Crece la producción de leche y se estanca el precio

SUPLEMENTO RURAL 30 de septiembre de 2021 Por Redacción
Con mucha firmeza se viene produciendo leche en los tambos de la región y por ende, en la principal cuenca lechera del país. Los datos de agosto muestran que el incremento interanual acumulado supera al mismo período de 2020 en un 4,3%. En tanto el precio al productor, por segundo mes consecutivo se estancó entre 32 y 33 $/litro.
PRODUCCIÓN. En el Dpto. Castellanos (principal cuenca lechera de Argentina), el crecimiento está en el rango del 5% interanual.
PRODUCCIÓN. En el Dpto. Castellanos (principal cuenca lechera de Argentina), el crecimiento está en el rango del 5% interanual.
Rumbo al pico de producción estacional, que se da entre los meses de septiembre y octubre, la actividad en los tambos no se detiene y comienza a vislumbrarse un notorio crecimiento que, a datos oficiales de agosto, marca un incremento productivo del orden del 4% interanual.
Esto responde a lo que habitualmente sucede en esta época del año, donde los animales se encuentran en su mejor momento de estado corporal, aparece el pasto y las lactancias alcanzan su pico luego de las pariciones de otoño. En nuestro departamento esta situación se refleja en las producciones individuales de las vacas y es donde la escala debe compensar el estancamiento de precios al productor. En efecto, las grandes empresas ya comunicaron a sus remitentes que por la leche de septiembre no habrá incrementos de precios, tal como sucedió con el cheque de este mes por la leche de agosto.

MÁS LECHE EN UN MERCADO ACOTADO
Según informa la Dirección Nacional de Lechería en su tablero de comando sectorial, en agosto se produjeron 1.055 millones de litros en el país, significando un incremento intermensual (contra julio) del 5,6% y un interanual (contra agosto de 2020) del 3,9%, en tanto el acumulado (ene-ago) indica que se está creciendo al 4,3%.
Estos porcentajes del promedio país, se dan también a nivel de nuestra región, ya que en el departamento Castellanos (principal cuenca lechera de Argentina), el crecimiento de producción está en el rango del 5% interanual, según el mapa que difunde el Ministerio.
Un dato que aporta el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina es sobre la evolución de los denominados “sólidos útiles” (grasa butirosa y proteína), que crecieron el 4,5% en el acumulado enero-agosto, incluso por encima del crecimiento de la producción medida en litros de leche, lo que indica que la calidad en los tambos también es superior, y para aquellos tambos que tienen la suerte de entregar su materia prima a industrias que pagan por composición, significa un mejor valor en esta época del año.
La elaboración industrial lógicamente ha crecido en consonancia con los mayores niveles de producción primaria y la utilización de la capacidad de recibo de las usinas lácteas ya trabaja al 50% de sus posibilidades, luego de tocar mínimos del 32% en la primera mitad del año. A su vez, según la DNL la elaboración industrial ha crecido más de un 6% en julio, traccionando el stock de Leche en Polvo Entera un 7% interanual.
Este panorama de mayor producción se da en un marco complejo del mercado interno, por las razones que todos los argentinos conocemos desde hace tiempo, incremento de precios, inflación y pérdida del poder adquisitivo. De hecho, los datos oficiales indican que las ventas internas siguen cayendo, un -12% para leche fluida, un -17% para leche en polvo y un -2% en los demás productos lácteos, con excepción de los quesos, donde se ve un repunte el 5% (contra 2020 donde las ventas fueron bajas en este rubro).
Afortunadamente para la cadena en su conjunto, las exportaciones continúan creciendo con firmeza, a pesar de los problemas logísticos que persisten para nuestro país, en la disponibilidad de contenedores refrigerados y fletes marítimos competitivos.
Entre enero y julio se exportaron 211.932 toneladas de productos lácteos, de las cuales el 45% corresponde al commodity Leche en Polvo (entera/descremada); un crecimiento del 15% interanual, que prevé hacia fin de año que el sector se encuentre muy cerca de las 400.000 toneladas exportadas.
En cuanto al ingreso de divisas, en el acumulado hasta julio fue de 687 millones de dólares, algo que está apuntalado claramente por el precio internacional de los commodities lácteos y la gran demanda sostenida sostiene la tonelada de LPE en torno a los 3.700 US$/tn.

MISMO PRECIO AL PRODUCTOR
En ese frágil equilibrio entre los mercados interno y externo, en un contexto de crecimiento productivo, la industria láctea ya le comunicó a los tamberos que el precio por la leche de septiembre vendrá nuevamente sin aumento. Así lo dispusieron las empresas líderes que son en nuestra región las que marcan el pulso del movimiento comercial con los tambos. De esta manera, es esperable que el valor del litro se mantenga en torno a los $32,50 aproximadamente.
Claro que este precio si lo transformamos a dólar oficial estará rondando los 31 a 33 ctvs por litro, lo cual continúa dándole a los productores un margen de rentabilidad (en condiciones normales) que oscila entre un 3 y 4% sobre el capital invertido.
Según destacó esta semana el OCLA, el costo de producción promedio de los tambos en el país se ubica en 30,14 $/litro, y si bien el precio deseado para alcanzar la sostenibilidad óptima sería de 34,93 $/l, el valor percibido en septiembre alcanzó para asegurar una rentabilidad promedio del 3,3%.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar