No es momento de festejos ni de marchas multitudinarias

Nacionales 17 de noviembre de 2021 Por Redacción
Nos esperan dos años difíciles. Es momento de ponerse a trabajar y darle soluciones concretas a los problemas.

Por Diego Santilli*

El domingo los argentinos nos volvimos a expresar y elegimos un cambio de rumbo. Fuimos 9 millones los que elegimos vivir en un país razonable, con sensatez y sentido común.
La elección de este domingo demostró que los argentinos no nos resignamos. Dijimos basta a un país con 6 de cada 10 chicos en la pobreza, con 2 millones de personas sin trabajo, con 40% de inflación comiéndose nuestro esfuerzo, con delincuentes libres y las familias destruidas por el flagelo de la inseguridad.
En las urnas votamos por una Argentina de la producción y del progreso. Elegimos la cultura de trabajo, esa que te asegura que si estudiás, si emprendés, si te esforzás, podés crecer, mejorar y llegar a donde te propongas. Nos decidimos por un país que premia al que trabaja, al que se arriesga y genera valor. Porque solo produciendo más y mejor vamos a empezar a salir de la pobreza, generar empleo y transformar la realidad de cada argentino.
Una elección histórica. En la Provincia de Buenos Aires y en todo el país JUNTOS hizo una elección histórica. Desde 1983 que ninguna fuerza política conseguía vencer al peronismo unido. En la provincia nos impusimos en 109 de 135 municipios.
Tuvimos una excelente elección en el conurbano bonaerense, en distritos como Morón, Ituzaingó, Tigre, Luján y Zárate. Y también tuvimos un gran apoyo en el interior productivo de la provincia, donde los productores están cansados de trabas y cepos, y reclaman una política de la producción en serio.
El apoyo también fue muy contundente en todo el país. El domingo más del 40% de los argentinos que se acercaron a votar confiaron en los valores que representamos en JUNTOS. Nos acompañaron en La Pampa, Córdoba, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, Jujuy, San Luis, Mendoza, Chubut, Santa Cruz. Y eso muestra que a lo largo y ancho de la Argentina hay una esperanza de cambio. La gente confió en un equipo que aprendió, se amplió e incorporó nuevas miradas, como la de Facundo Manes que se involucró para poner su esfuerzo y conocimiento al servicio de los argentinos.
Juntos, unidos y más fuertes que nunca. Nos esperan dos años difíciles. No es momento de festejos ni de marchas multitudinarias. Los argentinos estamos atravesando una situación extremadamente delicada. La gravedad de nuestros problemas requiere de un abordaje serio, planificado. No hay más lugar para la falta de respuestas, los parches, las marchas y contramarchas.
Es momento de ponerse a trabajar y darle soluciones concretas a los problemas.
En el Congreso vamos a representar y defender a los argentinos con sentido común y firmeza. Sabemos que los grandes cambios no se hacen de la noche a la mañana, pero ahora somos más para luchar para que se apruebe el Código Penal y terminar con la puerta giratoria. Ahora somos más para defender la educación y recuperar los 120 mil chicos que todavía no volvieron a la escuela. Y para que tengamos una ley de empleo joven y nuestros hijos tengan futuro en el país.
La Argentina que soñamos –confiable, previsible, productiva, abierta al mundo y sostenible a 40 años– está más cerca. Y nos necesita juntos, unidos y más fuertes que nunca.

(*) Diputado nacional electo en Buenos Aires por el frente Juntos por el Cambio. Nota especial para NA

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar