La desigualdad urbana

Editorial 03 de octubre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
Con economías permanentemente en crisis y falta de recursos para sostener un modelo de desarrollo inclusivo que derrame sus beneficios para todos sus habitantes, los países latinoamericanos reflejan una amplia diversidad, con sectores prósperos por un lado y otros que viven estancados en la pobreza. Nuestras ciudades resumen de alguna forma esta foto, donde edificios modernos y barrios privados a puro lujo contrastan con barrios populares o villas miserias. 
En este marco, un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) denominado "La desigualdad urbana: desafío multidimensional en América Latina y el Caribe" elaborado por el especialista chileno Fernando Toro se ocupa de esta problemática. Advierte que la última década se ha caracterizado por una serie de desafíos para América Latina y el Caribe (ALC). Entre los más relevantes para la vida y desarrollo de nuestras ciudades se destacan la notable desaceleración de la economía respecto de otras regiones; la emergencia derivada del cambio climático se ha materializado en un incremento de los desastres socionaturales; los altos indicadores de desigualdad que exhiben nuestras ciudades revelan que la región mantiene los niveles más elevados a nivel mundial.
En el estudio, se afirma que múltiples crisis sociales, políticas, económicas y medioambientales han golpeado a los países en vías de desarrollo que buscan convertirse en sociedades más justas y sostenibles. De acuerdo con la CEPAL, el crecimiento de América Latina para el período 2014-2020 ha sido el más bajo en los últimos 70 años, fenómeno que ha sido denominado como una ‘década perdida’. Según el Banco Mundial, la región sólo creció un 0.8% el año 2019.
Desde el 2019, la población urbana resintió esta crisis y comenzó a demandar un nuevo contrato social entre Estados y ciudadanía. ALC no fue la excepción. El año inició con manifestaciones en Venezuela y Haití, continuó en Honduras, julio en Puerto Rico, septiembre en Perú, octubre en Chile, Bolivia y Ecuador, y finalizó en Colombia en noviembre, cerrando un año que dejó importantes reflexiones y desafíos, especialmente para los gobiernos y las organizaciones multilaterales. El 2020 sumó la pandemia global que visibilizó y profundizó aún más las desigualdades. Estudios de la CEPAL indican que el retroceso en materia económica equivale a unos 10 años, y que recién el 2023 se pueda retomar el ritmo.
En los países de la región, el 1% de la población más rica recibe el 21% de los ingresos producidos por la economía según el BID. El índice conocido como Gini, ha sido utilizado por diversas instituciones internacionales para graficar la desigualdad existente en los países. ALC, por ejemplo, tiene un coeficiente de 0.462, y los países más desiguales son Brasil (0.513), Colombia (0.508) y Panamá (0.504), mientras que los menos desiguales serían Uruguay (0.397), El Salvador (0.400) y Argentina (0.424), según CEPAL. A modo de referencia, el promedio de los países OCDE es 0.365.
Uno de los aspectos llamativos, es que es justamente en las grandes ciudades donde la desigualdad se expresa con mayor intensidad. Según una investigación, ciudades como Bogotá, Sao Paulo y Río de Janeiro superan un coeficiente de 0.6, mientras que Buenos Aires y Santiago alcanzan los 0.5. 
El año 2015, el Informe de Desarrollo Humano incluyó la información de 101 países en vías de desarrollo, sumando un 75% de la población mundial. Según este documento, 1.500 millones de personas, es decir el 29%, entre 2005 y 2014 vivieron en condición de pobreza multidimensional. En ALC la situación no es muy diferente: 39 millones de personas viven en hogares que califican dentro de la pobreza multidimensional aguda, donde 1 de cada 10 niños son parte de estos hogares.
El 2020 fue un año que ha invitado a replantearnos la sociedad que queremos y hacia dónde vamos, y con ello, formular nuevas preguntas y respuestas para el diseño y planificación de mejores ciudades.











Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar