado más del doble de desplazamientos que los conflictos y la violencia. Desde 2010, las condiciones meteorológicas extremas han obligado a desplazarse a una media de 21,5 millones de personas al año.
Desde una perspectiva más global, hasta el mes de noviembre, más de 84 millones de personas se habían visto obligadas a desplazarse en 2021, según datos de la Acnur, un número que supera los registrados en 2020 y 2019, cuando ya se habían batido marcas en cuanto al número de desplazados forzosos en el mundo.
En América, la cantidad de desplazados en México y Centroamérica durante 2021 no tiene precedentes. Casi un millón de personas de la región han huido de sus países a causa de la violencia, las amenazas, la extorsión, el reclutamiento de las pandillas o la prostitución, la falta de oportunidades, los estragos de la pandemia de Covid-19 y el cambio climático.
Pero ahora no hace falta irse tan lejos para dimensionar la problemática de los desplazados. Rosario, que siempre estuvo cerca de Rafaela, muestra hoy a vecinos que deben dejar sus viviendas y elegir otro sector de la ciudad por la violencia narco y de otras organizaciones mafiosas que exigen grandes sumas de dinero a comerciantes a cambio de "protección". El desesperado pedido de auxilio efectuado por el gobernador, Omar Perotti, al gobierno nacional al pronunciar su discurso de apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura el domingo, para que envíen más gendarmes a Santa Fe y se ordene el servicio de justicia federal es blanquear la situación al más alto nivel. Significa admitir el fracaso de su gestión en materia de seguridad 29 meses después de asumir y con 19 meses por delante.
En lo que va del año, hubo casi un centenar de asesinatos en Rosario. Pero las balaceras contra comercios, extorsión y amenazas a familias han impactado en la forma de vida de los habitantes de esa ciudad y localidades vecinas. Hay comerciantes que cerraron sus negocios y se mudaron en busca de la paz y la seguridad frente al desamparo del Estado provincial y nacional. Nadie hace nada. O se hace poco. Y encima las sospechas de connivencia de sectores de la policía y de la justicia hacia los narcos u organizaciones delictivas.
Entonces, encontramos que los desplazados por la violencia son argentinos, más precisamente rosarinos. Difícil de creer, pero real. 

  



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar