La carne en estado crítico

Editorial 05 de julio de 2021 Por Redacción
Leer mas ...
IMAGEN INTERNET FAENA. Hubo caída en novillitos de dos dientes y vaquillonas de dos dientes.
IMAGEN INTERNET FAENA.

La faena de cabezas de ganado cayó 11,2% interanual en el segundo trimestre del año y el consumo per cápita descendió al nivel más bajo de la historia, según un informe elaborado por la Fundación Mediterránea.
El consumo en los primeros cinco meses del 2021 se ubica apenas en 45,3 kilos per cápita.
El economista Nicolás Torre, del instituto IERAL de la entidad, explicó que considerando la faena acumulada para 2021, se observa una "desmejora significativa de la actividad para la industria frigorífica ubicada en el interior del país, en Córdoba, Cuyo y Santa Fe".
Durante 2020 se perdieron 560.000 vacas vientre, con una baja del 2,4%, lo que se tradujo en un factor alcista del precio de la hacienda durante los últimos trimestres y por consiguiente de la carne bovina al mostrador del 75% entre mayo de 2020 e igual mes de este año.
El salario subió 38% durante similar período, lo que se tradujo en una marcada caída del consumo per cápita de carne bovina, estimado en 45,3 kg por habitante, para los primeros cinco meses de 2021, según el análisis del especialista.
Así, en un contexto de cambiantes políticas sectoriales para la cadena bovina, frente al cierre y posterior apertura parcial de las exportaciones, la actividad de la industria frigorífica exhibe una marcada contracción en relación a igual período del año pasado, si se comparan datos de abril-mayo de 2021 contra los mismos meses de 2020.
Según datos publicados por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), la industria registró durante abril-mayo de este año un nivel de faena (cabezas) 11,2% inferior a igual período de 2020.
Esta menor actividad se explicaría, en principio, por la conjunción simultánea de la retracción de la oferta de hacienda y una preocupante tendencia negativa observada en la dotación de vientres: se perdieron 560.000 vacas entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, lo que representa el 2,4%.
El otro factor negativo es el bajo poder adquisitivo de los salarios en relación a la carne durante el avance de 2021.
La faena acumulada en los primeros cinco meses de 2021 acumula una contracción del 6,1% respecto de igual período de 2020.
En tanto, la provincia de Buenos Aires, líder con el 51,5% de la faena nacional, produjo 2,69 millones de cabezas, lo que representó una merma del 5,5% con respecto a enero-mayo de 2020.
Santa Fe, segunda en importancia que participa con el 17%, faenó 890.000 cabezas.
Córdoba, tercera con 7% de la faena nacional, llegó a las 366.000 cabezas, mientras que Entre Ríos se ubicó cuarta, con el 3,9% de la faena.
Así, la carne bovina destinada al mercado interno aumentó en precio un 75% durante los últimos 12 meses (mayo/mayo), de $385 a $673 el kilo, considerando un conjunto de seis cortes bovinos: asado, bife angosto, carne picada, cuadril, nalga y paleta.
En igual período, el salario de un trabajador registrado del sector privado (desestacionalizado) aumentó un 38%, para rondar los $79.000 a mayo de 2021.
Este monto permitió adquirir en mayo aproximadamente 117 kilos de carne bovina: conjunto de seis cortes.
"Si se compara este volumen con el de un año atrás (149 kilos), se concluye que la pérdida de poder adquisitivo del salario registrado con relación a kilogramos de carne bovina es del 21%", dice el análisis.
Mientras tanto, José Ignacio de Meniguren, presidente del BICE y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), sostuvo que espera que el cierre parcial de exportaciones de la carne se resuelva "rápido" porque la Argentina "necesita los dólares que el campo le genera".
El empresario consideró que las medidas del Gobierno respecto de las ventas de carne al exterior representan una "dificultad enorme" para el sector agropecuario.
"Espero que sea una emergencia, pero está claro que es un tema que requiere soluciones estructurales, no coyunturales", aclaró de Mendiguren.
"Cada vez que el país explota por la falta de dólares, que lamentablemente pasa bastante seguido, siempre las crisis vinieron desde la city. ¿Y cómo se recuperó?, desde el interior hacia Buenos Aires", señaló.
Hasta el momento, la administración de Alberto Fernández habilitó la reapertura gradual de carne, dado que se podrá exportar solo hasta el 50% del volumen mensual promedio de 2020 hasta el 31 de agosto próximo.
A su vez, hasta fin de año no se podrá vender al exterior media res, cuartos con huesos y siete cortes de consumo popular, que son asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.
Mientras tanto, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) ya comenzó a mantener reuniones con gobernadores para dialogar sobre la problemática y sumar apoyo.
Según aseguraron las entidades del sector, necesitan buscar "alternativas" para "seguir trabajando como productores".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar