“Lo que más nos desvela es el recurso humano”

Locales 22 de junio de 2021 Por Redacción
Sin lugar a dudas la pandemia dejará huellas en todos y en cada uno, pero seguramente estas serán más notorias en aquellos que debieron tomar decisiones en donde siempre la vida y la muerte jugaron un mismo partido. El Dr. Diego Lanzotti, reflexionó acerca de todo este proceso que comenzó en marzo del 2020.
FOTO ARCHIVO DIEGO LANZOTTI. Actual director del Hospital "Jaime Ferré".
FOTO ARCHIVO DIEGO LANZOTTI. Actual director del Hospital "Jaime Ferré".
La gestión de un hospital en medio de la pandemia, puede convertirse en motivo de oportunidad o de una frustración, depende de cómo se lo asuma cada uno. En este caso, el Dr. Diego Lanzotti, director del hospital Jame Ferré desde hace nueve meses, fue entrevistado por el programa de Next TV, “La última pregunta”, que es conducido por el periodista Pedro Ulman, y en donde el profesional de la salud, habló a fondo de este hecho de época, que para muchos será motivo para escribir varios libros: “La verdad es que tratamos de recopilar toda la información y de dejar todo registrado porque este es un hecho sin precedentes desde el punto de vista sanitario, va a ser interesante, por un lado por la experiencia, por otro por una experiencia a futuro, pensando en la posibilidad de que los virus respiratorios vuelvan a tener su protagonismo con lo tuvo el Covid, más allá de que tenemos la esperanza puesta en que esto va a terminar, pero creemos que en cualquier momento los virus respiratorios pueden ser protagonistas y por eso tenemos que cambiar el paradigma de la atención. Es muy importante ver todo lo que hicimos, ver todo lo que se amplió, ver como funcionó el sistema para crecer a futuro”.
Al ser interpelado sobre que significa la gestión de un hospital y que es lo que más lo desvela, el doctor respondió: “En realidad lo que más te desvela es el recurso humano predispuesto al trabajo; el desgaste de los equipos, el insumo e incluso el oxígenos que nos ha dejado sin dormir, es algo que es físico y que se puede resolver y que muchas veces depende de variables que uno no maneja, pero el recurso humano es el recurso que uno tiene que cuidar, porque llega un momento que el personal tiene un límite y no da más y uno tiene que lograr arbitrar todos los medios para que esto no pase. Yo, además de ser médico cirujano, hice una carrera de administración en salud, -casi simultáneamente con lo mío-, y la verdad es que nunca pensé que esto me iba a poner a prueba en un sistema tan complejo como es el que creó esta pandemia; uno ya veía muy complejo al sistema de salud antes y esto lo complejizó de una manera que es impensable”. Lanzotti, contó que viene de una familia de cirujanos, de hecho su padre que vive en Rosario es cirujano y también fue administrador de salud y él siguió por ese mismo camino.

"EN ESTE MOMENTO 
NO DESCANSA NADIE"
Sobre si puede dormir y descansar en medio de este contexto, Lanzotti manifestó que “en este momento no descansa nadie, no solamente el personal sanitario, porque todos tenemos motivos para el desvelo, motivos personales que son los más graves, motivos laborales y económicos y desde el punto de vista organizacional el hospital ha ido creciendo en una magnitud que siempre fue un poquito por delante de los eventos; siempre tuvimos la oportunidad, por la conformación del equipo de ir por delante, también por ampliar la base de responsabilidades, y en el momento en que uno no dio más, siempre hubo alguien atrás empujando para seguir”.

FESTEJO Y DOLOR
AL MISMO TIEMPO 
Sobre el festejo por el avance de la vacunación con globos y aplausos, que para alguna porción de la población fue excesivo y generó críticas, Lanzotti expresó: “Voy a decir algo que puede sonar raro, pero la gente tiene que entender que la vida y la muerte conviven permanentemente en el correr de los días; la vida y la muerte están cerca como el amor y el odio. Yo estuve internado en abril de 2020 en la terapia intensiva del hospital por una neumonía que resultó ser no Covid, y los enfermeros festejaban un cumpleaños y la verdad que me sentí tranquilo de ver como el personal de salud todavía conservaba la posibilidad de emocionarse, porque a veces, el permanente contacto con la muerte te lleva a la frialdad del número (se murieron tres, se murieron cuatro…) y las personas que los atienden generan un vínculo donde les produce un daño tremendo; hay que despedir a un paciente con el que uno estuvo veinte días, las 24 horas al lado”.
“El vínculo se genera, se genera con el familiar que llama, se genera con el familiar que viene y trae algo que necesita. Creo que estas manifestaciones, la gente tiene que entenderla, porque el personal de salud está tan afligido, tan angustiado que no permitirles este desahogo es quitarles la posibilidad de que tengan esa otra sensación, de que hay algo por delante y no todo es muerte”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar