El sentido de la hermandad entre los pueblos

Sociales 03 de junio de 2021 Por Redacción
DÍA DEL INMIGRANTE ITALIANO
FOTO PRENSA CENTRO TOSCANO// LOS INMIGRANTES// Estupenda pintura de Antonio Berni.
FOTO PRENSA CENTRO TOSCANO// LOS INMIGRANTES// Estupenda pintura de Antonio Berni.

Banner-Web---La-Opinion---CAMPAÑA-vacunacion

Por el Prof. Luis A. Tamagnini*

Muchas veces nos hemos preguntado cual es la importancia de los vínculos que nos unen a los pueblos de la tierra toscana, cuna de nuestros antepasados, sin tal vez analizar en profundidad el verdadero motivo.
El Centro Toscano de Rafaela, desde su creación, ha venido trabajando para resaltar a través de historias, situaciones, recuerdos, relatos y vivencias de todos aquellos que un día resolvieron lanzarse a la aventura y emigrar.
Los que hemos tenido la suerte de visitar el suelo de origen nos damos perfecta cuenta de lo que queremos significar: un verdadero sentido de hermandad que se profundiza a medida que acrecentamos ese conocimiento.
El movimiento migratorio produjo un quiebre, un desmembramiento de los integrantes de muchas familias, que se vieron de un día para el otro, privados de afectos sin saber si volverían a reencontrarse, con el loable objetivo de crecer y multiplicarse en tierras lejanas y desconocidas. Así como cuando podamos los árboles y utilizamos los retoños para obtener nuevos ejemplares que, con el correr del tiempo nos cobijarán y brindarán sus frutos.
En verdad nos sentimos hermanos con los que quedaron en esas tierras, hermanos de verdad, unidos por un profundo amor a la tierra originaria, de la que nuestros abuelos nos hablaran.
Y presiento que ese mismo sentimiento está compartido por todos, los de aquí y los de allá. Los de aquí, por el amor a la tierra donde vieran la luz sus progenitores y los de allá, por la tierra nueva, que si bien no es geográficamente la misma fue amasada y trabajada por los brazos y el esfuerzo de tantos toscanos que supieron aplicar todo lo que traían consigo obteniendo los frutos que le permitirían avanzar y crecer.
Y eso nos hace hermanos, y lo decimos con orgullo porque es un sentimiento profundo y verdadero, el mismo que con seguridad, sentirán los que de tan lejos nos miran a manera de un gran espejo donde se confunden y se mezclan la idiosincrasia de dos pueblos, diferentes en cuanto a su desarrollo cultural pero muy semejantes porque comparten el mismo origen.
Por ello es necesario continuar en el camino que nos lleve a acrecentar las relaciones entre nuestros pueblos, cultivando amistades, promoviendo el intercambio no solo entre personas sino en todas sus facetas culturales.
*Aporte del Centro Toscano de Rafaela

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar