Robaron $50.000 desde un centro de rehabilitación

Policiales 08 de julio de 2021 Por Redacción
Una empleada de limpieza fue víctima de un hecho delictivo. En tanto, se investiga quién provocó el incendio de un automóvil. También, el secuestro de un carrito por resultar producto de un robo.
Destacamento 9 Nueva Dos
DESTACAMENTO Nº 9. En este lugar se recibió una denuncia, tras un importante robo.

Personal del Destacamento Nº 9 acudió a un inmueble sito en la calle Deán Funes al 1100, donde una mujer de 35 años de edad, que realiza labores de limpieza de un Centro de Rehabilitación, que allí funciona, que al terminar su trabajo tomó el bolso que había dejado en la cocina, y se percató de la falta de una billetera.

En la misma se resguardan 50.000 pesos.

Además, manifestó que en el lugar existe libre acceso de personas, y que no se cuenta con cámaras de vigilancia.

AUTOMOVIL INCENDIADO

Anoche, ante efectivos de la Seccional 15ª de esta ciudad se presentó una vecina de 29 años de edad, y comentó que desde su casa sita en la calle M. Brasca al 600 observó que en el sector de estacionamiento de la calle interna lindante al Sur de la dependencia policial, un auto era consumido por el fuego.

Se trató de un Fiat Duna que experimentó daños totales, observados tras la actuación que le cupo a Bomberos Zapadores.

Sobre lo mencionado con antelación, se conoció que a unos 10 metros fue ubicada una botella de plástico que había contenido combustible.

Sobre el vehículo se sabe que estaba secuestrado -en calidad de depósito- desde el pasado 3 de julio, y que no contaba con ninguna medida de seguridad, como consecuencia de que exhibía la rotura de vidrios y puertas.

SECUESTRO DE UN CARRITO

En la investigación de un robo cometido en jurisdicción de Zenón Pereyra,  en el que resultó damnificado un hombre de 41 años de edad, personal de la Policía de Frontera se hizo presente en un domicilio ubicado en la calle calle 5 al 500, donde la persona víctima de lo mencionado anteriormente dijo haber reconocido el carrito que le sustrajeron.

En el lugar, Marcos Gastón M., de 30 años, hizo saber que lo había comprado a un individuo que vive en la vecina población de San Francisco, por lo que se dio continuidad a la investigación a fin de tratar de lograr el esclarecimiento de lo sucedido.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar