Una victoria para volver al Maracaná

Deportes 06 de julio de 2021 Por Néstor Clivati
Para muchos es relativo el mérito de jugar estas instancias en un torneo, donde solo 10 combinados se miden y entre los cuales, la Selección Argentina es uno de los animadores excluyentes, por historia y poderío deportivo en esta disciplina.
FOTO ARCHIVO POR UNA NUEVA ALEGRÍA. / Argentina viene de ganarle a Ecuador y ahora irá por Colombia y el pase a la final.
FOTO ARCHIVO POR UNA NUEVA ALEGRÍA. / Argentina viene de ganarle a Ecuador y ahora irá por Colombia y el pase a la final.

Banner-Web---La-Opinion---REA (1)

Para muchos es relativo el mérito de jugar estas instancias en un torneo, donde solo 10 combinados se miden y entre los cuales, la Selección Argentina es uno de los animadores excluyentes, por historia y poderío deportivo en esta disciplina.
Para otros, entre los que me incluyo, sin desatender esos argumentos irrefutables, me permito subrayar la importancia del partido que se va a disputar en Brasilia esta noche, por el contexto en el cual este equipo dirigido por Lionel Scaloni, ha llegado a competir y en el que prevalecieron, al menos hasta hace unos días, la desconfianza y una cierta apatía por parte de los aficionados y un basto sector de la prensa especializada.
Ya volvimos en innumerables ocasiones a esa referencia de junio del 1993, la últimas vez que un combinado argentino, levantó este centenario trofeo de la Copa América en Guayaquil y también, trazamos como en una línea de tiempo, todas las desventuras que impidieron que la AFA siguiera coleccionando esos trofeos, sin embargo, no me parece fuera de lugar seguir analizando las causas, que nos han llevado a convivir con ese círculo vicioso de improvisaciones y también de providenciales desgracias deportivas, que nos separaron a lo largo de casi 3 décadas de la cúspide del futbol mundial.
No será en la previa de este cruce decisivo ante Colombia que la repasemos, pero sí es acertado ponderar el trabajo que se está desarrollando desde que Lionel Scaloni decidió tomar la posta del traumático ciclo de Jorge Sampaoli, expirado el mundial de Rusia en 2018.
Ese ejercicio le entregará fundamentos a una expectativa singular, como pocas veces ha sucedido en los últimos años, por ver a un equipo con la frescura de la renovación y el refinado paladar de los últimos sobrevivientes de la generación dorada, que presenta a Lionel Messi, como ese abanderado que tantas veces necesitamos y que recién en esta última etapa de su carrera, encontramos de manera vívida y acaso inesperada.

MESSI, EL QUE AHORA ANHELA EL BARCELONA
Esta noche en el estadio Mané Garrincha el rosarino le pondrá su rubrica al partido número 150 con el seleccionado mayor; es tan desmesurado todo lo que ha pasado hasta aquí, en la vida deportiva de Messi, que ya no generan grandes repercusiones sus hazañosas estadísticas, somos contemporáneos de un fenómeno de época y la dimensión de su obra, se verá con mayor nitidez, con el paso del tiempo.
Sí en cambio, hay margen para el asombro; aquellas morriñas de un jugador solo incomparable jugando para el Barcelona, pero frustrado en la mayoría de sus aportes a la causa albiceleste, han trocado de manera fenomenal, con ese dulce encanto de lo indescifrable, por otro mas sabio e influyente que se consolida en cada compromiso con la Selección Mayor, siendo ahora, la envidia de los hinchas Culé, por ese inobjetable liderazgo.
Para el juego frente a los Cafeteros, Lionel Scaloni, motivado por la imagen solvente de un equipo que goleo a Ecuador el sábado en Goiania, ha decidido darle continuidad a una formación que se convirtió en estable, a medida que maduró su armonía colectiva, desde el reinicio de las competencias en este 2021; tal vez el único dilema sea el volante central, sopesando los valores que pueden agregar Leandro Paredes o Guido Rodríguez. Lo que hasta el año pasado era un orden de alternativas, ahora se convirtió en una duda que no resulta fácil dirimir, si bien se trata de perfiles no exactamente similares, el mediocampista del PSG, cuya ductilidad en el manejo de la pelota es incuestionable, no se ha mostrado con la firmeza que le impone su misión dentro del esquema de contención, mientras que el ex jugador de River y actual volante del Betis, por su talla y personalidad, acercó otras garantías, cuando el equipo debió replegarse.
Con esa disyuntiva, que Scaloni resolverá un rato antes del partido frente Colombia y una estructura que en el resto de las líneas parecer afianzarse a buen ritmo, Argentina buscará una vez más, cerrar el torneo renovando la ilusión de reencontrarse con el título.
Hace dos años, en la edición anterior, también disputada en Brasil, tuvo que resignarse a jugar por el 3er puesto en San Pablo y mirar como los locales se consagraban en Rio de Janeiro, una victoria esta noche, lo llevaría a un lugar que necesita ser sanado para siempre, allí en 2018 Alemania le escamoteo el título en la final del Mundial, por ello, volver al Maracaná, es un desafío y una revancha.

Las posibles formaciones: 
Argentina:
Emiliano Martínez; Nahuel Molina Lucero, Cristian Romero o Germán Pezzella, Nicolás Otamendi o Cristian Romero, Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes o Guido Rodríguez, Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Nicolás González o Ángel Di María. DT: Lionel Scaloni.

Colombia: David Ospina; Daniel Muñoz, Yerry Mina, Davinson Sánchez, William Tesillo; Wilmar Barrios, Gustavo Cuéllar; Juan Cuadrado, Luis Díaz; Miguel Borja y Duván Zapata. DT: Reinaldo Rueda Rivera. DT: Reinaldo Rueda.

Estadio: Mané Garrincha (Brasilia).
Árbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela).
Hora de inicio: 22:00 - TV: Pública y TyC Sports.

Te puede interesar