La intervención oficial le costó 1.000 millones de dólares a la cadena cárnica

SUPLEMENTO RURAL 02 de septiembre de 2021 Por Redacción
Sociedad Rural Argentina puso los números sobre la mesa para mostrar el verdadero impacto que tuvieron las medidas del Gobierno, desde mediados de abril, perjudicando fuertemente a todo el sector.
IMPACTO. Productores, industrias y trabajadores, han sufrido en carne propia los efectos de las medidas oficiales.
IMPACTO. Productores, industrias y trabajadores, han sufrido en carne propia los efectos de las medidas oficiales.

El Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina analizó las distintas variables que influyeron desde que el Gobierno nacional puso en marcha, a mediados de abril, una serie de medidas y resoluciones para intervenir en el mercado, generando un gran perjuicio para la actividad ganadera.
El documento aseguró que, en 135 días de estas políticas, la cadena de ganados y carnes “acumuló pérdidas por 1.084 millones de dólares”, cifra que representa más de ocho millones por día de intervención. “Todos perdimos”, reconocieron desde la entidad ruralista.
Para el trabajo presentado, los expertos se agruparon los impactos en cinco grandes rubros: los que están vinculados con los productores, los relacionados con las remuneraciones de los trabajadores de la industria frigorífica, las vinculadas con la industria frigorífica misma, el impacto económico en el efecto multiplicador de las actividades conexas y las asociadas con las menores exportaciones e ingreso de divisas.
“Dentro de los eslabones de la cadena, los productores asumieron el monto más grande con 411 millones de dólares, mientras que en los frigoríficos las pérdidas alcanzaron los 165 millones”, indicaron los especialistas de la SRA. Al mismo tiempo, señalaron que los operarios tuvieron una merma en sus remuneraciones de 59 millones y que, además, se perdieron 209 millones por la caída del efecto multiplicador de la actividad primaria. A todo eso, debe sumársele la cifra de 240 millones de dólares en concepto de exportaciones no realizadas.

EFECTOS DIRECTOS
Respecto de la caída de la actividad ganadera entre abril y agosto de 2021, el equipo perteneciente al Instituto de Estudios Económicos de la entidad indicó que esos 411 millones se desagregan de la siguiente manera: menor valor real de la hacienda vendida durante el período que suma 202 millones, porque a partir del mantenimiento de los animales en stock se sumaron mayores costos de alimentación, sanidad y cuidado, por un subtotal de 80 millones. Además, el costo financiero por mantener esos mismos animales en el stock implicó otros 92 millones y las pérdidas por menor calidad y mortandad alcanzan los 37 millones de dólares, asociadas a la prolongación del ciclo planificado.
Por su parte las industrias frigoríficas perdieron ingresos por causa de la mala integración de la media res generada por la prohibición de exportaciones de los 7 cortes y el acuerdo de cantidades y precios llevado adelante entre la industria y el gobierno. En tanto, los trabajadores dejaron de percibir un monto considerable que se atribuyen a los cambios de turnos realizados y menos horas extras.
Respecto de las pérdidas generadas por causa del efecto multiplicador de la actividad, se observa que las actividades conexas de la cadena como matanza de animales, comercios mayoristas, servicios empresariales y profesionales, bancos y servicios agropecuarios y comercio minorista, dejaron de generar actividad económica por un valor de 209 millones.
Por su parte, las exportaciones no realizadas en este período por el cierre parcial o total llegan a los 240 millones, pero el daño más importante está relacionado con la “mala imagen” hacia el mundo generada por la falta de cumplimiento de acuerdos comerciales.

MEDIDAS DE GRAN IMPACTO
Desde el 15 de abril, el Gobierno tomó diversas medidas de gran impacto en la cadena cárnica, teniendo en cuenta que prácticamente todas resultan adversas para una cadena que inevitablemente necesita reglas claras y previsibilidad: Mayores requisitos para exportar carne vacuna; Creación de un registro de exportaciones de carnes; Creación de una comisión mixta interministerial para actualizar los precios de referencia de exportación; Troceo obligatorio para la comercialización de carne vacuna; Acuerdos de precio para el abastecimiento de carnes a precios máximos; Cierre por 30 días del registro que emite los permisos de exportación; Cuotificación por tres meses (junio a agosto) de las exportaciones de carnes, por un volumen que alcanza al 50% del volumen exportado durante el año pasado y el mismo decreto asigna toneladas y prohíbe la exportación de siete cortes hasta fin de año.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar