Estado de emergencia ígnea en todo el país

Información General 02 de enero de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO NOTA 360,311 - INCENDIOS ROSARIO


Durante los últimos días comenzaron a producirse focos de incendios forestales a lo largo de todo el país. Sin ir más lejos, el Delta del Paraná se encuentra en llamas, una vez más; las islas frente a la ciudad de Rosario se encuentra en llamas, una vez más. Miles de brigadistas están haciendo lo imposible para lograr, al menos, controlar los focos en todo el territorio nacional, sin embargo, se necesita una ley urgente que proteja al ecosistema.
Una nube de humo se apropió de Rosario en los últimos días. Sumado al calor y la baja del río Paraná, el incendio se dispersa cada vez más y ahora no solo los humedales y el ecosistema se encuentran en peligro, sino también las poblaciones estables.
"En la zona de la isla en la que está activo el fuego viven 40 familias. Hasta el momento se han incendiado tres ranchos y el fuego sigue avanzando en dirección a los paradores que se encuentran ubicados frente a la ciudad de Rosario. No hay números a los que llamar ante el avistaje de los focos y la desesperación de la gente que históricamente vive en este lugar es inminente", manifestó en un comunicado la Multisectorial Humedales (una organización para la conservación del medioambiente).
Y agregó: "Denunciamos la incapacidad manifiesta de los Gobiernos Provinciales y del Gobierno Nacional a la hora de combatir las llamas, que a su vez incluye el abandono de la gente que habita estos territorios". 
Además, durante la jornada del viernes, en la isla Sabino Corsi, conocida como Banquito de San Andrés, las llamas quemaron la flora regional y estructuras físicas de un parador. El Banquito de San Andrés está ubicado frente a la costanera central de la ciudad y pertenece a Santa Fe. 
A su vez, hace unos días se difundió un desesperado pedido de ayuda del Parador Sudestada, donde una mujer muestra cómo crece el fuego cerca del lugar y reclama: "Por favor si tienen bombas o mangueras que nos vengan a ayudar". 
En este contexto, la ministra de Ambiente y Cambio Climático solicitó a la población “extremar los cuidados” y resaltó: “Estamos ante situaciones adversas desde lo climático y es momento de ser muy prudentes con el fuego en zona de islas y evitar dejar residuos que puedan iniciar un foco de incendio”.

Asamblea del COFEMA:
El Gobierno de Santa Fe, a través del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático, participó de la Asamblea Extraordinaria del COFEMA, que contó con la participación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, donde se declaró la emergencia ígnea en todo el territorio nacional por 12 meses, en función del estado de situación actual de los focos de incendios y al riesgo extremo de que los mismos se sigan expandiendo por las condiciones climáticas.
“La situación se está agravando y lo que hemos coordinado entre Nación y todas las jurisdicciones provinciales es articular cada detalle para fortalecer las políticas de prevención y el accionar en los territorios afectados”, contó la ministra Erika Gonnet.
Y continuó: “Es un escenario complejo y estamos atravesando una instancia de sequías, los profesionales que nos asesoran nos informan que no se prevén precipitaciones intensas, por lo menos, hasta mediados de enero”. “Sin dudas la situación se da como consecuencia del cambio climático y por eso se replica en todo el país y en varios puntos de nuestra provincia, y a su vez, en algunos casos, por acciones antrópicas por imprudencia o negligencia. Es por eso que debemos ser muy prudentes en nuestro accionar en zona de islas principalmente”, destacó Gonnet.
Como mencionó la ministra, la sequía es uno de los principales factores de los incendios, sin embargo, la falta de políticas ambientales contribuyen también a que cada año la Patagonia, el Delta del Paraná y otros lugares del país se incendien.
Es importante recordar que la víctima de estos ecocidios (destrucción de gran parte del medio ambiente de un territorio, especialmente si es intencionada e irreversible) no es solo la vegetación, sino también son los animales que viven en ese ambiente y mueren a causa del fuego o porque su hábitat ya no es habitable.
Es por esta razón que es necesario que se apruebe de una vez la Ley de Humedales, que aunque no será la solución definitiva, sí sería de gran ayuda en medio de este desastre natural que afecta al planeta en el que vivimos.  
La Ley de Humedales es una iniciativa que regula cuáles son las actividades que pueden llevarse a cabo dentro de los territorios de humedales, qué actividades productivas pueden realizarse y de qué modos, teniendo en cuenta que son ecosistemas vitales para la reproducción de la vida y que por eso necesitan protección especial. 
La misma tiene por objetivo establecer los presupuestos mínimos para la conservación, uso racional y sostenible de los humedales en todo el territorio de la Nación, asegurando la integridad de los servicios ecosistémicos que brindan, como así también el respetar de su valor inherente.
Argentina cuenta con más de 600.000 km² de humedales (21,5% de la superficie), que incluyen lagunas altoandinas, mallines, turberas, pastizales inundables, esteros, bañados, albuferas, rías y marismas. 
Esta ley es una demanda que lleva más de 10 años en Argentina, que fue presentada ya en tres oportunidades, pero nunca prosperó. 
Toda la información relacionada a la Ley de Humedales en el país se puede encontrar en https://www.leydehumedalesya.org/   

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar