Industriales temen aluvión de productos asiáticos

Suplemento Economía 06 de junio de 2021 Por Redacción
Es ante una propuesta para bajar aranceles que impulsa Brasil, que a su vez avanza en un acuerdo con Chile que podría desplazar a la Argentina entre sus socios comerciales de la región.

Banner-Web---La-Opinion---CAMPAÑA-vacunacion

Un proyecto del gobierno de Brasil para rebajar 20% el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, que habilitaría un ingreso indiscriminado de importaciones asiáticas, genera preocupación entre los empresarios por su potencial impacto sobre el bloque comercial. La intención del gobierno de Jair Bolsonaro es llevar esa postura a la próxima reunión de cancilleres del bloque, prevista entre el 14 y el 16 de junio próximos.
Los primeros en dar la señal de alerta fueron los propios industriales brasileños, porque la decisión generaría una "invasión" de importaciones, con el derrumbe consecuente de la industria local.
Desde hace tiempo, Brasil -y también Uruguay- vienen proponiendo dotar de una mayor flexibilidad al bloque y habilitar negociaciones directas. Ante este escenario, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, viene manteniendo reuniones con cámaras empresariales de la poderosa industria brasileña, en las que se analizó el proyecto del ministro de Economía de ese país, Paulo Guedes, para recortar los aranceles externos.
Del lado argentino, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, pretende mantener la cobertura de algunos sectores sensibles, y el gobierno de Alberto Fernández pretende encarar un recorte arancelario menor, y sectorizado.
La Argentina aceptaría bajar el arancel, pero en menor medida, a partir del primero de enero de 2022, y además plantea la puesta en marcha de una canasta que reduce de 2% a 0% el derecho sobre 1.893 posiciones, insumos industriales no fabricados en el país. "No habrá industria automotriz. Seremos exportadores de productos agrícolas y hierro. En la agenda exportadora domina la agroindustria. Alguna vez fuimos un importante exportador de productos manufacturados, pero perdimos nuestra posición. Sin incentivos y sin planes, no veo futuro", advirtió Adalberto Maluf, de la brasileña BYD Energy y directivo de la cámara fabril.
En un comunicado, la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI) advirtió: "Los acuerdos con países asiáticos pueden provocar una caída del empleo y la producción". En general, la situación que atraviesa el bloque es delicada y aun pendiente de resolución sobre cuál será el futuro a mediano plazo. En este contexto, la administración de Luis Lacalle Pou también postuló públicamente la posibilidad de iniciar un proceso de "flexibilización" y avanzar en acuerdos bilaterales. El planteo generó una disidencia pública con Alberto Fernández, y el clima de tensión en el bloque persiste.

BRASIL Y CHILE
Los vínculos comerciales entre Brasil y Chile podrían contar en los próximos días con un impulso significativo, si la Cámara de Diputados del primer país aprueba el Tratado de Libre Comercio que le permitirá ventas a sectores del Estado trasandino estimadas en unos 11 millones de dólares anuales.
Si bien el principal socio comercial de Brasil en la región es la Argentina por un amplio margen, Chile se mantiene en el segundo lugar como destino de las exportaciones del principal socio del Mercosur y es, a su vez, el segundo importador.
En 2020, el intercambio comercial que tuvo Brasil con Chile llegó a los US$ 6.700 millones, a considerable distancia de los US$ 16.700 millones que concretó con la Argentina, pero el volumen de negocios que promete la aprobación del tratado permitiría reducir la diferencia de manera considerable e incluso los trasandinos podrían ubicarse en el primer lugar entre los socios comerciales brasileños en América Latina.
La aprobación viene siendo demorada (el Tratado bilateral fue firmado en 2018) pero en la Confederación Nacional de la Industria (CNI, equivalente brasileño de la UIA) confían en su pronta aprobación que abriría un importante canal de exportaciones.
De acuerdo con la visión de la CNI, la aprobación del tratado "ayudará a impulsar los flujos comerciales, tanto de bienes y servicios como de inversiones entre los dos países".
En un claro mensaje a los legisladores -y al propio presidente Jair Bolsonaro- los industriales brasileños realizaron el lanzamiento del Consejo Empresario Brasil-Chile (CEBRACHILE), en un acto que contó con la participación de los cancilleres de ambos países.
"Nuestros gobiernos comparten valores de promoción de la democracia, defensa de los derechos humanos y respecto a los principios de libre comercio y de economías de mercado", remarcó en canciller brasileño Ernesto Araújo, quien consideró la aprobación del acuerdo como "nuestra prioridad número uno en tratados internacionales".
Su par chileno, Andrés Allamand, destacó que para los empresarios "hay oportunidades que pueden ser aprovechadas de los dos lados", al tiempo que consideró a Brasil "un gran socio comercial y también un aliado estratégico en la región".
Si bien el acuerdo es de doble vía, el interés de los industriales brasileños no pasa tanto por lo que podrían importar de Chile sino por la apertura de un interesante mercado para la exportación, con una especial atención en el programa de compras gubernamentales del país gobernado por Sebastián Piñera.
Brasil y Chile tienen un acuerdo comercial vigente desde 1996 que elimina los aranceles de importación para todos los productos vendidos por ambos países, pero el acuerdo de 2018, pendiente de su aprobación en Brasilia, actualiza y trae nuevas reglas para las relaciones comerciales y de inversión.
Según la CNI, "el acuerdo garantiza a los brasileños el acceso a un mercado en Chile estimado en US$ 11 mil millones por año, incluyendo la posibilidad de ventas a 43 entidades del gobierno central en el país vecino, con la reducción de barreras y mayor transparencia en los procesos de licitación".
El acuerdo también trae compromisos para la autorización de establecimientos de exportación sin inspección individual previa (pre-listado ), lo que contribuirá a las ventas agroindustriales brasileñas a Chile.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar