En política, una peligrosa brecha generacional

Locales 02 de mayo de 2022 Por Darío H. Schueri
Los políticos tradicionales bajo amenaza de los que se consideran "disruptivos". El escándalo de la asamblea legislativa del jueves pasado. Michling anticipa un gobernador de la oposición, quizás radical.
06-Felipe Michlig

Desde Santa Fe. - En Francia, Emmanuel Macrón se impuso holgadamente en el ballotage, ganando con el 58.2% contra el 41.8% de su contrincante Marine Le Pen; en gran parte debido a su fuerza entre los votantes mayores de 60 años o más. La franja etaria que va desde los 18 a los 59 años se dividió entre la ultraderecha “lepenista” de Marine, y la extrema izquierda “populista” de Jean-Luc Mélenchon. Cualquier parecido con la futura realidad argentina quizás no sería simple coincidencia.
El “fenómeno Milei” y su parecido con la Francia -¿o el mundo?- actual. Como resultado de la pandemia y la globalización, la automatización y el declive de los sindicatos, entre otras fuerzas, la sociedad se aparta de los políticos tradicionales. “El 42.40 por ciento de votos para Marine Le Pen revelan el crecimiento de una ultraderecha ahora “aceptable”, que logró cautivar a los más pobres, a la Francia profunda, a los “pequeños paisanos”, unidos por una bronca común contra “un sistema” que los aplasta, sin cambiar su xenofobia y su lógica anti inmigración”, analizan expertos franceses.
Dice el politólogo y encuestador Lucas Romero: “la aparición de una opción no residual por derecha (Milei) en el escenario electoral, transforma a Juntos por el Cambio en una opción de centro. Ello podría afectar la tendencia a la polarización que venimos viendo en elecciones pasadas”.
Milei por ahora es un “fenómeno sociológico” sin basamento electoral nacional. A más de un año vista de la conformación de listas para las PASO nacionales, el economista y político emergente deberá procurarse, sin Partido propio, formalizar todas las alianzas necesarias en cada una de las provincias. Tarea ciclópea si las hay. Los “amigos del campeón” suelen brotar como hongos después de la lluvia en casos como éste, y desbrozar el trigo de la cizaña requerirá un ojo experto, que solo lo puede tener la experimentada “casta” en la política.
En la provincia de Santa Fe son dos personas quienes ostentan la franquicia de Milei para armar: la rosarina Romina Diez y el porteño Alvaro Zicarelli, junto al creador de partidos políticos José Bonacci, también rosarino, quien aporta su “expertise” en material electoral.
Aspirantes a armar listas para las elecciones locales del año que viene seguramente sobrarán; habrá que ver quién maneja la tamizadora.

INÉDITO RETIRO DE
PLIEGOS PARA JUECES
“En mis dos décadas como senador nunca vi un acto semejante: que un Gobernador mande a retirar todos los pliegos enojado porque no le aprobaban cuatro sobre diez”. Así dejó entrever su asombro ante la sorpresiva maniobra el senador peronista Raúl Gramajo, presidente además de la Comisión Bicameral de Acuerdos.
Por su parte el radical Fabián Bastía, además de manifestar su extrañeza por la actitud del gobernador Omar Perotti, propuso -sin éxito- que la Asamblea tratare al menos los seis pliegos que tenían despacho favorable de la Comisión de Acuerdos. La intención del legislador, que acusó al gobierno de haber llevado a cabo un “inédito, vergonzoso y reprochable accionar institucional con juzgados vacantes, reclamos de los colegios profesionales y de magistrados”, no podía prosperar inclusive por razones reglamentarias. Desde el Ejecutivo solo se limitaron a señalarle a este Diario, oficiosamente, que “no iban a permitir que tumben la mitad de los pliegos enviados, algunos inclusive con un criterio totalmente discrecional”.
Hace exactamente una semana decíamos en estas páginas que el Gobernador Perotti, desde inclusive antes de asumir (algunos más osados especulan que desde antes de ganar) ya tenía pensado gobernar sin la Legislatura. Y lo plasmó con su discurso descarnado el día de la jura como Gobernador, ante la misma Asamblea Legislativa con la que este jueves terminó de romper lazos. Un legislador de su riñón reflexionó que “es cuestión de dialogar y saber que quiere cada uno; estamos en campaña, nada raro”. ¿Y la administración de justicia?. Mal, gracias. La diputada Somos Vida Santa Fe Betina Florito lamentó lo ocurrido, e hizo notar que "muchos jueces tienen que atender varios juzgados a la vez por falta de magistrados. Hay ciudadanos que tienen que esperar mucho tiempo para tener una solución a sus demandas, ya que sus expedientes están frenados. Y la demora también es falta de Justicia".

FELIPE TUVO SU
NOCHE DE GLORIA
El senador por San Cristóbal, Felipe Michlig asumió por tercera vez la presidencia del Comité Provincia de UCR. “La primera vez era muy joven, apenas si llegaba a los 40 años”, contó embargado por la emoción del momento histórico: diez representantes de partidos políticos estaban en la primera fila acompañando el jubileo radical: PS, PRO, CREO, PDP, Coalición Cívica, GEN, Encuentro Republicano Federal, UNO, UCeDe.
“Se terminó la “era del fotismo” (haciendo alusión a nuestra originalidad periodística) y comenzó la (era) de la arquitectura del armado”, nos avisó un exultante dirigente de Evolución, entusiasmado precisamente por la foto” de la primera fila de invitados. Nosotros creemos que habrá más secuencias de “fotismo”, explícito e implícito, antes de que el edificio electoral que contenga -o no- a esos partidos (y otros que se sumen) llegue a la etapa del revoque, pintura y habilitación. “De este ámbito saldrá el futuro gobernador o gobernadora”, profetizó Michlig desde el escenario; antes, en rueda de prensa había anticipado un hecho medular para el diseño de un futuro frente opositor al peronismo gobernante: "no nos cerramos a nadie, en tanto y en cuanto suscriban un programa de gobierno que piense en los santafesinos". Hete ahí la piedra angular: “programa de gobierno”; el salvoconducto para, en el complejo entramado de la coalición por venir, poder pasar las cerradas fronteras ideológicas y personales (o personalistas) de quienes pretenderán estar.
El país y la Provincia no necesitan de líderes carismáticos con pátinas mesiánicas, sino de partidos o frentes electorales que invoquen lo que hace tiempo se perdió: las plataformas políticas y programas de gobierno que fueron reemplazas por la “mercadotecnia influyente”, que reúne a influencer, encuestadores y prestidigitadores del marketing político. Es tanto el descontento con la “clase política” que podría llevar a la sociedad a “comprar” viejas tendencias “remasterizadas digitalmente” por hábiles programadores, precisamente de la política. Francia estuvo cerca.


Te puede interesar