“En el nivel inicial aprendemos todos juntos, jugando, divirtiéndonos, cantando…”

Locales 30 de mayo de 2021 Por Redacción
El 28 de mayo no es un día más para los jardines de infantes y las maestras jardineras: es su día, y a causa de la pandemia, este es el segundo año que el festejo se tuvo que hacer de manera virtual. La vicedirectora del jardín, Rosario Vera Peñaloza, compartió sus sensaciones y como se trabaja en estos tiempos en este nivel.
FOTO PRENSA GOBERNACION FESTEJO. El viernes se celebró el Día de la Jardines de Infantes, del Maestro y Maestra Jardinera.
FOTO PRENSA GOBERNACION FESTEJO. El viernes se celebró el Día de la Jardines de Infantes, del Maestro y Maestra Jardinera.

Banner-Web---La-Opinion---CAMPAÑA-vacunacion

Julia Mahmud, es la vicedirectora del jardín de infantes N° 196 Rosario Vera Peñaloza, y compartió la experiencia de celebrar el Día de los Jardines de Infantes y de las Maestras Jardineras, sin música, sin bailes, sin dulces y sin presencialidad: “Para nuestro nivel, siempre los 28 de mayo es un día muy especial, en donde se conmemora el fallecimiento de la primer maestra jardinera de nuestro país y que creó el primer jardín de infantes; si bien el año pasado y este año se mezclan un poco las emociones por todo lo que estamos atravesando, lo celebramos igual a través de la virtualidad y recibiendo los mensajitos de los nenes y de las familias que están en su casa; eso es lo que no llena el alma este día”.
Julia, contó cómo es trabajar con los más pequeños en tiempos de pandemia, y manifestó que “el año pasado fue muy difícil porque siempre necesitamos de la mediación de la familia y por ahí la familia en esta situación o están pasando momentos difíciles de salud o económicos y no disponen por ahí del tiempo necesario para devolvernos a nosotros las propuestas que les brindamos a través de WhatsApp. Nuestra comunidad educativa se maneja de esta manera especialmente, entonces las docentes envían propuestas en la semana, para que los padres tengan varios días para poder devolver a través de un video o un audio el trabajo y siempre son consignas lúdicas, buscando que sean lo más autónomas posibles para no depender de un miembro de la familia; aunque indefectiblemente dependen de un familiar que les brinde el teléfono o la computadora”. También remarcó, que “se hace muy complicado todo este proceso porque a la familia se le dificulta hacer algunas cosas que no estaba acostumbrada a realizar”.

LA IMPORTANCIA DE
LA PRESENCIALIDAD 
La vicedirectora del jardín Rosario Vera Peñaloza, fue consultada acerca de la presencialidad en este nivel y dijo: “Todas las docentes que por ahí en la sociedad se habla mucho del rol docente y me gustaría aprovechar para reafirmar que todas las docentes necesitamos y anhelamos la presencialidad, porque nuestro trabajo es eso, es estar con los nenes para trabajar con ellos. La virtualidad nos llevó a otro lugar en el que yo particularmente no me siento muy cómoda, y trato de poner lo mejor, pero el contacto con ellos es lo que hace a nuestra tarea y es lo que nos apasiona, entonces cuando pudimos recibirlos nuevamente, primero fueron los miedos de aplicar un protocolo con el nivel inicial, sabiendo que tienen cuatro y cinco añitos y que en el periodo de inicio es muy importante la parte afectiva, la contención mediante la afectividad física, abrazarlos cuando lloran, nenes que salen corriendo de la sala donde tenés que agarrarlos, hablarles, contenerlos”.
“No poder besarnos, y un montón de cosas a las que les teníamos miedo, que cuando ellos llegaron al jardín no sorprendieron, porque siempre los nenes están más preparados que los adultos y es como que automáticamente ellos se acomodaban a ese protocolo; nos recibían sin besos y con algún saludo de señas o con el codo; ellos solitos incorporaron todo y se les notaba esa felicidades de volver y a nosotras la emoción, nos llenó el corazón, porque volver a verlos y volver a tenerlos en el jardín es importantísimo, sino el jardín termina siendo un espacio vacío, frío y por más que le pongamos colores no es nuestro lugar. Cuando llegaron ellos fue totalmente distinto; obviamente que entendemos ante todo que la situación de salud es muy peligrosa, incluso yo y la directora tuvimos las dos Covid”, señaló la maestra jardinera.
Respecto al plus que genera la presencialidad, Julia explicó que “a los chicos se les nota el deseo de volver al jardín a través de todas las comunicaciones que nos mandan y cuando llegan esas sonrisas que explotan de emoción. También se nota en los aprendizajes, ahora que hicimos las narrativas evaluativas, se nota mucho el cambio con el año anterior que tuvimos; en ellos, en la preparación, donde las familias no pueden cubrir el rol docente obviamente; se nota mucho esa falta de poder asistir al jardín y de tener una escolaridad normal”.

MENSAJE A COLEGAS
Y A LOS NIÑOS 
Luego de que por las condiciones sanitarias, el Día de los Jardines de Infantes y de las Maestras Jardineras, se haya tenido que celebrar de manera virtual, Julia Mamhud, brindó un mensaje a toda la comunidad que forma el nivel inicial: “A todas mis colegas les deseo que sigamos poniéndole el alma y el cuerpo y trabajando con la pasión que trabajamos montón de maestras jardineras, que nuestros nenes chiquitos lo merecen y si lo necesitan, sobre todo ahora; con más efectividad con más llegada a la familia y a ellos. Eso es lo que valoramos la otra vez en una reunión plenaria, que ahora con las familias estamos más en contacto y eso es lo que no se debe perder; estamos más en una relación personalizada”.
“Necesitamos seguir trabajando con el amor y la pasión que caracteriza a una maestra jardinera en estas edades tan tempranas; a los nenes los extrañamos un montón y deseamos verlos muy prontito, para que podamos aprender todos juntos, porque en el nivel inicial aprendemos todos juntos, jugando, divirtiéndonos, cantando canciones; ahora por supuesto, siempre con el protocolo”, finalizó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar