Las secuelas del Covid

Editorial 15 de septiembre de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
La mitad de las personas que tuvieron Covid-19 continúan con dolores de cabeza y musculares hasta varios meses después del alta médica y tras superar la fase de la infección por coronavirus numerosos órganos continúan viéndose afectados, advierte un informe científico que se difundió recientemente.
Según una publicación difundida por la National Library of Medicine, de Estados Unidos, el dolor de cabeza es el síntoma más frecuente en el período post Covid.
La cefalea persistente es reportada por el 44% de los pacientes que tuvieron la enfermedad y puede durar hasta doce semanas luego del alta médica, de acuerdo con lo señalado por una serie de estudios realizados en los últimos meses.
Se manifiesta que el dolor puede ser de intensidad moderada a severa y en su mayoría es similar a la migraña.
Por su parte, los dolores articulares los sufren entre el 10 y el 32 por ciento de los pacientes que padecieron coronavirus, sobre todo en aquellos que estuvieron hospitalizados por períodos largos, debido a la fatiga producida por el reposo prolongado y la inactividad.
Al mismo tiempo, las molestias musculares se ven entre el 15% y el 59% de los pacientes, estimándose que se trataría claramente de una respuesta a la infección generalizada presente en la enfermedad.
En todos los casos son síntomas post Covid que pueden alterar la vida cotidiana de los que los padecen y van en deterioro de la calidad de vida de las personas y su entorno.
El dolor siempre es molesto, pero si se extiende en el tiempo, cansa, modifica conductas y perjudica el quehacer diario de quienes lo padecen.
Ante estas molestias, que generalmente no representan factores de riesgo, es clave consultar a un profesional de la salud.
En ese sentido, los especialistas recomiendan a los pacientes realizar ejercicios suaves que ayuden a minimizar dolores musculares y calmar el dolor de cabeza con un analgésico.
Sobre el particular se expresa que tanto el ibuprofeno como el paracetamol son medicamentos seguros y apropiados para calmar los dolores en aquellos pacientes que hayan atravesado la enfermedad.
Esos fármacos se deben administrar en las dosis y los períodos de tiempo que son recomendados por los médicos, pero existe una diferencia muy clara, ya que el paracetamol es un analgésico y antifebril, mientras que el ibuprofeno es, además, anti-inflamatorio.
En cuanto al síntoma de fatiga puede persistir en más del 70% de los pacientes luego de las tres o cuatro semanas de haber cursado la enfermedad, impactando sobre todo a mujeres de mediana edad entre un 12 y 18 por ciento.
Suele aparecer como fatiga crónica afectando a varios sistemas del cuerpo, generando dificultades en el día a día del paciente. Los problemas más comunes son los dolores en los hombros y en la espalda, aunque no se descarta que impacten en cualquier articulación del cuerpo.
En algunos casos, las personas que tuvieron Covid pueden tener dolores más severos, como dificultad para mantenerse de pie, subir escaleras, o levantar objetos con las manos. También algunos pacientes experimentan sensaciones de calambres y hormigueo, así como debilidad en brazos y piernas.
Sin embargo, la mayoría de los problemas mejoran progresivamente tras superar la enfermedad, es por ello que cuidar de las articulaciones y músculos debe ser una parte muy importante del proceso de recuperación.
Los pulmones también se ven afectados, ya que en muchos casos se presenta una reducción del 10% de la capacidad respiratoria y falta de aire. La neumonía asociada al virus puede causar daños importantes en los alvéolos y esto puede generar problemas respiratorios a largo plazo.
Muchas personas que han sido afectadas por Covid-19 padecen algún tipo de dificultades cardíacas, aunque no hayan tenido una enfermedad del corazón subyacente o no hayan sido hospitalizados. En ese aspecto, entre el 11 y 13% manifiestan lesiones cardíacas e infarto miocardio, mientras que el 6% sostiene que sufre palpitaciones y taquicardia de manera recurrente.
En menor escala, aparecen síntomas como pérdida de olfato y del gusto o de ansiedad, concluye el estudio sobre las secuelas que puede dejar el Covid.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar