Presentaron el proyecto para crear la Casa de Resguardo

Locales 09 de septiembre de 2021 Por Redacción
El mismo es impulsado por la concejal Alejandra Sagardoy, ultradefensora de los derechos de las mujeres víctimas de violencia de género, que recibió el acompañamiento de los concejales de su bloque para su presentación. El proyecto se había presentado en su momento y perdió estado parlamentario.
FOTO ARCHIVO ALEJANDRA SAGARDOY. Insiste con el proyecto para crear una Casa de Resguardo para víctimas de violencia de género.
FOTO ARCHIVO ALEJANDRA SAGARDOY. Insiste con el proyecto para crear una Casa de Resguardo para víctimas de violencia de género.

El proyecto de resolución para crear una Casa de Resguardo en Rafaela fue presentado en el Concejo por la concejal Alejandra Sagardoy, quien viene trabajando intensamente sobre esta iniciativa desde hace mucho tiempo, con el objetivo de sumar una herramienta fundamental que resguarde a las víctimas de violencia de género. La concejal de Cambiemos, cuenta con el acompañamiento de los concejales Leonardo Viotti, Miguel Destéfanis, Germán Bottero, Raúl Bonino y Marta Pascual. "Vamos a insistir con la creación de la Casa de Resguardo de modo tal que la ciudad pueda contar con un lugar especialmente diseñado para el abordaje de casos de víctimas de violencia de género en Rafaela", sostuvo la autora de la propuesta.
El artículo 4º de la Ley Nacional N° 26.485 expresa: “Se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, por acción u omisión, basada en razones de género, que, de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, participación política, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes. Se considera violencia indirecta, a los efectos de la presente ley, toda conducta, acción, omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón”.
Entre otros aspectos, el artículo 3° de la mencionada Ley consagra la garantía del Derecho a una vida sin violencia y sin discriminaciones, a la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, a que se respete su dignidad; a gozar de medidas integrales de asistencia, protección y seguridad, así como también a igualdad real de derechos, oportunidades y de trato entre varones y mujeres y a un trato respetuoso de las mujeres que padecen violencia, evitando toda conducta, acto u omisión que produzca revictimización.
Por otra parte, la complejidad de las situaciones a las que se enfrenta una mujer y en numerosos casos también sus hijos, sometidos a conductas de violencia de género, obligan a todos los niveles del Estado a contribuir en la erradicación de toda forma de violencia contra la mujer, así como la protección de esta y sus hijos.
En muchas ocasiones, entre otros factores, la falta de un espacio físico donde alojarse, así como la carencia de recursos económicos y materiales, hace que la mujer permanezca en la misma vivienda junto a su agresor, exponiéndose a nuevas situaciones de violencia, lo cual constituye un riesgo para su propia vida y hasta la de sus hijos.
Se considera que es imperiosa la necesidad de que Rafaela cuente con un Hogar de resguardo para quienes padecen violencia de género y familiar, donde a través de la conformación de un equipo interdisciplinario (médicos, enfermeros, abogados, psicólogos, trabajadores sociales) se le brinde la contención y asistencia que la complejidad de cada caso demande.

LA ORDENANZA 
A partir de los fundamentos expuestos en el proyecto de Resolución, se solicita crear en el ámbito de la ciudad de Rafaela la “Casa de resguardo para la protección de víctimas de violencia de género”, el cual dependerá de la Secretaria de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Rafaela o la que la reemplace en el futuro.
En el Art. 2°, se expresa que será el objetivo general de la Casa, brindar protección; albergue; alimentación; contención; atención médica y psicológica y asesoramiento legal de manera transitoria a mujeres que sean víctimas de violencia de género y familiar, las medidas de asistencia alcanzan también a sus hijos. Los objetivos específicos, serán la atención del trauma, elaboración psíquica de la situación de violencia; promover y proveer espacios de contención psico-emocional y de resguardo físico a las mujeres albergadas y a sus hijos para la reducción del daño psicofísico; ofrecer herramientas que propicien la toma de conciencia y empoderamiento de las mujeres en lo referente a los derechos que poseen y su autonomía personal y de esa manera, una vez superado el ciclo de la violencia, reelaborar un nuevo proyecto de vida para ellas y sus hijos; recomponer la capacidad de percepción, ejercicio y goce de sus derechos; reinserción social de la mujer; asistir a la mujer y sus hijos en su proceso de atención médica; garantizar la continuidad del ciclo escolar de los niños alojados en el Hogar; promover el reconocimiento de capacidades de cada una de las mujeres a fin de facilitar su autonomía al momento del egreso de la Casa.

ACUERDOS Y CONVENIOS 
A fin de dar cumplimiento a los objetivos establecidos en la presente Ordenanza, se faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a celebrar acuerdos y convenios con todos los niveles y poderes del Estado, así como con instituciones varias y empresas, tendientes a la obtención de recursos sean estos materiales, económicos y/o humanos, inclusive comodatos de sesión de espacios físicos o equipamientos.
Asimismo, se faculta al DEM a contratar, previo concurso oposición y antecedentes, el personal que demande el funcionamiento de la Casa, así como a reubicar personal afectado a otras dependencias municipales.
La Casa para la protección de víctimas de violencia de género tendrá un/a Director/a, designado por el Departamento Ejecutivo Municipal con acuerdo del Concejo Municipal. En tanto, el Departamento Ejecutivo Municipal dictará el pertinente Reglamento Interno de la Casa de Resguardo a fin de regular su funcionamiento.
Finalmente, señala que serán derechos de las mujeres alojadas en la Casa usar y disponer de las instalaciones y servicios propios de la Casa, de conformidad a lo establecido en el Reglamento Interno.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar