No se cubrieron las intenciones de siembra con girasol y maíz temprano

SUPLEMENTO RURAL 06 de octubre de 2021 Por Redacción
En cuanto al girasol, la superficie sembrada alcanzó las 103.500 ha, un 95 % del área estimada al inicio de la campaña 2021/2022. En tanto, al inicio del ciclo del maíz temprano o de primera, la intención de siembra fue de 94.500 ha., pero finalmente fue de 88.000 ha.
WhatsApp Image 2021-10-06 at 10.06.32
FOTO SEA / BOLSA DE COMERCIO DE SANTA FE Lotes de trigo; dos variadades, en estado excelente, muy buen desarrollo, estructura de las plantas y sanidad, en el centro del departamento Castellanos.

Inestabilidad climática, algunas precipitaciones de variadas intensidades, caída puntual de granizo con irregular distribución geográfica, muy bajos montos pluviométricos registrados -de 0,5 a 3 mm- en los departamentos del sur, centro y noroeste del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Distinto fue el período para los del noreste, donde los montos precipitados fluctuaron entre 4 y 50 mm. A posteriori, se produjeron ambientes secos, días ventosos que disminuyeron el agua útil de la cama de siembra, por lo que finalizó el proceso de implantación con girasol y maíz temprano de la campaña 2021/2022, no cubriéndose las intenciones de siembra estimadas.
Los trigales en etapas de definición, floración y reproducción, con buena sanidad, un 93 % de los predios se mantuvo en estado bueno a muy bueno, con algunos excelentes y un 7 % bueno a regular pero, al límite de la disponibilidad de agua útil en los suelos para la demanda del tramo final de los cultivares.
En esta última semana, se llevaron a cabo las siguientes labores culturales:
♦ aplicación de herbicidas y fertilizantes,
♦ roturación o acondicionamiento de las futuras camas de siembra,
♦ monitoreo de los cultivares de trigo, girasol y maíz temprano,
♦ siembra de girasol,
♦ siembra de maíz temprano,
♦ comienzo siembra de algodón.
Para el intervalo comprendido entre el miércoles 6 al 12 de octubre del corriente año, los pronósticos prevén desde su inicio, días despejados, con alguna nubosidad, soleados, estabilidad climática, escasas a nulas probabilidades de precipitaciones, temperaturas acordes a la estación del año, que fluctuarían desde mínimas de 8 a 18 ºC y máximas de 21 a 31 ºC con buen tiempo, en toda el área de estudio.

TRIGO 
El cultivo transitó las etapas de definición, floración y reproducción, bajo condiciones ambientales muy variables, como el caso de las temperaturas diarias que presentaron una importante amplitud térmica, con jornadas muy ventosas y secas. El paso de los días aumentó la demanda de agua, situación que muy lentamente, en ciertas áreas, mostró preocupación ante los futuros pronósticos meteorológicos. Hasta la fecha no se detectaron plagas ni enfermedades.
Se determinaron los siguientes estados fenológicos: 3 “elongación del tallo”, 37 (hoja bandera visible), 39 (lígula de hoja bandera visible), 4 “preemergencia floral”, 41 (vaina de la hoja bandera extendida), 45 (inflorescencia en mitad de la vaina de la hoja bandera), 47 (vaina de la hoja bandera abierta), 49 (primeras aristas visibles), 5 “emergencia de la inflorescencia”, 51 (primeras espiguillas de la inflorescencia visibles), 55 (mitad de la inflorescencia emergida), 59 (emergencia completa de la inflorescencia), 6 “antesis”, 61 (comienzo de antesis), 61 (comienzo de antesis), 65 (mitad de antesis), 69 (antesis completa) y los más avanzados, en 7 “grano lechoso”.

GIRASOL
Al inicio del ciclo del cultivo, lo estimado en la intención de siembra fue de 109.000 ha pero, ante la falta de humedad en el horizonte superficial el proceso presentó dos períodos, siendo la variable preponderante y reguladora del mismo.
Lo implantado alcanzó las 103.500 ha, un 95 % de la superficie estimada al inicio de la campaña 2021/2022.
A continuación, los siguientes gráficos de intención de siembra y de superficie sembrada, reflejaron fluctuaciones e impactos o incidencia del factor climático, a través de los años del cultivo de girasol.
Los estados vegetativos de los sembradíos de la primera etapa, continuaron siendo muy buenos, avanzando en un normal crecimiento y desarrollo vegetativo, sin complicaciones.
En cuanto al estado sanitario, hasta el momento no se detectaron plagas ni enfermedades, pero prosiguió el monitoreo de los predios, por posible presencia de orugas cortadoras (Agrotis spp) y también se los continuó analizando minuciosamente, para la detección temprana del mildew (Plasmopara halstedii).
Se observaron los siguientes estados fenológicos: V “estados vegetativos”, VE (estado de cotiledón), V1 (1º par de hojas de más de 4 cm de largo), V3 (3º par de 6 hojas verdaderas), V4 (4º par de hojas verdaderas), V5 (5º par de hojas verdaderas), V7 (7º par de hojas verdaderas) y los más avanzados, en V8 (8º par de hojas verdaderas).

MAÍZ
Al inicio del ciclo del cultivo del maíz temprano o de primera, lo estimado en la intención de siembra fue de 94.500 ha pero, ante la falta de humedad en el horizonte superficial el proceso presentó dos períodos, siendo la variable preponderante y reguladora del mismo.
Lo implantado alcanzó las 88.800 ha, un 94 % de la superficie estimada al inicio de la campaña 2021/2022. 
Los cultivares implantados continuaron su crecimiento y desarrollo, en ciertos sectores aprovecharon las precipitaciones, como así también la humedad y avanzaron con el proceso de fertilización nitrogenada, completando lo planificado post emergencia.
El estado sanitario de los mismos se encontró muy bien, sin plagas ni enfermedades. Se observaron los siguientes estados fenológicos: V “estados vegetativos”, Ve (emergencia), V1 (1º hoja desarrollada), V2 (2º hoja desarrollada), V3 (3º hoja desarrollada), V4 (4º hoja desarrollada), V5 (5º hoja desarrollada) y los más avanzados, en V6 (6º hoja desarrollada).

AGUA ÚTIL
En la superficie total del área de estudio, del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos se consideró aceptable hasta la fecha, pero continuó disminuyendo el contenido de la humedad en los perfiles de suelos, por lo que, por una parte obligó a la finalización del proceso de siembra de girasol o maíz temprano, pero por otra, lenta y puntualmente, no se cubrieron las necesarias demandas de los trigales.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar