La ola de calor empezó a ceder, pero hubo inconvenientes con los servicios

Locales 15 de enero de 2022 Por Redacción
Se espera un alivio importante en las próximas horas. De todas maneras, faltó agua en muchos sectores y hubo menos cortes de luz, pero el sube y baja de la tensión eléctrica provocó preocupación en los usuarios. Bomberos trabajan al límite de sus posibilidades para combatir incendios.
bici
FOTO LA OPINIÓN CORAJE. Hacer actividad física en estos días de calor requiere entusiasmo y voluntad.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temperatura máxima medida en la víspera en el Aeródromo local fue de 40,5°, 1 grado 2 décimas menos que el jueves, pero no alcanzó para revertir la sensación de agobio que se soporta desde comienzos de semana
Afortunadamente, como ocurrió en las jornadas anteriores, la poca velocidad del viento y el escaso porcentaje de humedad hicieron que la sensación térmica sea igual a la temperatura y las condiciones del tiempo no sea aún más insoportable.
Para este sábado bajarán las marcas fundamentalmente porque se anticipa nubosidad variable lo que impedirá la incidencia directa del sol y esperan 37 grados de máxima y una mínima de 26°C. A su vez, no se descarta que en la tarde se produzca alguna leve tormenta, que incluirá precipitaciones. Para la madrugada y la noche del domingo se esperan lluvias importantes y la temperatura empezará a bajar notoriamente.
Será un arranque de semana auspicioso y, de acuerdo a lo proyectado por el SMN, en ella las máximas no se superarían los 30”. Para el miércoles próximo se aguardan entre 25 y 26 grados de máxima. El jueves los registros comenzarán a crecer paulatinamente, pero, por el momento, no hay a la vista un período de temperaturas extremas como las vividas en estos días.
De todas maneras, la ola de calor siguió azotando a Rafaela y a todo el país ayer y, si bien las deficiencias en la prestación de los servicios de agua y energía eléctrica menguaron considerablemente, muchos ciudadanos volvieron a padecerlos.
Para empezar, vale mencionar que no hubo cortes prolongados en el suministro eléctrico en comparación con los registrados entre miércoles y jueves, pero se produjeron entre 3 y 4 interrupciones de pocos minutos en casi todos los barrios de la ciudad.
Más allá de que no se vivió con el corazón en la boca pensando que en cualquier momento podría venir un apagón importante, hubo mucha preocupación de los usuarios por las bajas de tensión que se observaron en gran parte de la jornada, algo que se hizo palpable en el incremento o la caída repentina en la intensidad de las luminarias del hogar o cuando a la hora de encender un ventilador se notó el esfuerzo que debía hacer el motor para alcanzar un régimen de vueltas adecuado porque la alimentación, claramente, no llegaba a los 220 watts.
Esto llevó a que muchos desconecten de la corriente, heladeras, aire acondicionados, televisores, computadoras y otros electrodomésticos por el temor que un golpe de tensión dañe piezas sensibles y queden inutilizados.
También hubo infinidad de reclamos por falta de agua potable, o por muy baja presión, en las canillas de muchos sectores. Barrio San Martín fue uno de los más afectados, de acuerdo a las quejas hechas llegar a los teléfonos y otras vías de comunicación de nuestro diario. Por otra parte, en el centro de la ciudad la provisión de agua prácticamente se cortó en la noche del jueves y lo poco que pudo almacenarse durante la madrugada se consumió rápidamente en las primeras horas del viernes.
Asimismo, volvió a ser traumático para la actividad de muchos profesionales, que por carencia agua o ante la posibilidad de cortes de la energía tuvieron que suspender turnos de pacientes y clientes.

“MUY COMPLICADOS”
En la tarde de ayer, personal del Cuartel Norte de los Bomberos Zapadores de nuestra ciudad tuvo que acudir a un predio de la Empresa Provincial de la Energía ubicado en la intersección de calle Peterlín y la ruta provincial 70 para combatir un incendio que se desató por las pasturas secas. La causa del foco ígneo tuvo que ver con una falla en el funcionamiento de una celda de media tensión, que resultó dañada y resultó afectada una superficie de aproximadamente unos 80 por 50 metros.
Por este motivo, LA OPINION consultó a los socorristas sobre el trabajo desplegado en los últimos días por efecto de las temperaturas extremas y la respuesta fue contundente: “estamos muy atareados, muy complicados”. De acuerdo a lo que nos fue informado, en estos días, “se produjeron muchos incendios de pasturas, basura y sobrecalentamiento y fuego en transformadores que nos obligaron a entre tres y cinco salidas diarias. Por suerte, no hubo intervenciones de relevancia en viviendas particulares”. Las “bajas” en la dotación de personal como consecuencia del CoViD tornan mucho más compleja la situación. “Por ello estamos renegando mucho, tenemos personal aislado y eso provoca que las guardias (son de 48 horas) muy reducidas y se nos complica día a día. Somos tres numerarios en el Cuartel central y dos o tres en el Cuartel Norte, de ellos uno siempre queda al teléfono y dos salen. Con tres salidas diarias se nos complica. Hay que aclarar que en más de una oportunidad recibimos apoyo de Bomberos Voluntarios, sino sería muy difícil poder atender la demanda”.
A propósito de la cantidad de incendios que se vienen registrando en toda la provincia, la ministra de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, Erika Gonnet, proporcionó datos realmente llamativos. La funcionaria explicó que se vienen contabilizando los focos de calor de toda la provincia, “son puntos de riesgo para que sucedan incendios. En la última semana de diciembre teníamos 415 puntos de calor a lo largo de toda provincia de Santa Fe, a principios de esta semana, el día lunes teníamos 795, este viernes se registran a través del mapeo satelital 1400 puntos de calor a lo largo de toda la provincia lo que indica la gravedad y la situación extrema que estamos atravesando”.

NUEVO RÉCORD
Por cuarto día consecutivo, este viernes, la provincia de Santa Fe superó el pico de demanda eléctrica. La nueva mayor marca se produjo a las 13.45, cuando la Empresa Provincial de la Energía alcanzó los 2.541.49 MW.

EN LOS BARRIOS
Por su parte, la sucursal Rafaela de la Empresa Provincial de la Energía informó el jueves, entre las 22 y las 23 horas, que se sacó de servicio la subestación transformadora ubicada en intersección de calles Rodríguez y C. Gardel para cambiar el transformador afectando Barrios Barranquitas, San José y Los Arces, restableciéndose el suministro eléctrico una vez que finalizaron las tareas. En tanto, la EPE informó anoche que se sacará de servicio la subestación que alimenta los barrios Villa Aero Club y Villa Los Álamos para cambiar base se fusible quemada. Apenas se finalicen las tareas de restablecerá el servicio eléctrico.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar