“Hacia fin de año siempre los precios suben”

SUPLEMENTO RURAL 21 de octubre de 2021 Por Redacción
El experto de la cadena cárnica anticipó la compleja situación que deberá enfrentar el engordador y la enorme incertidumbre que genera el escenario político y las medidas artificiales para controlar la economía. Algo es seguro: “99% probable que los precios suban”.
INVERNADA. El 65% de la faena total de Argentina con destino a consumo interno, proviene de feedlot.
INVERNADA. El 65% de la faena total de Argentina con destino a consumo interno, proviene de feedlot.
“Este es un sector que tiene períodos productivos largos, de tres a cinco años, en un país cortoplacista que ni siquiera sabe qué pasará dentro de 15 días o luego del 14 de noviembre; esa incertidumbre no es lo mismo que el riesgo, que es algo que el productor argentino sabe enfrentar, a partir del clima y el mercado, sin embargo no está acostumbrado a que le cambien las reglas económicas y políticas a cada rato”, sostuvo el director del Mercado Ganadero ROSGAN, Raúl Milano.
“Pasar de 3 millones de toneladas de carne a 5 millones, no es sencillo porque se necesita un plan que mejore la producción de pasturas, la preñez, lo sanitario y una desgravación impositiva para incentivar al empresario a crecer, obviamente con apoyo crediticio”, propuso el analista ganadero en declaraciones a ADN Rural.
Lejos de estar de acuerdo con los controles que el Gobierno está imponiendo en todas las cadenas de valor del agro, Milano anticipó algo que suele suceder en esta época del año en torno al valor de la hacienda y su consecuente impacto en la góndola: los aumentos de precios.
“Siempre hacia fin de año hay un corrimiento de precios hacia arriba, por distintas razones –indicó el ejecutivo de ROSGAN. Llegando esta época comienzan los pagos del medio aguinaldo, los festejos de fin de año, donde la gente siempre gasta un peso de más, y además en este contexto donde el Gobierno imprime billetes a lo loco para volcarlos a la calle; pero el problema es que esa demanda no se condice con la oferta”. Según Milano, “para entender esto hay que remontarse 15 años atrás cuando la soja fue expulsando a los sistemas tradicionales de engorde dando lugar a la aparición de los feedlot, que hoy representan el 65% de la faena total de Argentina con destino a consumo interno”. En este sentido, “el feedlot está comprando muy limitado y su nivel actual de encierre apenas supera el 60% de su capacidad, evidenciando que a 90 días va a haber menos animales en el mercado; por lo tanto hay poca oferta y esto preanuncia un aumento de precios en la carne”, afirmó Milano. Conclusión: “hacia fin de año siempre los precios suben”.

EL COMPORTAMIENTO DE LA INVERNADA
El otro indicio del mercado que anticipa esta eventual suba de precios en la carne es lo que está sucediendo en el mercado de invernada, el eslabón del que se nutren el feedlot y el engordador. “Hoy los precios que se están pagando sorprenden, y son sin dudas una apuesta de riesgo para los feedloteros, al que no le cierra el negocio porque compra un ternero a $260 y lo vende luego a $200, no hay manera de recuperar esa brecha en 90/120 días, lo cual hoy les reporta una pérdida entre 5.000 y 7.000 pesos por animal. Por eso se fueron achicando los feedlot y aquellos que tenían 5.000 animales hoy tienen 3.500, es decir, se descapitalizaron”, describió Milano.
Continuando con el análisis, desde ROSGAN informan que “ante una zafra limitada como la lograda este año era esperable que la demanda comenzara a presionar sobre el valor de la invernada a medida que nos alejamos del periodo de mayor oferta estacional”. Pero sin dudas esta escasez de oferta no es factor suficiente para explicar plenamente la fuerte suba de valores que están experimentando los terneros, en especial en el último mes.

EL IMPACTO DEL DESACOPLE
En lo que va de octubre, la referencia para el ternero de 180 a 200 kg promedia los $265 el kilo. Comparado con los valores promedio registrados durante las primeras dos semanas de septiembre ($241 el kilo) se evidencia una suba de 10 puntos en el último mes. La última corrección de esta magnitud la registró en febrero -previo al inicio de zafra- y a partir de allí, los valores han estado ajustando a razón de un 1% a 2% mensual.
Similar comportamiento ha estado mostrando el precio del gordo desde entonces, aunque en octubre su trayectoria ya se ha desacoplado completamente ante la imposibilidad de acompañar dicha suba.
De todos modos, se observa estabilidad en el precio de la carne en el mostrador, por el momento. El último informe del IPCVA marcaba un retroceso incluso del 0,2% del precio de la carne vacuna a inicios de mes, comparado con el relevamiento de septiembre. “Por lo anunciado desde la Secretaría de Comercio, los precios de los alimentos se intentarán mantener estabilizados hasta fin de año, algo que indefectiblemente pondrá techo al precio de la carne y, por ende, a la recuperación del gordo”. La realidad es que para dar vuelta este desbalance, el precio del gordo debería subir entre un 15% y un 20% manteniendo estables el resto de los costos”. Sin embargo, según el experto consultado, “al menos hasta mediados de noviembre, los valores se mantendrían producto de las elecciones, ya que cualquier desvío en este sentido, podría disparar nuevas intervenciones del Gobierno”. Lo que pase después del 14 de noviembre, es otra historia.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar