El oficialismo pierde el control del Senado

Nacionales 15 de noviembre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

BUENOS AIRES, 15 (NA). - Resistir la embestida del oficialismo en bastiones clave como la provincia de Buenos Aires y quitarle el control total del Senado a la vicepresidenta Cristina Kirchner emergen como los dos grandes logros de la oposición en estas elecciones legislativas.
Juntos por el Cambio edificó así un triunfo a nivel nacional que le permite acumular capital político a Horacio Rodríguez Larreta de cara a su objetivo de buscar la presidencia en el 2023.
Diego Santilli -la apuesta más firme de Larreta- supo resistir en la provincia de Buenos Aires la ofensiva total del Gobierno, que destinó enormes recursos para dar vuelta la derrota en las PASO, pero sólo le alcanzó para achicar la diferencia.
En la Ciudad, María Eugenia Vidal despachó a sus competidores y le sacó casi 22 puntos al Frente De Todos liderado por Leandro Santoro, por lo que se erige en otra de las figuras ganadoras del domingo.
En el distrito porteño, otro de los vencedores fue el economista ultraliberal Javier Milei, que con su Libertad Avanza logró dos diputados -sumó seis puntos más que en las PASO- y celebró en el Luna Park.
La victoria opositora en las principales provincias del país también fue resonante en Córdoba, donde Juntos por el Cambio, de la mano de Luis Juez, superó el millón de votos y obtuvo el 54% de los sufragios.
Como grandes derrotados en estos comicios aparecen el presidente Alberto Fernández -quien hizo un rápido llamado a la oposición para consensuar un plan económico- y su vicepresidenta, Cristina Kirchner, cuya lista quedó tercera en Santa Cruz, su provincia, y ya no tendrá tan fácil el manejo de la Cámara alta.
Los candidatos impuestos por el presidente, Victoria Tolosa Paz en provincia y Leandro Santoro en la Ciudad, no lograron remontar la derrota de las PASO a pesar de que todo el aparato gubernamental estuvo a su disposición.
El Gobierno cayó en la mayoría de los distritos y ahora se abrirá una fuerte disputa en el Congreso.
Otro flojo papel tuvo en esta elección el ex ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien quedó quinto y no pudo entrar a la Cámara de Diputados.
La izquierda, en cambio, logró colocar a dos representantes en la Cámara baja, gracias al cuarto lugar en territorio bonaerense.
Con sus triunfos en Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Corrientes, La Pampa y Chubut, la oposición de Juntos por el Cambio logró arrebatarle el quórum propio a la vicepresidenta en el Senado.
De esta forma, el bloque oficialista en la Cámara alta quedará en una situación inédita para el peronismo desde 1983.
Desde diciembre, el peronismo quedaría con 35 bancas, a dos de la mitad más uno, mientras que Juntos por el Cambio llegaría a 33, sumando propios y aliados.
Uno de los distritos claves para este avance opositor en el Senado fue La Pampa, donde la coalición opositora cosechó el 48,5% de los sufragios, mientras que el Frente de Todos sacó el 41,9%.
También sumó el triunfo en Chubut, donde se impuso Juntos por el Cambio con el 38,63%, mientras el Frente de Todos llegó al 27,3%.
En tanto, en Santa Fe Juntos por el Cambio se impuso con el 40% de los votos, contra el 32% que sacó el Frente de Todos.
Allí vencía el mandato de dos senadores del oficialismo nacional y uno de una legisladora que responde a Juntos por el Cambio, por lo que ahora se revierte el reparto de bancas.
En Córdoba, en tanto, el Frente de Todos se quedó sin representantes en el Senado, ya que Juntos por el Cambio logró un amplio triunfo y el segundo lugar fue para Hacemos por Córdoba, el espacio liderado por el gobernador Juan Schiaretti, distanciado del kirchnerismo.
El frente opositor, que ahora ganará terreno en Diputados y el Senado, reeditó las victorias en Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, las provincias de mayor importancia electoral.
Por su parte, el oficialismo no logró su objetivo de dar vuelta los resultados clave para lograr mantener la mayoría en la Cámara Alta y una posición privilegiada en Diputados, aunque sí pudo recortar la diferencia en Buenos Aires.
Sí, en cambio, pudo revertir las derrotas de las PASO en Chaco y Tierra del Fuego, aunque por las pocas bancas que pone en juego, no impactará en el reparto nacional.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar