Santiago Eberhardt: joyas de autor

Locales 04 de julio de 2021 Por Redacción
Santiago Eberhardt es un joven emprendedor rafaelino que gracias a un viaje que realizó en una pequeña casilla rodante descubrió el oficio de la joyería, el cual hoy es su modo de vida.
SANTIAGO EBERHARDT. El joven joyero de nuestra ciudad.
SANTIAGO EBERHARDT. El joven joyero de nuestra ciudad.

En 2017 Santiago Eberhardt se embarcó en una aventura que lo llevo a recorrer las costas de Uruguay y Brasil. Mientras realizaba este viaje descubrió un oficio que lo enamoró, la orfebrería. Si bien el arte, y el gusto por crear belleza siempre fueron parte de su vida, nunca había pensado en realizar joyas. Hoy Santiago tiene 29 años y ya cuenta con su propio taller de diseño, fabricación y restauración de joyas de plata y oro. Cada creación es una pieza única y muestra el espíritu emprendedor, aventurero y artístico del autor.

- Santiago si bien en estricto rigor de las palabras podría decirse que sos un orfebre, no es así como te autodenominás, ¿nos contás como preferís?
Me considero un artesano joyero autodidacta. Digo ser autodidacta por la única razón de que no fui a ningún instituto de joyería para aprender el oficio. Aunque, lo cierto es que hoy en día con la gran cantidad de información a la que podemos acceder mediante internet, se hace mucho más fácil el acceso a manuales o directamente a videos de maestros orfebres.

- No se trata este de un oficio familiar, ¿cómo descubriste este bello arte de crear?
Desde que tengo memoria estoy relacionado con el arte, siempre me gustó dibujar. Cuando tenía unos 7 u 8 años tuve la posibilidad de conocer diferentes técnicas gracias a que mis padres decidieron mandarme al Liceo municipal. Así una cosa llevó a la otra y un día decidí iniciar un viaje por las costas de Uruguay y Brasil. Para embarcarme en esta aventura, construí desde cero una pequeña casilla rodante en la que entraba justo un colchón de dos plazas. Es así que, en 2017, partí desde Rafaela con destino a Montevideo y a partir de allí tomar contacto con cada pueblo de la costa uruguaya.
Fue precisamente en Piriápolis dónde conocí a muchos maestros artesanos que estaban dispuestos a compartir su sabiduría y conocimientos conmigo. Hubo uno en particular que me cautivó con sus trabajos, Diego Heredia. Diego es un artista del macramé y mayorista de piedras semipreciosas de India. Hago referencia sobre él particularmente porque fue el que me motivó para dar mis primeros pasos como artesano.

- ¿Y cómo fueron esos primeros pasos como artesano?
En un comienzo fueron el alambre de alpaca y una pinza mis primeras armas para empezar en este fascinante mundo de la joyería. Durante un mes realicé pequeños y sencillos dijes con alambre y piedras, los que comercializaba en la rambla de Piriápolis. Para esa altura ya estaba solventando el viaje con lo que vendía. Así que nada me impedía seguir viajando rumbo al norte. Finalmente, después de 3 meses en Uruguay llegué a Barra de Lagoa en la isla de Florianópolis. Allí estuve 20 días, comenzaron a surgir rumores sobre la inminente detención de Lula y las calles se habían llenado de militares, por lo que decidí que ya era hora de volver.

- Hoy ya tenés tu taller para crear, ¿cómo fue esa decisión?
Luego de esa experiencia viajera en la que descubrí mi pasión por este oficio, no dudé y me lancé, de a poquito comencé a ensamblar el taller. Fueron días y noches enteras de intentos de soldaduras frustradas, había metal fundido por todo el piso del taller, y mis dedos estaban machucados. Sin embargo, al cabo de un tiempo todo ese esfuerzo comenzó a dar sus frutos.

-¿Qué trabajos realizas en tu taller?
Hoy en día realizo trabajos personalizados en oro18k y plata925, algunos de ellos con engarces de piedras preciosas y semipreciosas. Anillos, alianzas, dijes, esclavas, aros y cualquier otra pieza de joyería puede ser realizada desde cero en mi taller. Además, realizo trabajos de restauración. Con el paso de los años las joyas sufren los embates de distintos agentes corrosivos, sin darnos cuenta se van poniendo negras, por lo que es importante darles el mantenimiento adecuado para volver a ponerlas en valor.

- ¿Realizas el pulido de las piedras semipreciosas?
Con respecto a las piedras semipreciosas no las lapido, es un trabajo muy tedioso. Hay talleres en India y Paquistán que proveen de piedras a todo el mundo y, hoy en día, se puede comprar un lote de piedras inclusive por WhatsApp. Si hay que hacer un trabajo con piedras preciosas, las cuales tienen mayor valor que las anteriores, se compran directamente en Buenos Aires. La calle Libertad es la meca joyera argentina.

- ¿Dónde nuestros lectores pueden conocer tus trabajos?
En mi Instagram van a poder encontrar imágenes de todos mis trabajos y proyectos. Encontré en las redes sociales la manera perfecta de mostrarle al mundo mis trabajos y de esta forma las clientas y clientes pueden contactarme por pedidos de presupuestos o realizarme cualquier tipo de consulta.
CONTACTO:
Santiago Eberhardt Joyería
Instagram: @santieberhardt.joyeria

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar