Intento de suicidio de la hermana de Emiliano Sala

Información General 07 de julio de 2021 Por Redacción
Causa conmoción el intento se suicidio de Romina Sala, hermana de Emiliano Sala, futbolista oriundo de la localidad de Progreso, Santa Fe, que murió en un accidente aéreo cuando viajaba de la ciudad francesa de Nantes Cardiff, para sumarse a un equipo británico.
sala
IMAGEN ARCHIVO ROMINA SALA. En tiempo feliz, junto a su hermano Emiliano.

Romina Sala, de 29 años de edad, se encuentra internada en grave estado en el Hospital José María Cullen de Santa Fe, con la asistencia de un respirador, hizo varios posteos en el último tiempo, muchos relacionados a la felicidad y con Emiliano siempre presente, hasta en su cuenta de redes sociales, a 2 años y 6 meses de su fallecimiento.

Romina fue hallada en su vivienda de 4 de Enero al 2900, de la ciudad de Santa Fe, por una amiga, con quien se comunicó vía Whatsapp. Minutos después la amiga se dirigió hasta ese domicilio, pudo ingresar y se encontró con la mujer desvanecida. Llamó de inmediato al 911, desde donde se encargaron de convocar al servicio de urgencia médica oficial, que la trasladó hasta el hospital.

Tras las primeras prácticas habituales para este tipo de casos, se logró entubarla. "Está con respirador y su estado es crítico. Se está trabajando con un grupo importante de especialistas, intentando salvarle la vida”, admitió un facultativo ante una consulta de La Nación.

Romina fue quien se ocupó de viajar a Cardiff en enero de 2019, cuando se conoció que el avión que trasladaba a Emiliano (28 años) perdió todo contacto con los aeropuertos de la zona cercana al Canal de la Mancha. Fue el 22. Días después se encontró el avión destruido y un cuerpo en su interior, que se comprobó era del futbolista.

SE AGUARDAN RESPUESTAS

La familia del futbolista aún espera respuestas y sus abogados reclaman hasta el día de hoy "establecer la verdad completa" sobre las causas de la caída de la aeronave cuya investigación está demorada a causa de la pandemia de coronavirus. En unas primeras pesquisas, se encontró que ni el piloto ni el avión tenían la licencia requerida para operar vuelos comerciales. Poco antes del accidente, Sala había enviado mensajes desde su celular a sus amigos en los que comentó que pensaba que el avión se iba a caer.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar