"Un líder tiene que ser auténtico"

Locales 24 de noviembre de 2021 Por Redacción
En una conferencia realizada ayer para la prensa en el CCIRR, el exitoso entrenador adelantó lo que sucederá este miércoles desde las 19:30 en el Salón de Industrias de la SRR, donde disertará sobre "conducción y liderazgo de equipos de trabajo”.
líder

En su regreso a Rafaela, Julio César Lamas, con un pasado exitoso por Ben Hur y Libertad de Sunchales, donde se consagró campeón de la Liga Nacional de Básquetbol, y el seleccionado argentino, entre otros logros, anticipó este martes, a través de una conferencia de prensa realizada en instalaciones del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, lo que será la actividad que realizará este miércoles desde las 19:30 en el Salón de Industrias de la Sociedad Rural, donde disertará sobre "Conducción y liderazgo de equipos de trabajo". 
En el inicio de la charla, el entrenador explicó sus sensaciones de llegar nuevamente a la ciudad, donde ha dejado gratos recuerdos en su paso ganador por la BH entre el 2004 y el 2007. "Primero, yo fui parte de un equipo y de un club que consiguió todos esos resultados. En el básquet, los resultados siempre son por razones colectivas, ya que el proyecto es mucho más importante que lo individual. Fue un equipo histórico donde al día de hoy mantiene el mejor porcentaje de victorias de la Liga Nacional en 38 temporadas, lo que muestra el desempeño del equipo. Eso no quiere decir que fue el mejor equipo de la historia, pero sí quiere decir que fue el más efectivo en cuanto a funcionamiento en 38 temporadas. Sinceramente, es un orgullo haber sido parte de ese equipo. Rafaela me dio muchas cosas, donde vine de una manera y 6 años después me fui mejor profesional y mejor persona y crecí acá. Para empezar, me dio una hija, Julieta, así que a partir de ahí podemos decir muchas cosas más, profesionales, muchísimas. Es un lugar que me cayó como anillo al dedo. La atmósfera de trabajo que tuvimos durante todo ese tiempo fue ideal o muy cerca. Tengo amigos y estoy encantado de estar acá y siempre para mi es un placer regresar".
Con relación a ese gran equipo que conformaron, entre otros, Leonardo Gutiérrez, Diego García, Raymundo Legaria, Jason Osborne y Ramzee Stanton, explicó que "esos jugadores están en mi corazón para siempre, me siento unidos a ellos porque cuando alguien da todo lo que tiene como dieron esos jugadores durante bastante tiempo, van pasando muchas cosas positivas, satisfacción, respeto, valoración, hizo que todos mejoremos y nos hizo crecer. Ese equipo logró que el todo sea mayor a la suma de las partes, juntos pudimos llegar a nuestro techo. Esos jugadores fueron todos talentos, donde tuvieron la capacidad de hacer algo diferente o de un nivel mucho mejor. Y ese equipo logró hacer que el todo sea mucho mayor que la suma de las partes, y juntos pudimos llegar a nuestro techo. En Ben Hur se dieron una cantidad de cosas que hicieron que todos podamos nuestra mejora cara, la atmósfera sana hizo que todos podamos dar nuestra mejor versión. Fui un técnico muy feliz, tal vez al venir del Real Madrid la gente podía pensar que era una gran diferencia pero fui un técnico muy orgulloso con este equipo". 
Ya sobre lo que será la charla de hoy, el porteño de 57 años comentó que "va a haber una actividad que tiene que ver con conducción y liderazgo de equipos de trabajo y voy a hablar de lo que yo hago con mi equipo de básquet, mi estilo de gestión y liderazgo actual. Tiene que ver con la experiencia que uno tiene y entiendo que es aplicable a equipos de cualquier actividad, el manejo de los egos, los conflictos, los desacuerdos, el egoísmo, cosas que suceden en todos los grupos que integramos, porque atrás de todo jugador de básquetbol hay una persona".
Sobre su rol de líder y las características que debería tener una persona que lidera un equipo de trabajo, sostuvo que "hay muchos estilos de liderazgo y ninguno asegura la victoria o el resultado, ninguno te lo garantiza, y a ninguno se lo puede descalificar. Lo importante que tiene que tener un líder es ser auténtico, liderar de la manera que tiene que ver con su personalidad, no imitar a ningún otro. Sí se puede copiar un sistema de juego o un ejercicio de entrenamiento o un método de preparación física, pero el líder tiene que ser auténtico con el estilo que él tenga. También es necesario que tenga la capacidad de interpretar a las personas que lideran, de ver lo que hace el otro, y el mensaje tiene que llegar para poder convencer a los que lideras. Tiene que poder guiar, mostrar el camino, sobre todo cuando hay problemas, se espera que aparezca cuando las cosas están mal, que ponga una luz y se anticipe a los hechos y tenga algún plan. Cuando se está todo bien es conveniente descansar un poco, porque los problemas ya van a venir. Hay personas que tienen habilidades naturales para liderar, pero uno también se puede construir como líder, capacitarse y prepararse permanentemente, con lo cual la combinación de las dos cosas es lo mejor".
Otras de las frases más destacadas que mencionó el ex DT de Obras Sanitarias, Real Madrid, Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro fue que "cuando hay una situación límite, y alguien da un paso adelante, pone una luz en el camino y te dice 'vamos por acá'. Y si ese camino llega a buen puerto, el resto del grupo convalida el liderazgo de esta persona. Uno es líder cuando el resto del grupo te convalida como tal, acepta ser liderado. Suceden varias cosas más, primero no hay una receta repetida en todos los grupos, cada grupo es distinto, muchas veces hay diferentes líderes. El líder se tiene que ocupar del bien común, tiene que se alguien que trate de que todos los días se trabaje y entrene seriamente y que el equipo deje el alma en la cancha y que los integrantes jueguen para el equipo y no para ellos mismos. Si esa persona o líder negativo no tiene esas cualidades, trato de corregirlo y no lo convalido como líder".
También argumentó que "a veces sucede que cuando se va un líder pasa a ser un momento delicado y me toca, como líder, dar un paso adelante. Tenemos que aprender a jugar si él, y entre todos tenemos que llenar el espacio deportivo que él dejó y a acostumbrarnos a funcionar si él. Y es una oportunidad para que aparezcan otros. Esto me tocó con resultados positivos y negativos, con respuestas inmediatas y otras en el tiempo. Llevo 32 años dirigiendo y 2 veces estuve 6 meses sin dirigir después del Baskonia y después de Olimpia de Venado Tuerto, con lo cual ya son 30 temporadas dirigiendo, donde me ha tocado de todo, cosas que salieron bien y mal. Las cosas no se dan inmediatamente, algunas sí, donde solamente se da 1 de 10 o de 15, pero otras no, y lleva todo un proceso. Hay que aprender a gestionar todos los intereses individuales también y ser inteligentes para dejarse liderar". 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar