La cuarta ola no da tregua en Alemania

Internacionales 21 de noviembre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO DPA COVID. La gente acude a un centro de vacunación en la ciudad de Francfort.
FOTO DPA COVID. La gente acude a un centro de vacunación en la ciudad de Francfort.
BERLIN, Alemania, 21 (DPA). - La cuarta ola de la pandemia sigue alcanzando niveles récords en Alemania donde, ante el estancamiento de la campaña de vacunación, se teme una quinta, como lo señaló el presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler.
"Si no se logra una reducción de contactos y una aceleración de la campaña de vacunación tendremos una quinta ola en Alemania", dijo Wieler.
Un 67,9 por ciento de la población ha recibido la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus y un 70,4 por ciento al menos la primera dosis.
Desde hace semanas que no se logran progresos notables para alcanzar cifras que acerquen a Alemania a la inmunidad de rebaño, lo que es atribuido en buena parte a la resistencia a vacunarse de parte de la población.
Mientras tanto, las cifras de contagios alcanzan niveles alarmantes.
La incidencia semanal se situó ayer en los 362,2 contagios por 100.000 habitantes, según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI), lo que representa el nivel más alto desde el comienzo de la pandemia. La semana pasada la incidencia fue de 277,4 y el mes pasado de 80,4.
Un total de 248 personas murieron por causas relacionadas con la enfermedad, 20 más que hace una semana.
El presidente de la Comisión Permanente de Vacunación (STIKO), Thomas Mertens, admitió que la vacuna no será la herramienta para romper la cuarta ola, debido a que sus efectos tardan varias semanas en notarse.
"Sin embargo es muy importante seguir vacunando de cara al año próximo", añadió el profesional.
Desde el comienzo de la pandemia, se registraron 5.291.549 casos confirmados en Alemania y 99.301 personas fallecieron a causa del coronavirus.

PROTESTA EN VIENA
Decenas de miles de personas, muchas sin mascarilla y sin mantener la distancia de seguridad, protestaron ayer en Viena contra el confinamiento general que comenzará mañana en Austria y contra la vacunación obligatoria.
La manifestación fue convocada por el partido ultraderechista FPÖ, que estimó la participación en 100.000 personas, aunque su líder, Herbert Kickl, no asistió al estar en cuarentena tras dar positivo por coronavirus.
"Resistencia", "Corona-Fake", "Libertad" o "Abajo con la coronadictadura" eran algunos de los lemas de una multitud que confluyó desde distintos puntos de la ciudad en el casco histórico de Viena, cerca de la sede del Gobierno.
Los manifestantes marcharon por las calles portando banderas de Austria, mensajes negando la existencia de la enfermedad y contra la vacunación y, en general, calificando las restricciones contra el coronavirus de dictatoriales.
Aunque la protesta se desarrolló de forma pacífica, la policía informó de al menos cinco detenciones en incidentes aislados, como arrojar botellas y otros objetos a los agentes. También se reportaron denuncias por el uso de simbología nazi, que en Austria es un delito.
Entre los motivos de esas denuncias -según el diario Der Standard- se encontraba el empleo de estrellas de David con la palabra "no vacunado" por parte de algunos manifestantes.
La estrella amarilla era el símbolo que los nazis usaron para marcar a los judíos y su uso por parte de ciertos negacionistas de la pandemia supone comparar las medidas contra el Covid-19 con el Holocausto.
El Gobierno de conservadores y ecologistas que lidera Alexander Schallenberg anunció un confinamiento de 20 días a partir de mañana.
Ese paso se da cuando la tasa de contagios en Austria está entre las más altas del continente, con más de mil casos por 100.000 habitantes en siete días.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar