"El presupuesto nacional discrimina a Santa Fe", advierten desde la UCR

Nacionales 03 de octubre de 2021 Por Redacción
Señalan que apenas el 55% del aporte de los santafesinos regresa desde el estado nacional. Cuestionan la baja asignación en Seguridad, Salud, Obras Públicas y a las universidades nacionales con asiento en la provincia.
PULLARO
FOTO. ARCHIVO MAXIMILIANO PULLARO. Advirtió sobre la baja inversión en seguridad.

Escasa asignación de obra pública, menor en seguridad y en salud pública, son algunas de las advertencias que presentaron los legisladores provinciales de la Unión Cívica Radical acerca del proyecto de Ley de Presupuesto General de Gastos y Recursos de la Nación presentado ante el Congreso.

"El presupuesto nacional para el año 2022 genera muchas dudas y discrimina a Santa Fe", es el título del pronunciamiento firmado por Felipe Michlig, titular del bloque de senadores, y por Maximiliano Pullaro, jefe del bloque de diputados.

La primera parte del texto advierte que en lo macroeconómico prevé la continuación de una apreciación cambiaria porque el tipo de cambio se mueve por debajo de la inflación, "lo que significa pérdida de competitividad para la economía, afecta tanto al que exporta como a quien produce para el mercado interno, agrava el problema del sector externo y pone freno al propio crecimiento que el Gobierno estima alcanzar". Enseguida aclara que "9 de cada 10 pesos del presupuesto son para atender gastos corrientes, es decir sólo $ 1 es para inversión pública en gastos de capital".

Acota que "el Gobierno, por un lado, reconoce que aun no pagando al FMI va a tener un déficit de más de 3 billones de pesos, es decir 3 millones de millones de pesos. Pero, por otro lado, minimiza el financiamiento con emisión del Banco Central diciéndonos que va a conseguir recursos del mercado de capitales y de organismos internacionales".

"Por un lado, anticipa que no va a pagar a uno de los organismos internacionales más grandes, y por otro lado confía que más del 80% del déficit lo va a solventar con financiamiento voluntario de organismos y del mercado. Nos parece que se oculta una emisión superlativa para 2022 lo cual será echar más nafta al fuego de la inflación".

A Michlig y Pullaro les preocupa "tener otro año con aumento de presión tributaria, porque los recursos crecen por encima del producto bruto nominal. Los que crecen muy por encima del producto son el Impuesto a las Ganancias y a Bienes Personales, con claro impacto en la clase media".

Marca el texto que se conocieron valores de indicadores del mercado de trabajo y de pobreza en niveles de alarma, pero el proyecto de presupuesto nacional prevé una caída en la participación en el gasto del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Luego, el documento se detiene en partes del presupuesto que inciden directamente sobre la provincia.

Los santafesinos aportarán unos $ 980.000 millones a la recaudación del Estado Nacional en 2022 y el gasto público en territorio santafesino será de solo $ 548.215 millones. Es decir que regresará a Santa Fe apenas el 55% de lo que los santafesinos aportaron". Acotan que "Santa Fe contribuye en aproximadamente un 10% del valor bruto de la producción argentina, y continúa siendo relegada, ya que recibe poco más de un 5% del total para obras públicas, el que dista no solo de lo aportado, sino del propio porcentaje de coparticipación federal".

Otro ítem del documento es la baja participación asignada a Santa Fe en áreas críticas. "Mientras se sobreactúa el apoyo nacional para resolver el problema de la inseguridad en la provincia, el presupuesto nacional prevé que sólo un 2% del gasto en Seguridad se destine a Santa Fe. En el caso de Salud, es de apenas el 0,6%. En Desarrollo Social y Obras Públicas no llega al 5%. Eso es mucho menos de la participación de la población santafesina en la población del país y mucho menos de la participación de Santa Fe en la economía nacional. En Santa Fe se produce el 10% de la riqueza del país".

Acota que en los gastos para contratación de obras de inversión con incidencia en años futuros Santa Fe solo tiene $ 8.060 millones sobre los $ 141.445 millones o sea apenas un 5,7%, y en el caso de todos los proyectos previstos para el 2022 es menor aún, ubicándose en un 4,7%.

Destaca que en el presupuesto 2022 "increíblemente se excluyen compromisos de obras establecidas en los presupuestos de los sucesivos gobiernos kirchneristas -particularmente de Cristina Fernández-, como lo son la autovía de la Ruta 11, el puente Reconquista Goya, la reconversión del Puerto de Santa Fe y particularmente del puente Santa Fe-Santo Tomé comprometido por el propio Néstor Kirchner, entre otras, reiterando el nivel de incumplimiento para con los santafesinos".

Por último plantea duda con la autopista de la ruta 33 "prometida en sucesivos presupuestos y que para el 2022 la plantean con la solicitud de endeudamiento y dentro de un marco complejo para la Argentina".

UNIVERSIDADES
El documento radical refleja que "los fondos destinados a universidades también preocupa. El proyecto de presupuesto contiene más de $ 41.000 millones por debajo de lo que el Consejo Interuniversitario Nacional solicitó como necesidades mínimas. Son $ 2.256 millones de menos para las universidades nacionales con sede en la provincia", en alusión a las casas de estudio de UNL, UNR, UNRaf y las sedes de la Tecnológica.

OLVIDO DE LA DEUDA

Un párrafo del documento de Michlig y Pullaro es sobre la decisión expuesta en el presupuesto "de que no prevé cumplir con la deuda que tiene el Estado Nacional con la Provincia, la cual ya tiene fallo de la Corte Suprema y todas las cuestiones técnicas que faltaban resolver están allanadas. Por el fallo de San Luis, se sabe qué criterio de actualización se debe aplicar y la Corte siempre dejó abierta la instancia de que Nación y Provincia lleguen a un acuerdo. Ahora hay gobiernos nacional y provincial del mismo signo y ¿cómo puede ser que no haya acuerdo? Evidentemente hay una decisión del Gobierno Nacional de no pagar esa deuda, o al menos de estirar en el tiempo para que se siga licuando, combinado con una pasividad cómplice del gobernador Omar Perotti, que ayuda a que el Gobierno Nacional se salga con la suya". (EL LITORAL)

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar