Podoroska y Begu son semifinalistas en París

Deportes 11 de junio de 2021 Por Redacción
DOBLES FEMENINO EN ROLAND GARROS
FELICES. Podoroska y Begu en Roland Garros.
FELICES. Podoroska y Begu en Roland Garros.

Banner-Web---La-Opinion---CAMPAÑA-vacunacion

BUENOS AIRES, 11 (NA). - La rosarina Nadia Podoroska tendrá hoy la posibilidad de una revancha deportiva cuando busque alcanzar la final del cuadro de dobles de Roland Garros, junto a la rumana Irina Camelia Begu, al enfrentarse a la dupla de la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y la polaca Iga Swiatek.
El encuentro se disputará no antes de las 09:30 (hora argentina) en el estadio "Philippe Chatrier", el principal del complejo ubicado en el barrio parisino de Bois de Boulogne.
Podoroska llegó a semifinales en singles en la edición 2020, un resultado que le "cambió la vida" tenísticamente hablando, pero que no pudo repetir este año, donde quedó eliminada en primera ronda.
"Es muy especial para mí. Este es el torneo en el que todo cambió para mí. Fue emocionante estar de regreso aquí. No jugué tan bien en individuales, pero estamos haciendo un gran trabajo y es una buena manera de quedarnos más tiempo en París", confió la rosarina, de 24 años.
En su tercer torneo como doblistas, la argentina y la rumana -semifinalista en el dobles del Abierto de Australia 2018- se metieron entre las cuatro mejores de Roland Garros, gracias a una buena conexión dentro del court.
"Nos entendemos muy bien dentro y fuera de la cancha. También hablo español, así que es una buena comunicación. Con Nadia es fácil porque es una persona relajada", remarcó Begu.
Podoroska y Begu comenzaron su camino con una victoria ante las francesas Cascino y Ponchet. Luego derrotaron a las cuartas favoritas, las japonesas Shibahara y Aoyama.
En octavos de final, eliminaron a otras jóvenes francesas, Paquet y Burel, mientras que luego vencieron a la estadounidense Rogers y la croata Martic, avanzando de esa manera a semifinales.
Podoroska, además, volverá a verse las caras con la polaca Swiatek, que el año pasado la venció en las semifinales de singles y luego alcanzó el título en el polvo de ladrillo parisino.

EN SINGLES
Barbora Krejcikova (33ª del mundo) se clasificó ayer en Roland Garros para su primera final de Grand Slam al eliminar a la griega Maria Sakkari (18ª) 7-5, 4-6 y 9-7 en 3 horas y 18 minutos (de los que 84 minutos correspondieron al último set) y se enfrentará por el título a Anastasia Pavlyuchenkova (32ª).
La checa, que salvó una bola de partido, buscará su primer título de Grand Slam y el segundo de su carrera después de Estrasburgo en 2021. Este año había accedido a la final de Dubai.
Pavlyuchenkova, por su parte, también logró el pasaje a su primera final de Grand Slam al superar a la eslovena Tamara Zidansek (85ª), en sets corridos, con parciales de 7-5, 6-3.

PARTIDAZOS
En el cuadro masculino, las semifinales tendrán como protagonistas este viernes a cuatro de los seis primeros preclasificados en Roland Garros.
Por un lado de medirán el griego Stéfanos Tsitsipás (5°) y el alemán Alexander Zverev (6°), mientras que por la otra llave se enfrentarán el serbio Novak Djokovic (1°) y el español Rafael Nadal (3°).
El duelo entre Nadal será el número 58 en el historial en el circuito profesional, con una mínima ventaja en favor del actual número 1, que ganó 29 juegos contra 28 de quien, sin embargo, es el máximo favorito en París.
Desde hace varios años, tres jugadores dominan claramente en el máximo nivel internacional, sumándose a Djokovic y Nadal el suizo Roger Federer, que es considerado por los especiales como el mejor de la historia.
Federer decidió retirarse luego de superar en la tercera ronda al jugador alemán Dominik Koepfer para preservar su integridad física, ya que venía de una prolongada inactividad luego de someterse a una delicada cirugía.
Los otros semifinalistas, forman parte de la nueva camada que progresivamente se acercan a los líderes históricos del escalafón, anotándose triunfos de gran valía en los últimos tiempos.
En el caso de Zverev, derrotó nada menos que a Nadal en la superficie favorita del español frente a sus propios aficionados, en el reciente Master 1000 de Madrid, que luego terminaría adjudicándose.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar