Polémica y malestar de los intendentes santafesinos

Locales 31 de diciembre de 2021 Por Redacción
Cuestionan la forma “inconsulta” de comunicarlo, que impactará en los controles para Año Nuevo. También dicen que no se sabe si deberán pedir el pase sanitario en espacios públicos donde haya alta concurrencia social. Este viernes habrá una reunión en la Jefatura de Policía de nuestra ciudad entre autoridades locales y fuerzas de seguridad para establecer cómo se procederá en los eventos que se realicen por la noche para celebrar la llegada del 2022.
A poco de conocerse el último decreto provincial donde se suspendieron eventos masivos de más de 500 personas y se vuelve el aforo de un 70% permitido en lugares donde se realicen actividades sociales, saltó la polémica. Según varias fuentes consultadas por El Litoral, hay mucho malestar entre varios intendentes de las principales ciudades de la provincia: los motivos, varios. Primero, este malestar surge por la forma “precipitada e inconsulta” de comunicar el acto administrativo con las nuevas restricciones. Segundo, las “dudas que deja la letra chica”, del decreto provincial, el cual -sostuvieron las fuentes consultadas-, es “de muy difícil aplicación”. Este jueves, luego de conocerse la difusión por los medios de comunicación de los alcances del acto administrativo firmado por el Gobernador Omar Perotti, el Ministro de Gestión Pública Marcos Corach y la titular de la cartera sanitaria, Sonia Martorano, hubo una reunión “de urgencia” por vía Zoom entre más de 200 intendentes de la provincia.
Allí participaron la propia ministra Martorano y el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional de la provincia, José Luis Freyre. De acuerdo a la información que obtuvo este medio santafesino, los jefes distritales plantearon a los funcionarios varias de estas cuestiones sobre las cuales expresan su disconformidad -y otras más puntuales-, que hacen a la aplicación efectiva del decreto. “Hay dudas sobre si se amplían las actividades en las cuales se debe acreditar en pase sanitario. De ser así, este viernes y sábado 1° deberíamos salir a la Costanera, al Parque Garay a controlar y pedirlo al pase. Eso sería imposible, dada la cantidad de gente que asiste a estos lugares, porque habrá seguro más de 500 personas”, deslizaron otras fuentes ejecutivas interrogadas.
En tanto, una alta fuente de prensa del municipio de Rosario confió a El Litoral que el malestar surge porque “no hubo una consulta previa; nos enteramos de la letra fina cuando salió en los medios… Previamente se habían efectuado algunas reuniones entre la Provincia y algunas cámaras de comercio, y no se adelantó nada de esto. La implementación en la práctica se hace muy difícil, y es muy poco el tiempo”, consideraron. No obstante, “el diálogo (con el gobierno provincial) existe. Incluso se habló de alguna posible y eventual modificación (del decreto), para que quede más claro”, agregó. En la ciudad del sur, se estaba definiendo anoche cómo se aplicará el acto administrativo en bares, restaurantes, boliches e incluso espacios públicos.

REUNION EN JEFATURA 
Mientras tanto, luego de algunas consultas realizadas, este Diario pudo averiguar que este viernes 31, a partir de la hora 9, habrá una reunión en la Jefatura de Policía entre las autoridades municipales y las fuerzas de seguridad locales con representantes de la URV para determinar los pasos a seguir de cara a los eventos que se llevarán a cabo en Rafaela durante la noche para recibir el Año Nuevo, y definir también cómo se aplicará en la práctica -sobre todo los controles- este nuevo decreto. En este sentido, el boliche Bastarda suspendió su evento, mientras que hasta el momento, el único que aún continuaba en pie hasta anoche en la ciudad es el que se realizaría esta noche en el predio de la Puesta del Sol, situado sobre la ruta 70, casi enfrente del cementerio municipal. 










Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar