Sensaciones y sentimientos

Sociales 11 de enero de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
0362104-le luthiers

Por Hugo Borgna

LES LUTHIERS. ATREVIMIENTOS CANTADOS INICIALES
Las “terribles” transgresiones de los comienzos de Les Luthiers, musicalmente, apenas si pasaban a que uno de ellos, en lugar de tocar las notas de una partitura sinfónica, ejecutara notas del “Tiritando” de Donald y otro que estaba cerca le dijera: “¿Qué hacés? ¡Tocá lo que está escrito!”.
Entre las actitudes insólitas en un grupo musical haciendo su tarea para un público, está esa en la que mientras ejecutaban, dos de ellos decían qué tren tomaba cada uno para llegar a destino, nombrando las estaciones por donde debían pasar y, entretenidos en eso, se les pasaba la parte de partitura que venía al caso.
En lo que tiene que ver con los textos cantados avanzaron bastante más, y como la mejor explicación resultan ser los ejemplos, vamos a contar algunos: las letras de las “Canciones levemente obscenas”, que incluyen “El polen ya se esparce por el aire” y la “Cantata de la planificación familiar”, con sus partes “Desconfíe del ciclo natural” y “Calipso de las píldoras”. Todo incluido en el primer disco de los inocentemente perversos Luthiers: “Sonamos pese a todo”
“El polen ya se esparce por el aire /con donaire / gestando con traslados tan normales / vegetales/ Las aves en parejas mientras vuelan / se consuelan / procrean y lo anuncian con sus gritos / pajaritos / Las bestias yendo en yunta ya se advierten / se divierten / jugando van poblando a su manera / la pradera / Los novios van tomados de la mano / no es en vano / provienen de sus mimos excitantes / los infantes”
Como se comprenderá, Les Luthiers, como los novios muy recientes (y también los menos), van avanzando en la idea con decidida prudencia. De este modo, con el polen convenientemente esparcido, planifican la continuación de la especie aportando concretas y necesarias pautas.
“Desconfíe del ciclo natural / es variable es variable y puede ser fatal / Ay ay ay / el ayuno y la abstinencia /son una cruel solución / método antiguo poco agradable / para evitar la procreación / Ay ay ay / Hombre prevenido prevenido vale por dos / una pareja desprevenida vale por tres / Moraleja: / la confianza mata al hombre / y embaraza a la mujer”.
En este punto el lector atento ya se sentirá atrapado con el desarrollo y evolución (natural) del tema y estará esperando la eficiente solución. Aquí va el medicinal “Calipso de las píldoras”
“Pildoras, píldoras, píldoras / Lo mejor para ser pocos / son las píldoras / anticonceptivas / píldoras / Las hay blancas y rosadas / hay celestes, coloradas / las hay de todos colores / delicados sus sabores / todas brindan con ternura / esterilidad segura / Lo mejor para ser pocos… / Mestranol, noletindrona / etinil, estradiol / actúan como cedazos / de posibles embarazos / dejando pasar al soso / y frenando al peligroso / Lo mejor para ser pocos… / El envase calendario / un invento revolucionario / le indica la posología / la dosis de cada día / sin olvidarse ninguna / en total son veintiuna / Píldoras / Pi pi pi píldoras / planificación”).
Como el valor principal de Les Luthiers para los textos está en la riqueza, capacidad de sugerir permanente y, por sobre todo, de la precisa y apretada síntesis (especialidad de Marcos Mundstock), no podemos cerrar aquí pretendiendo igualarlo mediante un comentario pretendidamente gracioso que no alcance -o al menos se acerque- al rico aprovechamiento del lenguaje que ellos lograron.
No llegaremos tampoco a su filosa doble intención (a veces hasta llegó a ser triple apoyándose en los silencios) Por eso, como reconocimiento mayor y tácito, haremos un prudente silencio. Que el eco residual resultante sea más expresivo que cualquier palabra convencional poco exprimida.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar