Scaloni, ese inesperado salvador

Deportes 14 de octubre de 2021 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
Scaloni

No debería sorprender la andanada de elogios a la gestión del joven entrenador nacido en Pujato hace 43 años; es interminable la lista de similares fenómenos en una comunidad, donde el exitismo, es parte de la cultura criolla.
Este ciclo que comanda Lionel Scaloni desde que Claudio Tapia lo ungió, en principio, para un interinato de media docena de partidos, después del aturdido proceso liderado por Jorge Sampaoli y que ahora a ojos vistas surge como el mejor acierto desde que está a cargo de la AFA, sigue recogiendo en los últimos tiempos aprobaciones masivas y en algunos casos, elogios fundados en valores que habíamos extraviado, vaya a saber uno donde y cuando, pero que como las musas de Serrat, seguramente andaban de vacaciones.
Sergio Hernández, el ahora ex entrenador de la Selección de Básquet y artífice de la Generación Dorada, señaló esta semana que “lo que está consiguiendo Scaloni es cultura. La idea de sentarnos a ver un partido, sabiendo qué vamos a ver, eso es éxito para mí, más que ganarlo”, o el propio Cholo Simeone que tampoco esquivó el tema en la última conferencia de prensa en Atlético de Madrid "Me gusta que es ordenada, que sabe lo que quiere. Sabe los momentos que tiene que atacar, respeta mucho la pelota porque tiene jugadores que juegan bien y eso, a mi criterio, lo hace ser un equipo".
Todas opiniones calificadas, de técnicos que priorizan el juego colectivo y en el caso del básquet, con énfasis en los roles de los integrantes del equipo técnico, todo un apotegma en la gestión actual, donde el jefe de grupo está acompañado por un staff que, por perfiles e historia con la causa nacional, presenta un hilo conductor sobresaliente.
Es evidente que todas las buenas devoluciones que sigue coleccionando nuestro comprovinciano, también se apoyan en los óptimos resultados, que esta nueva versión albiceleste, está eslabonando desde hace un par de años, cómo negarlo, si el propio Scaloni al sentirse halagado por la opinión de sus colegas, admite que sin el soporte de esta racha que lleva, 24 partidos sin besar la lona, todo sería mucha más cuestionable y débil.
En consecuencia y sin apartarnos de la influencia de semejante invicto, con la obtención de la última Copa América ganada nada menos que a Brasil en el Maracaná, incluida en ese paquete, las virtudes del módulo que aplica este cuerpo técnico, se asocian en una relación casi ideal.
Esta noche volveremos a Núñez para seguir observando este fenómeno que tiene a los aficionados, como partícipes necesarios, casi cómplices de un renacimiento impensado, de un nuevo milagro criollo, de otro salvavidas que el destino le arroja al crujiente fútbol argentino, ese inesperado salvador llamado Scaloni.

AH, PERO MESSSI….
Ya analizamos la gravitación que desde afuera ha llegado para quedarse, pero en este juego, la última palabra la sigue teniendo el jugador y por lo tanto la recuperación de ese protagonismo perdido y el presente brillante que arroja sobre la mesa de análisis el equipo albiceleste, tiene cimientos firmes en la sapiencia y desparpajo de su capitán.
Quienes hemos visto a Lionel Messi desde el comienzo, en los más exigentes desafíos con la Selección Mayor, podemos marcar con poco margen de error, que nunca como en esta etapa de su carrera, fluye su genio y motiva con un espíritu amateur del que da cuenta el resto de un plantel renovado casi, a su talla.
Y ese es el otro fenómeno que no esperábamos, cuando todo indicaba que asistíamos al ocaso de este super héroe, cuya huella viene desde el 2006 materializándose en 155 partidos y 80 goles, le volvió el alma al cuerpo y ha vuelto a ser bandera e himno abriendo una nueva historia que todos celebramos y disfrutamos.
Messi le ha devuelto al hincha argentino, la motivación de comprar un ticket o de ponerse frente al tele, en una actitud casi patriótica, cada vez que llaman a jugar y esta épica, también es la síntesis de un nuevo poderío deportivo y emocional.

DI MARIA Y ACUÑA, LISTOS PARA VOLVER
En la previa del partido del último domingo ante Uruguay, el entrenador sorprendió con la inclusión de Nico Tagliafico y Nico González; las sobrecargas en el Flaco Di María y en el Huevo Acuña, obligaron a Scaloni a relevarlos a pesar de lo que estos jugadores significan en el actual modelo.
Es coherente con lo que pregona, ya que en los casi 80 jugadores que, hasta aquí, han sido citados, encontró muchas soluciones a los antiguos dolores que provocaban planteles cortos y convocatorias basadas solo en la historia de muchos futbolistas.
Para el partido de esta noche en el Monumental ante Perú, se avizoran esos retornos, con lo cual, el esquema no se resentiría desde lo táctico y prolongaría la idea de apoyarse, al menos en la base titular, con los valores más experimentados.
Las Eliminatorias ingresan en una etapa de definiciones y una victoria ante el combinado que dirige el Tigre Gareca, llevaría la cuenta a 25 puntos con 7 partidos por jugarse, si se tiene en cuenta el pendiente ante Brasil, una marca que de manera prematura, no alcanzaba desde los tiempos de Alejandro Sabella pero que de momento, le da el confort y el respaldo para continuar el proceso de crecimiento futbolístico y de seducción con la gente, que como nunca antes, siente una identificación que comienza a cicatrizar las heridas.

Posibles formaciones y datos del partido: 
ARGENTINA:
Emiliano Martínez; Gonzalo Montiel o Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi y Marcos Acuña; Ángel Di María, Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso; Lionel Messi y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni.

PERÚ: Pedro Gallese; Jhilmar Lora, Christian Ramos, Alexander Callens y Miguel Trauco; Pedro Aquino y Yoshimar Yotún; Sergio Peña, Christian Cueva, Gabriel Costa; y Gianluca Lapadula. DT: Ricardo Gareca.

Estadio: Monumental
Árbitro: Wilton Sampaio (Brasil)
Hora: 20.30
TV: TV Pública y TyC Sports.

Te puede interesar