Todo lo que está en juego este domingo

Locales 12 de septiembre de 2021 Por Darío H. Schueri
De las PASO de este domingo saldrán los precandidatos a Gobernador en el 2023. Aunque para el común de los mortales parezca ciencia ficción, en el mundo de la política es la cruel realidad.
FOTO ARCHIVO CONSIGNA. Se vota para el Congreso, pero indirectamente para la Casa Gris en 2023.
FOTO ARCHIVO CONSIGNA. Se vota para el Congreso, pero indirectamente para la Casa Gris en 2023.
Este domingo, los 2.768.525 electores santafesinos habilitados para votar en 8.192 mesas ubicadas en 1.455 locales elegiremos algo más que nominalmente precandidatos a senadores y diputados nacionales, miembros de comisiones comunales y concejales: estaremos involuntariamente definiendo el rumbo político dentro de los tres grandes frentes que se presentan en las urnas: JxC, FdT y FAP. Nunca da lo mismo ganar que perder en una elección, las heridas quedan y obligan a replanteos; los que no puedan superar el piso del 1,5% del total de votos emitidos por ejemplo, no podrán clasificar para largar el domingo 14 de noviembre. Muchos lo tienen asumidos, y otros dentro de dos años probarán suerte de nuevo para superar ese mezquino umbral. Pero ganar o perder (o salir último) en los tres grandes frentes significará un quiebre significativo, ya no de cara al domingo 14 de noviembre, sino del 2023.

EL PERONISMO 
Al peronismo hoy gobernante, durante los 12 años de gestión frentista los unía el deseo de volver, pero faltaba la argamasa. Llegaron a experimentar con el foráneo Miguel del Sel en dos oportunidades (2011 y 2015); Agustín Rossi nunca cejó en sus intenciones de llevar al kirchnerismo al poder, y competía contra Rafael Bielsa (2011). Hasta Oscar “Cachi” Martínez, jugando al solitario con el Frente Renovador de Sergio Massa dividía intentado ser Gobernador “por afuera” (2015).
Omar Perotti chocó dos veces contra esas paredes (2011 y 2015), hasta que en el 2019 con la imprescindible figura conciliadora de Ricardo Olivera al frente del Partido Justicialista, el peronismo entendió la máxima “la unión hace a la fuerza”, y con el slogan “unidad en la diversidad”, el “piamontés de Rafaela” hizo realidad el refrán “la tercera es la vencida” y atesoró, ya sin rivales internos, esos definitorios votos de la “centro derecha” imprescindibles – como ahora- para ganarle al FPCyS. Hoy, a dos años aquel liderazgo formal otorgado por las urnas, el Gobernador Perotti deberá transformarlo en real a través de un abrumador voto militante, en primer lugar, y de los ciudadanos independientes que quisieran entrar en la PASO del frente de Todos. Caso contrario – aún si el resultado fuera positivo pero estrecho – tendrá que convivir – o sentarse a pactar - los próximos dos años de gestión con casi todos los sectores internos que lo ayudaron en “la unidad en la diversidad”, y que hoy le muestran los dientes.
Pero además, cualesquiera sea el resultado de este domingo, el peronismo todo deberá encolumnarse para volver a triunfar en las definitorias elecciones generales del 14 de noviembre, porque habrá que retener las dos bancas senatoriales y renovar las tres bancas conseguidas en el 2017 por Agustín Rossi.

JUNTOS POR EL CAMBIO 
En este principal frente opositor habrá dos elecciones simultáneas entre las 8 de la mañana y las 6 de la tarde de este domingo: la de los tres candidatos radicales entre sí, y el ganador contra el PRO. De allí, uno solo colará los dos candidatos a senadores nacionales del sector para el 14 de noviembre. Los diputados se repartirán por D´Hont y paridad de género. Basta imaginar que una lista saldrá primera y otra cuarta, para entender el nivel de tensión de las últimas horas proselitistas. Lo más probable es que la última lista corra el riesgo de siquiera poder ingresar candidatos al D´Hont. Pero todas juntas deberán remar parejo desde el lunes 13, rumbo a la meta del 14 de noviembre para renovar las cinco bancas obtenidas en el 2017. Y destronar al PJ del senado nacional.

FRENTE AMPLIO PROGRESISTA 
Desde el quinto subsuelo de la desesperanza el 9 de mayo cuando falleció Miguel Lifschitz, hoy la alianza que supo gobernar la Provincia durante 12 años pelea por estar entre los primeros. Con la sangría del radicalismo NEO que se mudó a Juntos por el Cambio, el Frente Progresista Cívico y Social – hoy FAP - se rearmó en torno del fundacional socialismo, radicales “libres” (o sueltos) un ex - PS (Rubén Giustiniani), que con Partido propio decidió jugar adentro de la nueva alianza, y la medular participación del intendente de Rosario Pablo Javkin con su Partido CREO apadrinando a Giustiniani en la interna senatorial contra la socialista Clara García, viuda de Miguel Lifschitz.

RUMBO AL 2023
En el peronismo Omar Perotti plebiscitará, no su gestión como mucho creen, sino su liderazgo a manos del sempiterno candidato Agustín “Chivo” Rossi, quien además tiene cuentas pendientes con los líderes kirchneristas nacionales que intentaron evitar que juegue en esta compulsa. En Juntos por el Cambio, el radicalismo NEO recién llegado al sector deberá validar con Maximiliano Pullaro lo que consideran su mayor fortaleza: la presencia dirigencial en todo el territorio, ante dos candidatos internos que ya estuvieron en Cambiemos: José Corral y Mario Barletta; mientras que Federico Angelini va por el podio sólo con la marca nacional PRO, que no es poco. El ganador de esta cuádruple compulsa clasificará, no solo para el 14 de noviembre, sino para las gubernamentales del 2023. En el ahora Frente Amplio Progresista – FAP – Rubén Giustiniani corre en representación de Pablo Javkin para la gubernamental 2023, mientras que Clara García lo hace en nombre del socialismo, y de quien fuera su candidato indiscutido: Miguel Lifschitz.
De las PASO de este domingo saldrán los precandidatos a Gobernador en el 2023. Aunque para el común de los mortales parezca ciencia ficción, en el mundo de la política es la cruel realidad.


Te puede interesar