“Payún”, el nuevo libro de Hugo N. Bruno

Información General 01 de agosto de 2021 Por Redacción
LA MISCELÁNEA COMO GÉNERO LITERARIO
payún


Por Liana Friedrich

Vamos a comenzar por abordar el libro desde el continente, antes de incursionar en su contenido. Aparece en vivos colores, como el escritor aclara debajo de la fotografía de tapa –tomada por el mismo autor-que corresponde a uno de los más agrestes y bellos paisajes que nos asombran en el escenario argentino. En efecto: si indagamos acerca de él, encontramos que la reserva La Payunia es un área natural protegida ubicada en el sur de la provincia de Mendoza, en Argentina. La zona también se conoce como como Payún o Payén. Se accede a la reserva a través de la ruta nacional 40 y luego por ruta provincial 186, a 160 km de Malargüe, ciudad cabecera del departamento homónimo. Pero si examinamos la contratapa, nos encontramos con un texto lírico homónimo, presentado por el Ing. Bruno ya en su poemario “Opus”.
Ingresemos ahora al contenido. Desde el punto de vista formal, el libro se halla integrado por treinta tipos discursivos variados, ordenados sólo alfabéticamente, porque en realidad no los une ningún hilo temático, ni tampoco una trama argumental determinada. Resulta que aquí el “orden de los factores” no afecta para nada el producto, porque lo que aparentemente podría calificarse de caótico, le permite al lector acercarse a este volumen abriéndolo en cualquier capítulo o parte, o quizás atraído por algún título a partir del índice, que le resulte intrigante o curioso.
Hugo N. Bruno aborda un género literario, denominado “Miscelánea”. Si atendemos a su etimología esta palabra proviene del latín miscellanea y éste del verbo miscere, que quiere decir mezclar o combinar. Se utiliza en aquellos contextos en los que cosas diferentes o inconexas son presentadas en un mismo ámbito.
Pero ustedes se preguntarán: ¿acaso la miscelánea constituye realmente un tipo genérico, desde el punto de vista discursivo? Efectivamente, lo es: se denomina de tal manera al Género Literario que pertenece a la Didáctica, y que históricamente, floreció en las épocas del Renacimiento y del Barroco en España, en los siglos XVI y XVII, como principal antecedente del Ensayo. Sucede que en el Renacimiento la figura del humanista adquirió su verdadero y pleno significado: era un erudito interesado por todo tipo de temas (filosofía, ciencia, medicina, arte...). Y su inquietud intelectual hacia todo tipo de áreas se acabó convirtiendo en un género literario específico. En los libros de miscelánea no había una temática definida, sino que se presentaba una mezcla de saberes distintos. El propósito de estas publicaciones era fundamentalmente didáctico.
En este caso consistente en una colección de materiales heterogéneos que principalmente tienen en común, el hecho de suscitar interés tanto en el compilador como en el público, que presuntamente va a apreciar la obra, entremezclando tanto la opinión, como la instrucción y la diversión, porque entre sus escritos, es posible encontrar variedad de prosas (cuentos, anécdotas de viaje, textos de carácter científico), versos e incluso piezas de variada procedencia, cuyo origen es debidamente aclarado por este autor.
Es decir que “Payún”, es un libro que se encuentra a caballo entre la narrativa de ficción, la poesía, el género ensayístico y el enciclopédico. Aunque a estos textos se los solía catalogar en general, como “enciclopédicos”, nada que ver: una enciclopedia tiene un orden interno que reproduce en parte el recorrido formativo que el investigador ha llevado a cabo, para probar una hipótesis y/o presentar sus descubrimientos a un determinado público letrado, mientras que la miscelánea exhibe una organización inconexa y variopinta, donde se mezcla alternativamente, lo grave con lo frívolo, el lenguaje científico o tecnológico con la sensibilidad literaria, cuya finalidad es comprender y satisfacer a una amplia franja de posibles destinatarios, cuyas preferencias escriturarias resulten variadas.
Concluyendo: El Ing. Hugo N. Bruno demuestra una enorme versatilidad para abordar tanto temas científicos o eruditos, como también para desarrollar textos de ficción narrativa o de carácter poemático, manejándolos siempre con sapiencia, pericia e inteligencia. Le auguramos entonces éxitos por este nuevo libro en formato papel, el cual seguramente entretendrá a muchos lectores, durante este tiempo de forzoso encierro.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar