Otra versión del clásico rioplatense

Deportes 10 de octubre de 2021 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO NA FUNDAMENTALES. Messi y Di María tratarán de sumar otra alegría con la selección.
FOTO ARCHIVO NA FUNDAMENTALES. Messi y Di María tratarán de sumar otra alegría con la selección.

(Especial para LA OPINIÓN). - Apenas un charco nos separa, pero es suficiente para que la rivalidad no haya cesado con el correr de los tiempos y desde ese lugar de observación, podemos agregar, enhorabuena.
El fútbol sin esas aristas pintorescas, es un deporte con escaso relieve y pocos nos hubiéramos enamorado si imperara lo flemático, la moderación, al menos en esta región del Plata.
Es verdad que ya nada queda de aquel deporte que se jugaba hace mas de un siglo en las dos orillas, porque de allí vienen las historias atrapantes entre gauchos y charrúas, pero tal evolución, no lesionó la ansiedad por verlos una y mil veces mano a mano en cualquier circunstancia.
La última vez que se midieron fue en Brasilia, el 13 de junio de este año, en la fase de grupo de la Copa América; todo salió al talle de las aspiraciones de Lionel Scaloni, gran actuación de Messi y un golazo de cabeza de Guido Rodríguez, para dejar sin asunto a las huestes del Maestro Tabarez, en una jornada para enmarcarla, ganarle a Uruguay en el estadio Mané Garrincha, datos para una prosa futbolera.
Hace unos meses el legendario entrenador de la Celeste, dejó una frase para nutrir el debate, cuando declaro que, el futbol uruguayo no es solo el esfuerzo de sus jugadores y el temperamento, ingredientes que históricamente los han encasillado, que existen otras propiedades, una manera inteligente, por parte de Tabarez de retirarles los estigmas.
Sin embargo, el perfil de los seleccionados que ha dirigido en las ultimas décadas (el Maestro es el entrenador de selecciones en actividad, con mas partidos dirigidos en la historias de este deporte), tiene un fuerte componente en el ahínco infatigable de sus distintas versiones.
Los dos extremos de esa imaginable cuerda se van a reunir nuevamente, en la noche de hoy; el bisoño conductor albiceleste y el veterano de grandes luchas, Lionel Scaloni que, a pesar de su incipiente camino como jefe de equipo, ya comienza a hacerle sombra al invicto del Coco Basile y Oscar Tabarez con toda su sapiencia y bonhomía reconocida en todo el planeta fútbol.
Buena síntesis de esta nueva historia por escribirse en el Monumental.

A PASOS DEL INVICTO DEL COCO BASILE
La Selección Argentina al empatar sin goles en su visita a Paraguay, sigue estirando su racha de imbatibilidad. Bajo la conducción de Lionel Scaloni llegó a 23 partidos invicto y ya es la mejor racha histórica del combinado nacional: la top, de 33 encuentros sin conocer la derrota, pertenece al equipo del Coco Basile entre 1991 y 1993.
La que ahora apodan Scaloneta, perdió por última vez en las semis de la Copa América 2019, contra Brasil, y después no volvió a caer. Y en el proceso, además de partidos de Eliminatorias y algunos amistosos, rompió la sequía de títulos (el último había sido justamente con Basile) y fue campeón en el Maracaná. En total, Scaloni dirigió 34 encuentros a la Selección, con 21 victorias, 11 empates y 4 derrotas.
Superado el listón de Marcelo Bielsa (18 partidos invicto entre 2000 y 2002), la Selección de Scaloni ahora solo tiene por delante el récord obtenido por Basile en su primer ciclo al mando de la Albiceleste: 33 encuentros entre el 19 de febrero de 1991 y el 8 de agosto de 1993, con dos títulos de Copa América incluidos.
El invicto de Scaloni quedó a diez partidos del de Basile y, si la racha se mantiene, podría igualarla en junio del 2022, contra Italia, en el partido que enfrentará a los campeones de América y de la Euro. Antes hay nueve encuentros de Eliminatorias, incluyendo el suspendido vs. Brasil, pero con la posibilidad que también pueda darse antes si aparece algún amistoso.

UN EQUIPO ALGO ACHACADO
No hubo señales esta vez que permitan especular con una formación ya madurada por el entrenador; en la practica de ayer, luego de la conferencia de prensa virtual, abrió algunas puertas para barajar un par de modificaciones.
El argumento se apoyaría en el trajín de muchos futbolistas a los que se los notó algo menguados en el esfuerzo, al promediar el segundo tiempo en el Defensores del Chaco. Paraguay lo llevó al límite de la exigencia física proponiéndole una presión asfixiante y una persecución implacable sobre Messi, perdiendo de esta manera el protagonismo en el control del balón, toda una premisa en este ciclo.
También se agregan, las particularidades que el rival sugiere como matiz, y en este sentido, debe decirse que si tomamos como referencia el encuentro disputado hace 3 meses en Brasil y la presentación del último jueves de los uruguayos recibiendo a Colombia, el refuerzo en la zona de volantes, podría influir en la decisión final de colocar por ejemplo a Guido Rodríguez, que ingresó el jueves en el segundo tiempo, en reemplazo del flaco Di María, para concentrar el esfuerzo y ampliar la capacidad de trabajo en la porfía por recuperar la pelota en campo ajeno.
Las otras dudas se localizan en los laterales, el ingreso de Nico Tagliafico por Acuña en un momento caliente del trámite de juego en la parte final, obedeció a un agotamiento del ex Racing mas que una modificación con otras intenciones, de modo que su presencia como titular dependerá de esa recuperación por estas horas.
Otro de los que no lucen recuperado adecuadamente, es Lautaro Martínez que por una sobrecarga se quedo afuera del partido en Asunción y Scaloni podría disponerlo recién para el jueves cuando reciba a Perú en el cierre de esta ventana de octubre.
Otra batalla del Rio de La Plata, otra gran oportunidad de ver mano a mano a Messi y a Suarez, dos estrellas del futbol, dos animadores excluyentes en la noche de Núñez.

Te puede interesar