Expectativas pesimistas

Editorial 12 de noviembre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
¿Cuál es el panorama económico, político y social que nuestra Argentina caótica enfrentará en 2022? ¿Cuáles son las posibles consecuencias de las decisiones que tomemos hoy durante el próximo año y el siguiente y el siguiente? Es aquí donde entran en juego las expectativas, es decir, las previsiones que los distintos agentes realizan sobre el desempeño que tendrán las variables económicas para prever el rumbo que tomará nuestra economía y el impacto directo en nuestras condiciones de vida.
Como dice un documento académico de la Universidad San Sebastián de Chile, el comportamiento y decisiones que tomen ya sea los gobiernos, consumidores e inversiones, motores de nuestra economía, estarán fuertemente condicionados a sus expectativas en cuanto al futuro. ¿Cómo? Las decisiones de consumo de los hogares estarán en directa relación a la posibilidad de perder o conservar empleo o bien de tener una disminución o aumento en el poder adquisitivo. De acuerdo con ello, decidirán si ahorrar o consumir en el presente. Esta decisión, si bien es tomada en forma individual, tendrá repercusión directa en el dinamismo que tome la economía y en la efectividad de las políticas públicas. Por otro lado, a nivel de los inversionistas, también las expectativas del funcionamiento del mercado son claves a la hora de decidir si invertir o no. En una Argentina sin reglas de juego claras, con alta imprevisibilidad, turbulencias y crisis económica recurrente es difícil que lleguen inversiones masivas. 
En términos de las instituciones financieras, estas se ven muy influenciadas por las expectativas del entorno para otorgar préstamos, lo cual impacta fuertemente a la inversión. En el caso de un empresario, las expectativas de crecimiento y consumo de la economía le serán útiles para decidir si, por ejemplo, aumenta su capacidad instalada y toma más personal. Por tanto, se puede concluir que todas las decisiones de nuestra economía constituyen el reflejo de las expectativas que se tengan y, por tanto, repercuten directamente en su funcionamiento y en nuestras condiciones de vida.
En este marco, la inflación y la economía se encuentran dentro de las principales preocupaciones del campo argentino, mientras que las restricciones en la importación de ciertos productos también constituye uno de los factores que sigue de cerca el sector, según un informe privado realizado por AmplificAGRO.
Entre los que consideran que la inflación rondará la franja del 50 al 60% se concentra la mayoría de los encuestados con el 40,3%, seguidos por quienes consideran que estará por encima del 60%, con un el 34,9 % de las menciones, sostiene el reporte. En un contexto en el que las restricciones en la importación de ciertos productos repercuten en la disponibilidad de insumos, se consultó también cuánto afecta al agro esta falta en su producción. El 63,7% dice verse algo o muy afectado, mientras que un 34,8% manifiesta bajos niveles de afectación, indicó.
Consultados por el impacto que pueda tener el resultado en las políticas del Gobierno, el 64,6% cree que habrá cambios negativos en la orientación, mientras solamente el 4,6% cree que habrá cambios positivos. El sector también observa como una amenaza la presión impositiva que puede impactar en el campo. Al respecto, casi el 73% cree que la presión impositiva aumentará luego de las elecciones.
En tanto, consultados sobre la evaluación que hace el sector de las primeras semanas del ministro Julián Domínguez, un 65,7% de los encuestados evaluaron su desempeño como malo o muy malo, mientras que el 24,6% los consideró regular y solo el 5,1% de los encuestados lo calificó de bueno o muy bueno.
Mientras tanto, analistas del mercado y consultoras elevaron al 50,3% la inflación anual y aumentaron al 8,3% el crecimiento económico, según el relevamiento de expectativas realizado por el Banco Central.
Ante semejante cuadro de crisis general que exhibe la Argentina en el presente y las expectativas pesimistas, el laberinto no parece tener salida. 



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar