“No hay razonabilidad ni coherencia en un proyecto de 1.000 metros”

SUPLEMENTO RURAL 30 de septiembre de 2021 Por Redacción
El concejal del PDP, Lisandro Mársico, elaboró un proyecto de ordenanza que establece un límite agronómico de 200 metros y una zona de amortiguamiento de 500. La iniciativa busca contrarrestar la propuesta oficial que tanto rechazo generó en los productores del distrito Rafaela. “No vengo a negociar la distancia, estoy convencido que debe ser así”, afirmó.
APLICACIÓN. Con Buenas Prácticas Agrícolas, los productos fitosanitarios son imprescindibles para la producción de alimentos. AUTOR. El concejal del PDP, Lisandro Mársico, fue el encargado de elaborar el proyecto en cuestión.
APLICACIÓN. Con Buenas Prácticas Agrícolas, los productos fitosanitarios son imprescindibles para la producción de alimentos. AUTOR. El concejal del PDP, Lisandro Mársico, fue el encargado de elaborar el proyecto en cuestión.
Los productos fitosanitarios y el límite agronómico vuelven a estar en la agenda del Concejo Municipal. En esta oportunidad, mediante un proyecto de ordenanza que elaboró el concejal Lisandro Mársico (PDP) y que busca poner sobre la mesa un manto de racionalidad, luego de aquella iniciativa presentada por el bloque oficialista que tanto rechazo generó en el sector agropecuario.
El proyecto del edil establece lo que se denomina “Área Libre de Productos Fitosanitarios”, que contempla un límite agronómico de 200 metros y, a partir de ello, también incluye una zona de amortiguamiento de 500 metros donde sólo se permitirá la pulverización con productos “banda verde” y excepcionalmente “banda azul”, en caso que no existiesen precisamente los primeros. El trabajo elaborado consta de 38 artículos, en los cuales se detallan las obligaciones del Estado Municipal, las prohibiciones de quienes deban utilizar los productos, como así también sus responsabilidades y sanciones.
En diálogo con el programa radial ADN Rural, Mársico reconoció que “el detonante principal” para la elaboración de un proyecto propio fue la jornada que organizó a comienzos de año CASAFE, conjuntamente con la Sociedad Rural de Rafaela y otras instituciones, en la cual estuvieron presentes la mayoría de los concejales, quienes vieron in situ las ventajas y beneficios de las Buenas Prácticas Agrícolas.
“Ese día nosotros corroboramos que con un viento de 8,1 km/h, ráfagas de 13,6 km/h y una temperatura de 21,4°, se pudo llevar a cabo una aplicación terrestre donde la deriva alcanzó los 10 metros#, admitió. Y agregó: “con esas pruebas, es totalmente razonable la distancia de 200 metros; fuera de eso, no hay razonabilidad ni coherencia en un proyecto de 1.000 metros”, fustigó en clara alusión al trabajo realizado por los ediles justicialistas, encabezados por Brenda Vimo.
Y agregó: “yo no vengo a negociar mi proyecto por más o menos metros porque estoy convencido que debe ser así. Supongo que quienes presentaron los 1.000 metros mantendrán firme su posición; con el proyecto oficial, el INTA se quedaría con 20 hectáreas y estamos hablando de una institución modelo en el país, a dónde van a ir, ¿se tuvo en cuenta esto?”. Por eso, no dudó en afirmar: “es realmente preocupante el proyecto de ordenanza que presenta el oficialismo”.

PRINCIPALES LINEAMIENTOS
El trabajo elaborado por Mársico consta de una treintena de artículos que pretenden llevar claridad y lograr un equilibrio. En un tema tan candente y sensible, difícilmente pueda conformarse a todas las partes. Sin embargo, desde el punto de vista productivo, cuenta con el beneplácito de los productores del distrito Rafaela, quienes han sido muy críticos de la iniciativa presentada por el oficialismo.
Entre los principales lineamientos que figuran en el proyecto del edil del PDP, pueden destacarse varios aspectos. El artículo 4° establece que “para minimizar el uso de productos fitosanitarios, y lograr mayor eficiencia en el control de plagas, se deberá promover desde el Departamento Ejecutivo Municipal las acciones de capacitación y difusión para la utilización del Manejo Integrado de Plagas (MIP). El responsable del monitoreo del campo, debe acreditar que ha sido capacitado, mediante certificación extendida por organismo reconocido y acreditado como tal ante la Autoridad de Aplicación”.
En el artículo 5° se aborda el tema de la receta agronómica. En ese sentido, el documento indica: “se deberá comunicar por escrito a la Autoridad de Aplicación de la Municipalidad de Rafaela con 48 horas de antelación como mínimo las aplicaciones terrestres de fitosanitarios, dentro del Área de Amortiguamiento mediante la correspondiente receta oficial de aplicación, indicando día y horario de realización”, especificando y cumplimentando algunos puntos tales como producto, dosis, condiciones de aplicación, número de matrícula del aplicador, firma y sello del profesional, validez de la receta.
A la hora de las responsabilidades, el artículo 21° advierte que “son solidariamente responsables de la aplicación fitosanitaria el Ing. Agrónomo que firma la receta, el titular de la explotación del lote en el cual se lleva a cabo la misma y el propietario de la máquina”. Y aclara: “en ningún caso la Municipalidad de Rafaela será responsable de la incorrecta aplicación fitosanitaria, agotándose su responsabilidad en el control y autorización de la receta de aplicación, presentada en tiempo y forma y con todos los requisitos establecidos en la misma, además del control in situ de la aplicación”.
Por último, en el artículo 37° el proyecto del edil contempla quienes serán pasibles las sanciones: las infracciones a la presente Ordenanza y las reglamentaciones que con posterioridad se dicten; el incumplimiento a las intimaciones y emplazamientos que sean formalmente practicados; el falseamiento u omisión de datos e informaciones que sean requeridos, por parte del estado municipal”.
Esas acciones darán lugar a la aplicación de medidas precautorias y/o sanciones que se graduarán de acuerdo a los antecedentes y gravedad del incumplimiento en cada caso, sin perjuicio de las sanciones civiles o penales que pudieran corresponder. En ese sentido, el documento fija multas que podrán graduarse entre 1.00 a 2000 Unidades de Multas (valor establecido en la Ordenanza Nº 4104). Ese importe podrá duplicarse cuando el infractor sea reincidente o cuando a juicio del Juzgado de Faltas Municipal. concurran circunstancias agravantes.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar