Amistad con restricciones

Editorial 20 de julio de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
Por segundo año consecutivo, los amigos y amigas deberán celebrar este Día con protocolos y restricciones porque la tasa de contagios de Covid en la Argentina, y en particular en la provincia de Santa Fe, aún es elevada más allá del avance del plan de vacunación. La euforia habitual que se traduce en interminables abrazos deberá esperar hasta julio de 2022 según las medidas de convivencia en pandemia que rigen hasta el viernes, que prohíben las reuniones sociales en espacios cerrados y solo permite el encuentro, con un limitado número de personas, al aire libre. 
Como sea, este Día dedicado a venerar la amistad planteará un nuevo desafío a las restricciones vigentes al punto que las autoridades de distintas ciudades anticiparon un aumento de los operativos de control para evitar incumplimientos y, en caso de que se produzcan, sancionar a los responsables, que en realidad serían irresponsables en tiempos donde la emergencia sanitaria se impone sobre toda otra actividad, inclusive la educación. Las salidas a bares y restaurantes son un clásico para la semana del amigo, aunque los límites horarios impiden los encuentros nocturnos en estos espacios. Habrá momentos a la hora del té o una suerte de "after" o reunión después del trabajo en los bares, pero con escasa duración pues a las 21 horas los locales gastronómicos deben cerrar sus puertas. Las "juntadas" en casas de familias también se llevarán a cabo, más allá de lo que dicten los decretos. 
En este Día tan especial faltarán, precisamente, muchos amigos que han quedado en el camino a raíz del coronavirus. Con más de 100 mil víctimas fatales por esta enfermedad, la Argentina es uno de los países con mayor cantidad de muertes. Esas ausencias, entonces, marcarán en cierto punto el clima de los grupos de amigos y amigas que sufrieron pérdidas en estos 500 días de pandemia. 
El médico psicoanalista y autor del libro "Amistad, una hermandad elegida", Luis Kancyper, recordó una frase del pensador Francis Bacon, que dice que el amigo duplica las alegrías y divide las tristezas por la mitad. Una encuesta realizada hace un par de años por TrialPanel dejó algunos datos interesantes en torno a esta celebración de culto en la Argentina. Al indagar sobre la etapa de la vida de la que proviene el grupo de amigos más íntimo, el 42 por ciento declaró que éstos provienen de diferentes etapas, mientras que el 29 por ciento ponen en ese lugar a los amigos de la secundaria o adolescencia, y un 14 por ciento a los de la vida adulta. Los amigos de la adolescencia son tan importantes, según Kancyper, porque esta etapa marca "el fin de la ingenuidad" y es a través del amigo que "uno puede empezar a tomar distancia y autonomía de las figuras parentales y fraternales", adquiriendo "un sentimiento de existir y de ser".
Cuando se busca reflexionar sobre el significado de la amistad, surgen citas y frases que ilustran este sentimiento afectivo que en la Argentina tiene al 20 de Julio como día. Una vez le preguntaron al escritor, dibujante y humorista rosarino, Roberto Fontanarrosa, qué deseaba para su hijo. Y él respondió: Deseo que los amigos se pongan felices cuando lo vean venir. Difícilmente alguien pueda disentir con esta perspectiva planteada el célebre hombre de letras que a través de bar El Cairo hizo un culto de la amistad. 
Por el lado de los lamentos, hay que reconocer que las amistades se forjan todo el tiempo y también se desgastan y se rompen. Es la ley de la vida que vayamos cosechando nuevos amigos y, por situaciones específicas, también perdiendo amistades. Un caso particular está dado por la política en la Argentina, que fue abriendo grietas en los grupos de amigos, incluso los que venían juntos a la par desde el jardín de infantes. Una lástima que las diferencias ideológicas hayan provocado rupturas entre los amigos y amigas, como también lo hicieron en el seno de muchas familias.
Si bien a los amigos por ahí no les interesa demasiado el origen de esta celebración, para cerrar esta columna vamos a recordar como surgió en la Argentina al menos. En 1969, el argentino Enrique Febbraro consideró el primer paso del hombre en la Luna un momento único tanto desde una perspectiva histórica como sentimental. Tanta fue su fascinación por este día que creó la teoría de que ese gran paso era una demostración de amistad de la humanidad al universo. Por eso escribió mil cartas y las envió a diferentes ciudades del mundo para difundir su propuesta. Tras recibir un amplio apoyo, desde entonces hasta la actualidad, el mundo recuerda que, el mismo día en que Neil Armstrong ponía su pie en la luna, un argentino declaraba esa fecha el Día del Amigo.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar