Lo más destacado de Art Basel en Miami

Información General 05 de diciembre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

MIAMI, Estados Unidos, 5 (AFP). - Con la intención de reforzar su posición como la principal feria de arte del continente, Art Basel retomó la presencialidad en el Centro de Convenciones de Miami Beach, con una jornada para invitados que reunió 253 galerías líderes de 36 países y que cerró sus puertas este fin de semana, luego del parate obligado del año pasado.
En esta edición de una de las ferias más exclusivas y visitadas, participaron por primera vez 43 galerías de diversos países para exhibir las tendencias clave de la región en materia de arte contemporáneo, mientras que se sumó el formato digital a través de la plataforma Art Basel Live, la iniciativa on line que permite ampliar las presentaciones de la feria a un público más amplio en todo el mundo.
La última versión de Art Basel Miami Beach, realizada en 2019, generó ruido por la presentación de un artista en particular, el italiano Maurizio Cattelan, quien encendió los debates por su obra Comediante, una banana pegada con cinta adhesiva a la pared que se vendió luego por 120.000 dólares.
La feria regresó con sus reconocidas secciones intactas (Galleries, Kabinett, Positions, Nova, Survey y Edition), y una nueva incorporación, Meridians, una exhibición de 16 obras a gran escala (esculturas, pinturas, performances, instalaciones y vídeo proyecciones) supervisada por la mexicana Magalí Arriola, directora del Museo Tamayo, que albergó 16 proyectos a gran escala en exhibición de artistas reconocidos y emergentes, mientras que 25 galerías del sector principal presentaron exposiciones cuidadosamente seleccionadas dentro de su stand como parte del sector Kabinett, que traza un itinerario desde obras maestras raras e históricas hasta nuevas piezas de voces emergentes.
Un recorrido por los pasillos de la feria permitió descubrir piezas como una de Keith Haring (valuada en 7 millones de dólares), una obra de David Hockney (6,5 millones), un Barceló de 2,5 millones y hasta una pintura de Rothko en la galería David Zwirner.
También se destacaron un gran lienzo en acrílico del artista ghanés Conrad Egyr, en el que enlaza símbolos con un lenguaje visual sobre el comercio del oro y la trata de esclavos en el siglo XIX, y la obra del nigeriano-británico Tunji Adeniyi-Jones, de dimensiones monumentales también, que propone desde la experiencia de la negritud una inmersión en los movimientos artísticos de vanguardia del siglo XX.
En representación de Argentina dijeron presente las galerías Barro, Isla Flotante y Jorge Mara, esta última en el sector principal con piezas de tres artistas fundamentales como León Ferrari, Sarah Grilo y César Paternosto.
Finalmente, la galería barcelonesa Mayoral dedicó gran parte de su espacio al escultor y grabador canario Manolo Miralles, uno de los más importantes artistas españoles del movimiento informalista de la posguerra.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar