Juntos por el Cambio ganó ampliamente la elección de concejales, pero perdió una banca

Locales 15 de noviembre de 2021 Por Redacción
La lista de JxC de Leonardo Viotti, Alejandra Sagardoy y Ceferino Mondino obtuvo 26.770 votos (48,35%), por lo que conquistó tres bancas del Concejo, aunque ponían en juego cuatro. En tanto que Martín Racca y Valeria Soltermam cosechó 13.910 sufragios (25,13%) por lo que ambos se incorporarán al Cuerpo legislativo el 10 de diciembre.

En Rafaela, la alianza de radicales y macristas se impuso holgadamente al oficialista Frente de Todos, que a pesar de la derrota ganó un lugar en el Concejo. De los cinco escaños que estaban en juego este domingo, cuatro pertenecen al principal espacio opositor y uno al Justicialismo, y con el resultado de la General ambas fuerzas se reparten todos los lugares, con tres que quedaron en manos de la lista de Leonardo Viotti y dos para el PJ encabezado por el médico y subsecretario de Salud del Municipio, Martín Racca. 
En tanto, los Frentes Progresista y Vida y Familia estuvieron lejos de hacerse con un escaño en la nueva constitución del Cuerpo legislativo. El espacio restante, “Rafaela mi Ciudad” no despegó demasiado de la base conseguida en las PASO de septiembre y quedó marginado de toda posibilidad.
Mucho se especuló con el comportamiento que tendría el electorado, pero muy pocos ponían en duda que finalmente se iba a ratificar plenamente la preferencia de los rafaelinos y el espacio “amarillo” se alzó con la victoria en todas las mesas de la ciudad. En función de ello la nómina encabezada por Leonardo Viotti ratificó su poderío en las urnas y acrecentó su caudal de sufragios con relación a los obtenidos en las PASO en más de 8.000, y terminó duplicando los del oficialismo, lo que le permite, tanto a él como a Alejandra Sagardoy ser reelectos y a Ceferino Mondino, el tercero en la lista, acceder al Concejo. De todas maneras, en el comité radical de calle Bolívar, donde se concentraron dirigentes y militancia a esperar los números de la elección convivían sensaciones encontradas. Al mismo tiempo había un sabor amargo por la banca perdida, pero también reinaba un espíritu de felicidad porque el apreciable caudal de votos obtenidos ponen al partido, y al Frente que integra, nuevamente en carrera por la Intendencia dentro de dos años.
Con el 100 por ciento de las mesas escrutadas, la lista de Viotti sumó 26.770 votos (48,35%) y la de Martín Racca obtuvo 13.910 sufragios (25,13%). En tanto, la candidata del Frente Progresista, Carla Boidi, alcanzó los 5.668 votos (10,24%), Delvis Bodoira de Vida y Familia logró 5.209 (9,41%) y Florencia Muriel, de Rafaela Mi Ciudad, cosechó 3.110 (5,62%). 
Una circunstancia similar a la actual se produjo en la anterior elección intermedia (2017) cuando Viotti consiguió unos impactantes 34.390 votos y parecía que el camino estaba despejado para quedarse con el Ejecutivo, pero en 2019, las controversias internas y el lastre de la gestión nacional bajaron su sustento electoral a poco menos de 18 mil votos, que lo privaron de sentarse en el sillón de Giménez.
El panorama es ahora distinto porque el joven dirigente radical tiene a todo su espacio político alineado, no deberán pagar los costos de otras administraciones, y podrá poner toda su energía en desalojar del poder local al Justicialismo en 2023, que ya no tendría a Luis Castellano como candidato. 
Por el lado del PJ, que consiguió la misma cantidad de votos que en la PASO (alrededor de 14.000), logró ingresar al Cuerpo legislativo a Martín Racca y Valeria Soltermam, ganando una banca a partir del próximo recambio, conquista que llevó tranquilidad a la sede del Justicialismo de boulevard Lehmann porque se alcanzó el objetivo de mínima y se evitó lo que hubiera sido un escenario parecido a una catástrofe si JxC mantenía las 4 bancas que tenía que revalidar, una preocupación que a más de un referente local y provincial le quitaba el sueño antes de este domingo. Incluso, por un momento del escrutinio, Viotti y su equipo acarició esas cuatro bancas por un puñado de votos, aunque a medida que avanzó el conteo se diluyó.
Igualmente, en el bunker justicialista había lugar para el optimismo al recordar también lo acontecido en la legislativa de 2017 cuando sus candidatos a concejales solo recibieron 11.129 sufragios (un tercio de los conseguido por Cambiemos), pero en 2019, el intendente Luis Castellano los remontó a 22.915 para lograr su tercer mandato al frente del Gobierno municipal. 
A bastante distancia de la pelea por una banca en la instancia legislativa local se ubicaron los Frentes Progresista y Federal Vida y Familia, con una similar cantidad de sufragios, que superó los 5.000. La baja perfomance del FPCyS dio por tierra con la aspiración de la pedepista Carla Boidi de convertirse en edil y reforzar el bloque unipersonal que representa el concejal Lisandro Mársico, con quien militó codo a codo su candidatura.
En una situación similar está Delvis Bodoira, enrolado con su partido, “Rafaela en Serio”, en el espacio que lidera Juan Argañaraz, pero en este caso la lectura de su performance tienen otra dimensión porque es su primera incursión electoral y por su capacidad puede ganarse en el futuro un espacio relevante en el arco político de la ciudad.
Finalmente, Florencia Muriel, de “Todo por mi Ciudad”, contaba con escasas posibilidades de llegar a una banca por el bajo piso de adhesiones logrados en la interna y apenas si superó los 3.000, pero su desempeño fue muy decoroso y abre las puertas a su incursión en política.  
En función de los resultados, la oposición mantendrá la supremacía numérica en el nuevo Concejo Municipal, que estará integrado por 5 ediles de Juntos: los radicales Leonardo Viotti, Alejandra Sagardoy, Germán Bottero y Miguel Destéfanis más Ceferino Mondino, del PRO; 4 del Frente de Todos: Brenda Vimo, Juan Senn, Martín Racca y Valeria Soltermam; y 1 del Frente Progresista, Lisandro Mársico.
El 10 de diciembre dejarán el Concejo el oficialista Jorge Muriel, a quienes algunos sitúan como posible "refuerzo" del gabinete municipal, y los macristas Marta Pascual y un diluido Lalo Bonino, quien no participó de la campaña de JxC e incluso sugirió respaldar a Florencia Muriel, sin impacto alguno. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar