Sobre la reforma laboral

Editorial 12 de octubre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
Mientras el Gobierno mantiene a decretazo limpio la imposición para pagar por duplicado las indemnizaciones por despido como forma de desalentar a empresas a reducir su personal en tiempos difíciles, el debate por una reforma laboral que nunca llega se renovó a partir de las declaraciones del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quien propuso modificar el actual sistema de compensaciones.
Al tratarse de un tema sensible, que puede ser considerado tabú para políticos en tiempos de campaña, sorprendió que un dirigente con proyección y posible presidenciable instale la discusión y genere la reacción armónica de todo el movimiento obrero y del peronismo-kirchnerismo. 
Larreta no se quedó sólo al momento de forzar la discusión en torno a las indemnizaciones. La influyente líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió consideró, al visitar Villa La Angostura para reunirse con comerciantes y vecinos, que es necesario terminar con la indemnización porque funde a las Pymes. 
Mientras tanto, en el Congreso ya se presentó un proyecto, que en este caso estuvo a cargo del diputado por Tierra del Fuego, Héctor Stefani. La propuesta se basa en reemplazar el actual sistema de pago de indemnizaciones establecido en la Ley de Contrato de Trabajo por un nuevo Seguro de Garantía de Indemnización (SGI) que permita beneficiar tanto al trabajador cuando eventualmente pierda su empleo y a las empresas teniendo en cuenta que disminuirá sus costos laborales. Este SGI estaría compuesto por un fondo de desempleo el cual se constituya en los costos y aportes que las empresas realizan a día de hoy en la nómina salarial, mientras que su administración sería realizada por el Estado Nación junto con la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), la Superintendencia de Seguros y el Banco Central de la República Argentina.
El proyecto de Stefani, que fue girado a las comisiones de Trabajo, de Previsión y de Presupuesto, busca implementar un seguro por el cual un trabajador despedido de una empresa dejaría de cobrar la indemnización completa y, a cambio, percibiría esa indemnización de manera mensual.
El análisis de este asunto debe tener en cuenta varios factores. Como lo que sostiene un informe elaborado por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), en el que se afirma que el 51% de las empresas del sector tiene previsto ampliar su planta de personal en los próximos seis meses. Sin embargo, el principal freno para contratar, al menos en el corto plazo, es la vigencia de la doble indemnización por despidos.
De todos modos, hay otros factores que explican porque muchas empresas no avanzan en la contratación de nuevos trabajadores. La incertidumbre macroeconómica de un país cambiante atravesado por las crisis económica es la segunda causa que limita la incorporación de personal en el mediano plazo. Es que aquel que se quema con leche, cuando ve una vaca llora. Sobran los casos en los que empresas que apostaron por planes de inversión que derivaron en la ampliación del personal debieron recalcular sus proyectos a partir de un giro en la economía del país y un cambio en las reglas de juego. La tan mentada falta de previsibilidad que afecta a la Argentina. 
Tanto Larreta como Carrió fueron blando de duras críticas por parte de referentes del Gobierno como también del movimiento obrero. El secretario General de la CGT, Héctor Daer aseguró que quien nunca fue trabajadora no puede sentir lo que significa un trabajador que deja veinticinco, veinte, diez años o los que fuera al servicio de una empresa generando riqueza, y que tiene acumulado a lo largo de ese proceso laboral un valor indemnizatorio que es parte de su salario y riesgo de su derecho. 
Por ahora el debate está en una etapa inicial y difícilmente avance demasiado en el Congreso.







Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar