Argentina y el “nefasto sesgo anti exportador con pésimos resultados"

SUPLEMENTO RURAL 25 de noviembre de 2021 Por Redacción
Ante el ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación, las cadenas de valor cerraron el año con un discurso contundente que expuso las necesidades del sector.

Las cuatro cadenas de valor realizaron su tradicional cierre de año en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, con fuertes reclamos hacia el Gobierno nacional y, precisamente, ante la presencia del ministro de Agricultura y Ganadería Julián Domínguez. Los presidentes de ASAGIR, ARGENTRIGO, MAIZAR y ACSOJA compartieron un discurso contundente que buscó poner de manifiesto la importancia y necesidad de contar con reglas claras para aprovechar todo el potencial de la agroindustria, pensando en el crecimiento y desarrollo del sector.
Al respecto, los empresarios reflexionaron: “en estos 50 años, Argentina se embarcó en una política que priorizó el cortísimo plazo, lo que implicó un nefasto sesgo anti exportador cuyos pésimos resultados están a la vista. Señor Ministro, es el momento para que nuestro país cambie de estrategia para revertir esta difícil situación”. Y afirmaron: “la permanente crisis que venimos viviendo como sociedad tiene una salida; dejar de mirar el corto plazo en donde el estado se apodera de los márgenes de los pocos sectores competitivos (lo que nos viene llevando hace décadas por un lento declive) para pasar a potenciar esos sectores, pensando en agrandar la torta, aumentar nuestras exportaciones e iniciar el circulo virtuoso del desarrollo federal y la generación de empleo de calidad, algo que impactará positivamente en la recaudación aún con alícuotas menores”.
Desde las entidades puntualizaron que el desafío es “poner los faros largos con políticas estables que no ahoguen la producción agroindustrial” y para ello destacaron que “el proceso de rebaja de retenciones debe ser gradual, pero debemos empezarlo ahora”. Pero además, reclamaron: “hay que lograr un tipo de cambio de mercado, un plan logístico integral manteniendo el buen trabajo que se viene haciendo en el rubro ferroviario e incluyendo una pronta licitación internacional de la hidrovía, fomentar la adopción de tecnología para los cultivos con una justa retribución y control, profundizar la estrategia de agregado de valor en nuestras exportaciones, volver a poner los biocombustible en la agenda, no discriminar al sector en cuanto a líneas de crédito o controles de precios o cierres de exportaciones, trabajar en un sistema de seguros agrícolas y garantizar la sustentabilidad ambiental de nuestros productos teniendo en claro que la agroindustria no es el problema sino parte de la solución”.
Los empresarios saben que llevar todo eso a la práctica requiere de un acuerdo entre todos los partidos mayoritarios que genere certidumbre y un cambio de expectativas transformando las ideas en políticas de Estado. “Nosotros estamos convencidos que, con medidas adecuadas, la explosión en nuestras exportaciones agroindustriales será rápida y tendrá un enorme impacto en nuestra economía y en el bienestar de toda la sociedad ya que no somos solo el campo, sino también industria y ciudad”, manifestaron. Y para finalizar le hablaron directamente a Domínguez: “en esto se juega el futuro del país, necesitamos que los líderes políticos adopten esta visión y usted la entiende señor Ministro, el momento es hoy; cuente con nosotros para iniciar esta cruzada en donde se juega el bienestar de las futuras generaciones de argentinos”.

ELOGIOS OFICIALES
El ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación también ofreció un discurso en el evento organizado por las cadenas de valor. En ese sentido, afirmó que "la plataforma del crecimiento y del desarrollo es el diálogo” porque "escucharnos y compartir miradas es la forma de construir juntos las mejores decisiones”. Y expresó: “si potenciamos nuestras capacidades seguramente eso va a beneficiar a todo el país".
Domínguez destacó que "la riqueza está en la diversidad de pensamiento" y exhortó a que "aprendamos los argentinos que las diferencias son oportunidades para crecer". Por eso, indicó que “los países que han crecido son aquellos que se han organizado y que a partir del diálogo han construido propósitos compartidos".
Al referirse al sector, remarcó que el proyecto de Ley enviado al Congreso, elaborado entre el Gobierno y el Consejo Agroindustrial, “es fruto del consenso y de la organización de intereses en función de un proyecto común". Convencido que el concepto “agrobioindustria es el lanzamiento hacia el futuro", Domínguez señaló también que "el sector claramente demostró estar preparado para incorporar en nuestro país los desafíos que nos presenta el nuevo orden global".
En ese sentido, el titular de la cartera agropecuaria planteó su "compromiso con la biotecnología" y afirmó que el cambio climático “vino para quedarse". De ahí, la importancia de las nuevas tecnologías, como el Trigo HB4, que “permitirán mejorar rendimiento y también satisfacer la demanda de los distintos mercados".
Por último, se refirió a la meta de su cartera que contempla exportar por 100.000 millones de dólares: “es un objetivo y estamos trabajando en esta dirección. Al respecto, afirmó que "la producción, el valor agregado y las exportaciones son directamente proporcionales" e indicó que "el crecimiento de la producción se replique con mayor valor agregado y más exportación".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar