Pidió droga "al fiado": lo ejecutaron a tiros

Policiales 20 de septiembre de 2021 Por Redacción
INCREIBLE: PASO EN ROSARIO
12-Pidio droga al fiado- NOTA 353393

Poco antes de las 3.30 de la madrugada de este sábado, un joven rosarino llamado Matías Oroño de 25 años, que hace 8 meses estaba en rehabilitación por el consumo de drogas, salió de su casa y caminó unos 300 metros hasta un "bunker" para comprar estupefacientes que calmaran su adicción.
El problema es que Oroño no tenía dinero. Su idea era pedir fiado, una trampa mortal en el mundo de las drogas y realmente algo falló en su plan. El vendedor de drogas llamó a sus soldaditos y con balazos calibre 9 milímetros estos terminaron con la vida del muchacho de 25 años.
Matías recibió los disparos en la región testicular, la zona lumbar y el brazo y la pierna izquierdos. Los vecinos sólo refirieron que fue atacado por dos hombres en una moto tipo enduro color blanca. “Acá ver gente que pasa en moto disparando es de todos los días. ¿Quién se va a poner a mirar quiénes disparan?”, comentó un vecino. “Lo que pasa es que hay muchos puntos de venta de drogas y los que se la pasan tirando no miden. En el medio quedamos los vecinos que no tenemos nada que ver”, aportó otra vecina a La Capital de Rosario.

TESTIMONIOS
“Mi hermano pudo haber sido un buen jugador de fútbol, pero la droga lo perdió. Hace 8 meses que estaba en rehabilitación”. Con el dolor reflejado en sus ojos, Arantxa, una de las hermanas de Matías Oroño, relató los últimos minutos en la vida de su hermano de 25 años baleado.
Matías era el único varón y el más joven de cuatro hermanos. “Salió a buscar droga. No tenía plata. Fue a que le fiaran. El no era de drogarse y quedar tirado. Venía y se quedaba en la casa. Se ve que el que vendía no le quiso fiar, llamó a los que lo protegen y llegaron dos en moto: «Vos pagá lo que debés y dejate de joder», le dijeron, y le pegaron cinco balazos. Herido corrió dos cuadras y cayó agonizante a la vuelta de mi casa. Lo llevamos al Hospital Heca, pero no pudieron hacer nada”, relató la mujer.
“Nosotros escuchamos los disparos. Pero no pensamos que le podía haber pasado algo hasta que los vecinos nos dijeron que habían baleado a Matías. Lo cargamos en un auto. Lo llevamos al hospital. Pero nada pudieron hacer. Llegamos y a los 15 minutos nos dijeron que estaba muerto”, recordó Arantxa.
La investigación del crimen quedó en manos de la fiscal Georgina Pairola, quien comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para que trabajaran en el territorio buscando testimonios de potenciales testigos. En las inmediaciones de la escena del crimen no se visualizaban a simple vista cámaras de video vigilancia ni públicas ni privadas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar