"La energía nuclear es útil y eficaz contra el calentamiento global"

Internacionales 14 de noviembre de 2021 Por Redacción
Así lo afirmó Rafael Grossi, el argentino que está a cargo de la Dirección General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). En una charla con Télam, pidió debatir con "hechos y datos científicos" lo que considera como una "prédica sesgada" de las organizaciones y fuerzas políticas ambientalistas.
19-Rafael Grossi

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, afirmó en entrevista con Télam que "la energía nuclear es eficaz y útil contra la emergencia real y tangible del calentamiento global", y pidió debatir con "hechos y datos científicos" lo que considera como una "prédica sesgada" de las organizaciones y fuerzas políticas ambientalistas.
El diplomático argentino, que desde fines de 2019 está al frente de la agencia de la ONU que trabaja por un uso pacífico y seguro de la tecnología nuclear, defendió que se trata de una energía "prácticamente libre de misiones de gases de efecto invernadero" y "de una alta performance de seguridad".
Su discurso es rechazado por colectivos ecológicos y Grossi lo vivió en carne propia durante la COP26 en Reino Unido: en una entrevista pública realizada en el marco de la cumbre por la jefa de la Junta Editorial del Financial Times, Gillian Tett, parte del auditorio comenzó a reír cuando afirmó que no hubo ni un solo fallecido por radiación durante el accidente de la planta de Fukushima, Japón, en 2011.
"Murió mucha gente por el tsunami y por la evacuación. Fue un accidente terrible que no debió suceder y que ocurrió por falta de cumplimiento de las normas de seguridad", explicó el jefe del OIEA, pero se basó en un informe reciente del Comité Científico de las ONU para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas para asegurar que ninguno de esos decesos fue por radiación.
Escéptica durante la actividad en la cumbre, la periodista luego publicó un artículo donde ratifica el dato citado por Grossi y asegura: "Con la transformación de mis ideas preconcebidas sobre el impacto de la radiación en Fukushima, ahora estoy doblemente convencida de que es hora de tener un debate más amplio sobre la energía nuclear".
Justamente eso es lo que propone el diplomático en momentos donde el mundo busca alternativas a los combustibles fósiles,Alemania y Francia se enfrentan sobre si Europa debe declarar como "verde" a la energía atómica y una crisis por los precios del gas golpea a algunos países.
"En el ranking de las fuentes de energía, la nuclear y la hidráulica son aquellas que están prácticamente libres de emisiones de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono y por lo tanto no contribuyen al calentamiento global, además de las renovables por supuesto", indicó el exembajador de la Argentina en Austria.
"La energía nuclear representa entre el 10 y el 12% de la energía total producida en el mundo y un tercio entre las que son limpias", cuantificó.
Uno de los principales argumentos que tienen los detractores de su uso es la seguridad: "Existe la percepción de que en Chernobyl o en Fukushima murieron miles de personas, lo cual es erróneo. La performance de seguridad de la actividad es alta, pero las percepciones son a veces más fuertes que la realidad y existe esta especie de temor en torno a la energía nuclear", manifestó.
De la misma forma, indicó que existen repositorios geológicos de alta profundidad donde los residuos nucleares "están perfectamente controlados y supervisados" y añadió que "nunca hubo un accidente" con estos desechos radioactivos que generan los reactores.
Alemania, país que supo ser líder en la materia, apagará el año que viene las últimas centrales en funcionamiento y encabeza una cruzada junto a cuatro países (Austria, Dinamarca, Portugal y Luxemburgo) para que la Unión Europea (UE) no clasifique como "verde" la energía nuclear al afirmar que es "demasiado riesgosa y cara".
"Hay que matizar las cosas. Tenemos en ese grupo un país que usa la energía nuclear y cuatro que no", relativizó el jefe del OIEA y lo contrapuso con un panorama que resume la aceptación que hay en el continente: "La mitad de los países de la UE utilizan hoy energía nuclear y otros están sumando reactores como Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia. Reino Unido, mientras que Francia lanzó un programa muy fuerte de centrales nucleares".
"La UE comisionó al organismo científico más importante que tiene, el Joint Research Centre, un análisis de todas las fuentes de energía y la conclusión fue que no existe ningún argumento para decir que la energía nuclear sea más perjudicial que otras", apuntó.
Otra crítica de Berlín, compartida por los ambientalistas, apunta al precio elevado que supone poner en funcionamiento una central y sobre este punto Grossi también tiene una respuesta: "Se decía que era cara hasta que empezó la actual crisis de gas que elevó cerca de 700% el precio en pocos meses".
"La energía nuclear se volvió extremadamente competitiva en cuanto al precio del kilovatio hora. Los expertos económicos apuntan a que una central dura 60 años, entonces requiere un capital intensivo inicial y después tiene una amortización muy favorable", añadió el titular de la agencia con sede en Viena.
En ese sentido, explicó que las razones para terminar con su uso son más "de tipo político".
"El caso de Alemania es paradigmático porque fue líder. De hecho las centrales argentinas Atucha I y II son de origen alemán y como esas hay muchas más en el mundo. En octubre de 2010, el Gobierno había acordado la prolongación de la energía nuclear como una energía de transición, pero seis meses después sucede Fukushima y decide discontinuarla", recordó.
Más allá de esto, aclaró que "el vuelco a lo nuclear es un hecho" con la proyección de construcción de nuevas centrales en Francia, China y Egipto, entre otros países, que sumarán reactores a los cerca de 440 que operan actualmente en el mundo.
"Queremos iluminar el debate en un momento en el que la emergencia real y tangible es el calentamiento global y contra eso la energía nuclear es útil y eficaz", manifestó y añadió: "Hubo por muchos años una prédica muy sesgada contra lo nuclear y lo que tratamos de hacer es esclarecer".
"La Argentina es un país con una nobilísima tradición en la materia, con buenas centrales nucleares y con una tradición de exportación de reactores nucleares de investigación a través de la Comisión Nacional de Energía Atómica y del Invap. Es una discusión que los ojos argentinos tienen que mirar con interés", concluyó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar