SanCor: la última palabra la tendrán los productores

SUPLEMENTO RURAL 11 de noviembre de 2021 Por Redacción
Esta semana trascendió que la iniciativa público privada para “rescatar” nuevamente a la cooperativa láctea de su crisis, ya ha dado un primer paso con la presentación de una propuesta en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo. Sin embargo desde la empresa enfatizan que “nadie más que los productores socios decidirán los destinos de SanCor”.
SanCor
SanCor

La novela de la crisis de esta emblemática cooperativa láctea sumó un nuevo capítulo esta semana, cuando en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo que comanda Matías Kulfas, se produjo la primera reunión formal entre los directivos de SanCor, el gremio ATILRA y el grupo empresario que desea tomar el management de la industria.
Allí se dio el primer paso para que la propuesta de revertir la suerte de la firma adquiera visos formales de que la cosa va en serio. Si bien por el momento no trascendieron detalles concretos de la proposición de los empresarios, se fueron filtrando datos a través del comunicado que emitió el sindicato de trabajadores que están decididos a apoyar y formar parte del nuevo negocio.
Se supo que el gobierno se mostró dispuesto a otorgar y poner a disposición “todas las herramientas de financiamiento que tenga a su alcance” para lograr una reactivación sustentable, remarcó Kulfas. “Vamos a apoyar ese plan de negocios ambicioso para recuperar el liderazgo que tuvo esta cooperativa”, sentenció el Ministro de Producción.
De esta primera reunión, en la que se firmó un Memorandum de Compromiso, participó el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, desde donde saldrán los primeros fondos para el eventual financiamiento de la reactivación, que no es otra cosa que recursos frescos para salir a comprar más materia prima e insumos de producción que permitan el incremento del volumen de leche que necesita SanCor para ganar en competitividad y eficiencia.

DECIDEN LOS PRODUCTORES
La idea aparentemente es crear un patrimonio de afectación, el cual sería administrado por personas físicas y jurídicas designadas por el grupo empresario que lideran hasta el momento José Urtubey, Marcelo Figueiras y Jorge Estevez. Creado el fideicomiso, cuya finalidad será facilitar el desarrollo de la actividad industrial y comercial, el objetivo central será generar un negocio empresarial sustentable que atienda las obligaciones laborales contraídas con el personal, para lo cual ATILRA se aseguró de que en dicho documento figure la intención de no despedir a los 1.450 trabajadores afiliados al gremio (de los 1.700 en total que hoy están en relación de dependencia con la cooperativa).
Como se sabe, desde SanCor no trascienden declaraciones formales sobre este tema, pero lo que este medio pudo saber es que no están muy convencidos en la cooperativa del rol que pretende asumir el gremio en esta propuesta. Una fuente muy cerca al Consejo Directivo de la empresa, contó que “el comunicado del gremio es una expresión de deseo, que no significa que todo lo que allí se dice vaya a suceder de esa manera. Se refieren puntualmente a la moción del gremio de controlar los fondos que ingresen en esta nueva etapa y a que su secretario general sea parte del fideicomiso de management, porque eso no es una decisión del gremio sino de la empresa SanCor.
Esta misma fuente incluso minimizó lo acontecido esta semana: “lo que sucedió en esta reunión sólo fue un primer intercambio de opiniones, tras lo cual, SanCor analizará la factibilidad y conveniencia técnica de la propuesta y si fuera considerada oportuna, a su debido tiempo, la presentaría a consideración de la Asamblea de Asociados, quienes tienen la potestad de aprobar, rechazar o sugerir ajustes". Y agregó: “No hay un acuerdo aún, sino la formalización de la propuesta por parte del grupo empresario. La Cooperativa se tomará su tiempo para analizar, pero algo tiene que quedar claro, nadie más que los productores socios decidirán los destinos de SanCor”.

EL OBJETIVO
El desafío es que la empresa, otrora líder del mercado lácteo nacional y regional, vuelva a ser competitiva y rentable, aunque analizando los antecedentes de episodios similares en la historia de SanCor, no hay mucho entusiasmo en el ambiente.
La estructura de funcionamiento de la industria (cantidad de personal, actualización tecnológica, volumen de negocio, confianza de los proveedores, etc) delinea un perfil altamente ineficiente y precario, por lo que conseguir medio millón de litros extra (para sumar a los 550.000 que procesa actualmente) no será tarea sencilla, aún con la promesa de la ayuda estatal, considerando además, que el actual Gobierno no goza de un nivel credibilidad que promueva la solvencia de un nuevo comienzo para la firma.
Por lo pronto, lo que dicen desde Sunchales es que lo que más rápido necesitan es que Cancillería les ayude a cobrar la deuda de Venezuela, por 18 millones de dólares, que quedó pendiente de los tiempos del otro “rescate” que habían planteado en su momento Hugo Chávez y Néstor Kirchner.
Una vez que se destrabe eso, la cooperativa confía en que una inyección de capital de otros US$ 10 millones vía crédito sería suficiente para reflotar la compañía, sin necesidad de ceder ningún gerenciamiento o activo de la cooperativa.
Pase lo que pase, nada será inmediato, porque el estatuto cooperativo plantea que este tipo de propuestas deben ser aprobadas en asambleas extraordinarias con la aceptación de todos los socios.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar