“Desgraciadamente se están registrando varios hechos en la zona rural”

SUPLEMENTO RURAL 11 de noviembre de 2021 Por Redacción
La presidenta de CARSFE, Sara Gardiol, analizó el flagelo que causa honda preocupación en la región. Mientras los gobiernos muestran buenas intenciones, el distrito Rafaela volvió a ser testigo de un caso de inseguridad.
CARSFE

Los delitos rurales no cesan en la cuenca lechera rafaelina. Al igual que en otras regiones de la provincia, los Departamentos Castellanos y Las Colonias se han convertido en zonas candentes, a partir de la reiteración de hechos (algunos de ellos con violencia inusitada). Por eso, en tiempos electorales, los gobiernos muestran sus mejores intenciones a los fines de morigerar el impacto del flagelo y firman, como ocurrió esta semana, convenios para un trabajo mancomunado entre el sector público y privado que permita prevenir o resolver los casos.
Pero para conocer “la foto” actual, La Opinión consultó a la presidenta de CARSFE, Sara Gardiol. La entidad se puso al hombro varias gestiones desde hace años, cuando gran parte del territorio se vio amenazado por la inseguridad rural. Al referirse al acuerdo entre el Poder Ejecutivo y Judicial de la provincia, destacó que “es muy importante” para poner de forma clara y precisa “las responsabilidades de cada uno de los sectores.
Luego de aclarar que la institución que preside brindó apoyo técnico para exponer las necesidades del sector rural, analizó el escenario que afrontan los productores: “desgraciadamente se están produciendo varios hechos y, dependiendo la región, de mayor o menor intensidad. Cuando hablamos de zonas rurales, también incluimos a la flora y la fauna que están afectadas por delitos mucho más gravosos como por ejemplo atentar contra alguna especie determinada o comercializar algo que no corresponde”.
La reflexión de Gardiol pone sobre la mesa el estado de indefensión que presentan los productores, teniendo en cuenta la gran extensión territorial que debe cubrir la Guardia Rural “Los Pumas” con los escasos recursos económicos y humanos que disponen, más allá de la entrega de unidades y la incorporación de agentes que en el último tiempo dispuso el Gobierno provincial para la fuerza.
De hecho, se conocieron varios casos de abigeatos en esta cuenca que generan preocupaciones de todo tipo. Por un lado, están las económicas, teniendo en cuenta en enorme perjuicio que causa un hecho de esas características, pero el impacto emocional que provoca en la víctima o damnificado es el que más perdura. Quienes han pasado por una experiencia traumática saben perfectamente que el temor se apodera de la persona porque nadie sabe con certeza qué puede pasar la próxima vez que los delincuentes aparezcan.

OTRO CASO MÁS EN RAFAELA
Hace unos días, un productor que tiene su campo en el sector este de la ciudad, en la zona del periurbano, volvió a sufrir un caso de inseguridad. En esta oportunidad, confirmó a este medio que desconocidos ingresaron a la propiedad y se llevaron dos terneros, un macho (de 15 días) y una hembra (de apenas hace una semana).
Según relató, el hecho se consumó en horas de la noche, cerca de las 21.30, en momentos que caía una copiosa lluvia sobre la ciudad. No es la primera vez que sufre un hecho de estas características, pero esta vez una vez que realizó la recorrida por el lugar, el productor no encontró partes o vísceras del animal. “Se los llevaron vivo, pero fue un robo muy improvisado, eran animales de 50 kg y con ese tamaño no pueden aprovechar nada”, confesó indignado.
Por último, el damnificado reconoció que le había anticipado a efectivos de la Guardia Rural Los Pumas (cuyo destacamento está en Bella Italia) que iba a ser víctima de malvivientes. “En agosto, para robarle a mi vecino, entraron por mi campo y vos ya sabes que en algún momento te va a tocar”, se lamentó y, al mismo tiempo, admitió que “es muy difícil” la tarea de la fuerza de seguridad que sólo cuenta con un móvil para realizar patrullajes preventivos en la zona rural.

CONVENIO PARA UNIFICAR PROCESOS Y CRITERIOS
El gobierno provincial y el Ministerio Público de la Acusación firmaron un convenio marco para el Abordaje Integral de la Criminalidad Rural, que permitirá unificar procesos de investigación e información, entre otras acciones.
Al respecto, el ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, sostuvo que “el delito rural está atravesado por un montón de normas nacionales y provinciales, por eso es muy importante que tanto la Policía como los fiscales tengan un protocolo en base a información detallada que surge de cruzar datos de todas las entidades, y así poder darle mayor respuesta al productor rural frente al delito”.
Por su parte, el fiscal General del Ministerio Público de la Acusación, Jorge Baclini, destacó: “en el análisis inicial hicimos una evaluación con toda la problemática delictual tendiente a consolidar un mapa del delito, que es uno de los objetivos dentro del convenio”. Y agregó: “el mapa del delito nos va a permitir distinguir las distintas situaciones que se presentan en este tipo de delincuencia, que es una delincuencia que requiere un análisis particularizado, y sobre esa base, la definición que se va a tomar es también la aprobación de una guía de investigación para cada problemática”.
Finalmente, el coordinador de la Comisión de Seguridad Rural de Carsfe, Gerardo Vicentini, describió: “esto es una herramienta de análisis criminal que implica un cambio de paradigma muy importante porque toda la instrucción y el enfoque que se ha dado a este trabajo, con la estandarización de la denuncia policial, apunta a que haya un cambio de enfoque en el objeto del delito, que está encuadrado en un concepto de cadena de valor e impacto económico, y de delitos complejos”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar