Primera caída de los galácticos Messi, Mbappé y Neymar

Deportes 03 de octubre de 2021 Por NAHUEL TRASMONTE para OLE
Leo jugó sus mejores minutos en PSG, pero cayó 2-0 en la visita al Rennes y perdió el invicto. Igual lidera con seis de ventaja.
_JPK4qWzx_1256x620__1
FOTO. INTERNET.

El domingo del superclásico argentino arrancó con una gran sorpresa en la Ligue 1: el PSG galáctico cayó 2-0 en su visita al Rennes y perdió su primer partido de la temporada, tras ocho victorias al hilo en el plano local. Lionel Messi fue titular junto a Neymar y Mbappé, y disputó sus mejores minutos hasta acá, pero el travesaño le negó otra vez el gol y el local no lo perdonó. De cualquier manera, mantiene seis puntos de ventaja en la cima de la tabla.

De entrada se vio lo mejor del PSG. Pochettino salió con los cuatro fantásticos de entrada y, con Di María recostado por la derecha, Messi ocupó un lugar más de enganche definido, detrás de la medialuna, ofreciéndose como pivot para tirar paredes con Neymar y Mbappé. Al francés le puso dos bolas deliciosas que no logró concretar.

A los 29 minutos del PT tuvo la más clara: tiro libre en las puertas del área y la pelota se estrelló en el travesaño cuando Leo ya corría a gritarlo. Sin embargo, así como tenía mucho poderío arriba, en la mitad de la cancha quedaban espacios para que aprovechara Rennes. Y así lo hizo, en la última antes del descanso, con la aparición de Laborde para el 1-0.

Y en la primera del complemento, Rennes sacó del medio y puso el 2-0 en apenas 17 segundos de juego, a través de Tait. Mucho castigo para un PSG que no estaba haciendo un mal partido pero que tampoco lograba definir con puntería.

Messi retrocedió unos metros para sumarse a la elaboración del juego. Metió un pase filtrado para Neymar, que no llegó a conectar, y después armó una jugada con Di María y Mbappé que terminaba en el descuento del francés, pero había offside y fue anulado por el VAR.

Messi tuvo otro tiro libre, que se fue un par de centímetros arriba del ángulo. Pochettino mandó a la cancha a Mauro Icardi para buscar el gol, pero no hubo caso. Sobre el final, el VAR también corrigió un supuesto penal de Hakimi que no era y el 2-0 fue inamovible.

Encontrar el equilibrio en un equipo súper ofensivo y plagado de estrellas es el gran gran desafío que tiene por delante Pochettino. Sus rivales, atentos a aprovechar los espacios que deja atrás, se le animan al golpe por golpe y esta vez Donnarumma no sacó las papas del horno como sucedió ante el City por la Champions.

Lo que sigue es el parate de Selecciones para la triple fecha FIFA y el PSG volverá a jugar el viernes 15, de local en el Parque de los Príncipes contra Angers. Un llamado de atención a tiempo del que deberá tomar nota el técnico argentino.

TABLA DE POSICIONES

TABLA DE POSICIONES

ESTADISTICAS DEL PARTIDO

ESTADISTICAS PSG PERDIDO

OLE.COM.AR

 

 

 

 

 

Te puede interesar