"Elefantina Dasara", o el arte para renovar los espacios que queremos

Locales 13 de noviembre de 2021 Por Redacción
Una historia de superación hay detrás de Flavia Cejas, una emprendedora que asomó forzada por las circunstancias de perder el empleo. Se capacitó y a la vez descubrió que tenía habilidades para restaurar o fabricar muebles y otros objetos para distintos ambientes.
12-cejas
FOTO F.CEJAS PURA ACTITUD. Flavia Cejas, de la crisis por quedarse sin trabajo a reinventarse como emprendedora.

Por Silvia Ibarra

El 19 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Mujer Emprendedora en 144 países, entre ellos Argentina. El objetivo es valorizar el lugar de las mujeres y visibilizar el empoderamiento femenino. La iniciativa, titulada Women´s Entrepreneurship Day (WED), fue creada por la empresaria norteamericana Wendy Diamond.
En Argentina el movimiento se difunde a través de las redes sociales, mediante la cuenta @wedargentina. WED Argentina organizó para este viernes 19 de noviembre un evento online gratuito bajo la temática “Mujeres 4.0” para todo el país. Disertarán dos profesionales sobre los siguientes temas: “Mujeres y Tecnología” y “10 pasos para emprender en Redes Sociales”. Para mayor información los invito a ingresar a la página de Facebook o al Instagram de WED Argentina.
Hoy en día, muchas familias son dirigidas sólo por mujeres, que no solo se ocupan del cuidado de sus hijos sino también son las responsables de la economía del hogar. Un gran número de ellas ha optado por emprender con la finalidad de garantizar el sustento familiar. Para este tipo de mujeres hay una frase de Ayn Ran que me gusta mucho y dice así: “La pregunta no es quién va a dejarme, la pregunta es quién va a detenerme”.
Para la ocasión, me pareció propicio visibilizar un emprendimiento liderado por una mujer fuerte y determinada, que creyó y cree en ella, en sus capacidades y habilidades. Su nombre es Flavia Cejas tiene 3 hijos y hace diez años que lleva adelante su propio negocio: Elefantina Dasara, que ofrece respaldos de camas, baúles, puff, retapizado de sillas y sillones, biombos, restauración, muebles producidos con palets y otros tipos de madera, bases de sommier, almohadones y fundas.

- ¿Cuándo y cómo surge tu emprendimiento?
- Mi emprendimiento comenzó en el año 2010 cuando me quedé sin trabajo. Me había comprado mi primera moto y no tenía cómo pagarla, además tenía que cubrir las necesidades de mi hijo mayor que en ese entonces era chico. Como madre soltera no tenía ninguna ayuda y eso me llevó a pensar en un emprendimiento. Tenía maderas que juntaba de una carpintería cuando las tiraban y también iba a pinturerías o lugares que utilizaban pinturas y pedía los restos. Así empecé a pintar las maderas y a crear, hacía cuadros abstractos. No dudé en ningún momento de mí, creí en mí y pinté muchos. Me anoté en una feria que se hacía en la vecinal del barrio San Martín. Se armaban los tablones frente a la plaza y exhibí todo lo que había realizado.
- ¿Cómo te fue en la feria?
- Las ventas fueron un éxito, vendí todo. Gracias a la ganancia de ese día, me compré mi primera caladora y mi engrapadora manual.
- ¿Cuáles fueron tus próximos pasos?
- Con las maderas que juntaba quería crear unos puff cuadrados, al no saber nada sobre medidas, me anoté en un curso de metrología. Ese curso me ayudó para realizar los cálculos y los planos de lo que quería hacer. Poco a poco fui creciendo y mejorando mis productos, lo que me llevó a tomar la decisión de alquilar un garage para trabajar más cómoda, en mi casa ya no tenía espacio. En ese nuevo lugar estuve ocho meses y de allí pasé a otro más grande, alquilé un local más amplio con depósito, fue un éxito. Empecé a retapizar sillones y sillas. Me compré un compresor, una engrampadora neumática, una lijadora y un taladro, así podía realizar con mayor rapidez mis trabajos. Luego dicté talleres de reciclados para niños y adultos para tener una entrada más grande. Hoy vivo en una casa grande que me permite tener mi espacio para trabajar cómoda y poder estar con mis hijos.
- ¿Qué significa el nombre de tu emprendimiento?
- En una época, de manera recurrente soñaba con elefantes. En el sueño me los llevaba a mi casa y los ponía en el patio. Soñé con elefantes por un mes completo. A los sueños siempre les busco el significado, pues a través de ellos el inconsciente nos habla y envía información. El significado de los elefantes era: “pasos agigantados en materia laboral si realmente hacía lo que yo amaba”. Fue así que empecé a hacer lo que quería, lo que me gustaba. Busqué la historia de los elefantes de la India y en ello encontré una celebración hindú en la que se festeja la victoria del bien sobre el mal. Asara era la diosa hindú que venció el mal. Por todo ello nombré a mi emprendimiento Elefantina Dasara.
- ¿Cómo emprendedora que le enseñas a tus hijos?
- Mis hijos aprendieron que con esfuerzo todo se puede lograr y que nunca hay que dejar de soñar, cueste lo que cueste. Ellos fueron testigos de mis procesos y de todo lo que logré en estos años. Ellos muchas veces me ayudan, se criaron viéndome trabajar.
- ¿Realizás trabajos por pedido? ¿Cómo cuáles?
- Sí, también trabajo por pedido, asimismo hago y ofrezco diseños novedosos y exclusivos para los clientes. Los productos más buscados son los respaldos de sommier, bases, puff, biombos, bancos de manicuría. Utilizo muchos materiales reciclados como ruedas, carteles y maderas. Vendo todo a través de las redes sociales, principalmente Facebook.
- ¿Qué es emprender para vos?
- Emprender para mí es darme una nueva oportunidad para mostrar mi capacidad y mi arte que brinda a mis clientes espacios renovados. Emprender me permite mostrar quién soy y mi don.

CONTACTO
ELEFANTINA DASARA
Facebook: Elefantina Dasara
Instagram: @elefantinadasara

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar