El difícil momento del guitarrista de Los abuelos de la nada

Información General 03 de enero de 2022 Por Redacción
Gustavo Bazterrica, quien también tocó con Charly García y Luis Alberto Spinetta, está en situación de calle y acarrea graves problemas de salud y económicos.
FOTO NOTA 361,515 - GUSTAVO BAZTERRICA


BUENOS AIRES, 3 (NA). - Dueño de una extensa carrera como músico, Gustavo Bazterrica es uno de los guitarristas más destacados del rock nacional, ya que formó parte de bandas destacadas como La Máquina de Hacer Pájaros, liderada por Charly García, la Banda Spinetta, de Luis Alberto Spinetta y Los Abuelos de la Nada, de Miguel Abuelo. A los 66 años, el artista atraviesa un difícil momento personal, ya que se encuentra en situación de calle y tiene severos problemas económicos y de salud.
"Debido a diferencias irreconciliables con mi expareja, me encuentro al día de la fecha sin hogar", publicó en su perfil de Instagram el pasado 28 de diciembre y dos días más tarde, le avisó a sus seguidores que le habían robado su teléfono celular. Aunque no dio más detalles de su estado actual, un joven llamado Emiliano Bustos lo socorrió y lo contó en sus redes sociales.
"No sé por donde empezar. Me crucé hace unos días con este señor en un cajero automático, llegó en un remís y al toque me di cuenta que tenía problemas motrices. No se podía casi ni bajar del auto, lo ayudé y le cedí mi lugar en la fila del cajero. Apenas caminaba y mientras lo ayudaba a sostenerse empezamos a charlar. Le dije que le veía cara conocida y me dijo que era nada más y nada menos que Gustavo Bazterrica. Eterno guitarrista de Los abuelos de la nada", escribió en su perfil de Facebook, junto a una imagen en la que se lo ve junto al músico.
"Me dolió verlo tan deteriorado. Con la cabeza super lúcida pero con graves problemas motrices. La cuestión es que lo ayudé a subir al remís y se fue... Días después sube un estado en su cuenta de Facebook pidiendo tránsito, diciendo que no tenía dónde vivir. Y yo, al igual que miles que comentaron con intención de ayudarlo, fui uno más que se sumó a ese pedido y no sé por qué, entre tantos, ayer a la noche me llegó un mensaje suyo renovando su pedido de ayuda. Así que me puse a su disposición y lo traje a mi casa", detalló Bustos.
En su hogar, no solo le brindó un techo y un plato de comida, sino que también se encargó de comprarle los remedios, acompañarlo y escuchar sus problemas. "Todos algún día llegaremos a tal edad y no le deseo a nadie llegar así, o espero que todos tengamos alguien en quien confiar. Tengo mucho miedo, sí. Miedo. Jamás traje a alguien a vivir a casa y menos una persona mayor y con sus limitaciones. Pero me la jugué, me animé. Con todas las dificultades que lleva y la asistencia que requiere. Y no lo hice porque es el Vasco. El Vasco Bazterrica. Porque cuando lo ayudé no sabía ni quién era. Lo hice porque algún día todos vamos a tener 66 y la vida nos pasa factura a todos. No lo tomo como una molestia o una carga. Sino como un aprendizaje y un favor a este hombre y a la vida. Porque tarde o temprano todo vuelve, todo llega y todos vivimos lo mismo que el otro", concluyó.
La publicación rápidamente se viralizó y recibió cientos de comentarios de usuarios que celebraron la actitud de Emiliano y quisieron saber más sobre el estado de Bazterrica. "¡El Vasquito se queda en casa hoy! Está con signos vitales normales. Y ya se levanta por sí mismo y anda solo. Más que feliz. Ayer estaba re tirado y hoy ya quiere ir a caminar, come re bien... Se vinieron las buenas nomás. Él evoluciona su motricidad y está muy lucido", publicó en las últimas horas.
Más allá de los hechos que sucedieron en los últimos días, no es la primera vez que el Vasco hace públicos sus problemas personales. "Hace bastante que tengo problemas económicos y también de salud. Estuve mal, mal. Pegadísimo con la merca. Pero siento que me estoy rescatando", contó en una entrevista con Página 12 en diciembre de 2000. Mientras que en 2018 habló de su salud: "Estoy saliendo de una lucha muy importante contra una enfermedad fea. Pero bueno, hace 10, 11 años me dieron tres meses de vida. Le erraron fiero. Luché de una manera diferente, con tratamientos alternativos".   

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar