El plan de Alberto Fernández para mejorar su imagen

Nacionales 15 de octubre de 2021 Por Redacción
El presidente se dio cuenta que puede tener futuro si va en contra de todo lo que se está diciendo y pensando en varias usinas del Instituto Patria. Un peronismo sin kirchnerismo vuelve a sonar como solución a los problemas con ratificaciones económicas y políticas.
Alberto hoy
FOTO. ARCHIVO

Todos los días aparecen nuevas reacciones del presidente Alberto Fernández y que sorprende a sus allegados y colaboradores más estrechos. A sus viejos amigos les dijo que ya estaba harto y cansado, no de la función, sino de todo lo que rodeó su relación con Cristina Fernández de Kirchner y buena parte de sus socios del Frente de Todos.

Ahora el jefe de Estado empieza a pensar en algo que le dijeron sus colaboradores y que provocó las 72 horas más tensas desde lo institucional y político en lo que va de su mandato, cuando se reunió a solas con los ministros que le reportan directamente y analizaba qué hacer ante las renuncias y aprietes que le aparecían como hongos a través de los medios. 

"Era la oportunidad. Tenía que aceptar algunas renuncias y otras dejar pasar los días. Pero no. La carta de la señora lo hizo retroceder. No sé si ahora hay una nueva oportunidad", le dijo a MDZ una de las personas que más conoce el poder y el humor presidencial. 

Ahora, esa corriente no expuesta, que algunos denominan el nonato albertismo, empieza a recibir consejos desde otros lugares del país, no sólo del Gran Buenos Aires y la Capital Federal. "Es con peronismo liso y llano que se sale de esto. Si Cristina acompaña, mejor, pero no es con las recetas que ella está proponiendo desde un principio", confesó un reconocido dirigente sindical que analizaba la conveniencia de la convocatoria del 17 de octubre justo un domingo.

En esta línea podrían asentarse dos de sus últimas decisiones. La primera es la foto que tiene con Luis Barrionuevo, el histórico dirigente gastronómico, uno de los enemigos expresos de la vicepresidenta tras la histórica revuelta y quema de urnas en Catamarca, y otros episodios que la tuvieron como destinataria de sus dardos más envenenados. 

También la convocatoria a un acto con el sello del PJ para el 17 de octubre, a las 16 horas. "Volveremos a vivir una situación similar al de la semana posterior a la derrota de las PASO. Esperemos ganar, pero si no pasa, no sólo puede haber debate", remarcó otra de las fuentes mejor informadas del Frente de Todos. 

Hasta parecen coincidir dos personas que no se respetan entre sí como Fernández y el aún ministro Sergio Berni. El ministro no fue sutil al referirse a las razones de la derrota, en las que acusó no solo al presidente por sus desconciertos sino de la soberbia de Máximo Kirchner.  

"El kirchnerismo ha demostrado que cuando está frente al abismo frena, pero dos minutos después vuelve a acelerar. Y eso nos hará desbarrancar de nuevo. Así que ahora tenemos que hacer lo que no nos animamos hace un mes" le dijo a MDZ uno de los más fervientes impulsores de la emancipación anti K. 

Desde el otro sector, fríos, no creen en esta alternativa. "No es Cristina, sino él. Él estuvo en la clandestina de Olivos, él dijo e hizo un montón de cosas que, esté o no la vice detrás, las habría hecho igual", agregan. 

Uno de los trabajos sociales realizados en medio de la crisis de septiembre, uno de esos trabajos marcaba que el presidente sería apoyado por el 43% de la población si aceptaba las renuncias kirchneristas. Hoy esa misma consultora sostiene que es factible que el oficialismo apenas ronde el 30% en la provincia de Buenos Aires.  (MDZOL.COM)

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar