Vida de rico

Suplemento Economía 09 de mayo de 2021 Por Guillermo Briggiler
La única forma de crecer es a partir de la unidad nacional y un proyecto de país, con un plan económico a largo plazo y políticas de Estado que se sostengan más allá de la alternancia en los gobiernos.
FOTO ARCHIVO CAMILO. Con palabras simples, en su tema vida de rico deja una lección.
FOTO ARCHIVO CAMILO. Con palabras simples, en su tema vida de rico deja una lección.

Banner-Web---La-Opinion---CAMPAÑA-vacunacion

El sector público de nuestro país vive una vida que no podemos pagar y lo hace desde hace mucho tiempo, generando periódicamente incumplimientos en el pago de la deuda externa, devaluaciones, inflación y lo más doloroso, pobreza.
En la popular canción de Camilo, Vida de Rico, éste invita a su pareja a vivir una vida autentica, llena de amor y probablemente con algunas carencias que serán compensadas con cariño.
Copiando el modelo de la canción de Camilo, Argentina, puede salir adelante de esta nueva crisis económica. Entendemos que la única manera de hacerlo es siendo Nación, con unidad de la clase política, empresarios, profesionales y trabajadores. Unidad que muestre un proyecto de país, con un plan económico a largo plazo, un proyecto de Estado. Este plan tiene que tener sus acuerdos principales en el equilibrio en las cuentas públicas, llevando el déficit fiscal a su mínima expresión.
Si una persona quiere volar, toma un avión, no lo construye. Si quienes gobiernan Argentina quieren generar riqueza para repartir a su pueblo, deben atraer inversiones y recuperar el crédito internacional. Actualmente parecería que quiere demorarse los acuerdos con el FMI y Club de Paris, que son los acreedores que falta arreglar, luego de acordar con los bonistas. El país no crecerá sin créditos que amplíen la capacidad productiva del mismo, lo necesita el sector público para realizar obras como rutas, puertos, trenes, etc. y lo necesita el sector privado para poder ampliar su capacidad productiva.
La población crece año a año, mientras el Producto Bruto, es decir la totalidad de bienes y servicios que se generan en el país decae, no solo no crece, sino que es cada vez menor. Si calculamos el mismo per cápita, es decir por habitante, tendremos números todavía peores.
La forma de hacer crecer al país es por medio de la inversión, hay que fomentar ésta, no expulsarla como actualmente se hace. Gastar de más y luego emitir para cubrirlo, es como copiar en un examen, sirve solo un momento, luego el conocimiento va a faltar. Con la emisión, se zafa momentáneamente pero luego viene la inflación y la devaluación de la moneda por acción de ésta. Hay empresas que se fueron en los últimos meses del país, pero que vemos como invierten en países cercanos. Si todo el crédito del sistema financiero interno, se lo queda el Estado para financiar déficit, no queda margen para que el privado invierta y genere empleo. Todos los países vecinos crecieron en distintas proporciones en la última década, Argentina no. ¿Qué estamos esperando para darnos cuenta? ¿A qué punto tiene que llegar la pobreza para que reaccionemos?
Si lo que se desea es ganar otra elección, se puede tomar el camino corto de las miopes regulaciones que no pueden cumplirse y del déficit fiscal, hoy crónico, pero si se va tras el bronce de sacar a la Patria de su mediocridad y estancamiento, habrá que tomar el camino difícil de atraer inversiones que generen empleo y producción y de esa manera se cumplan los sueños de millones de personas que desean un futuro mejor, a veces no para si, sino para sus hijos y nietos.
Cuando se desea hacer crecer a un país, al igual que una familia, debe hacerse con amor. Cuando tengamos esta impronta cariñosa, recién ahí habrá Nación, y en ese entonces, como dice la canción, si no alcanza para el aire, habrá abanicos.

#BuenaSaludFinanciera
@ElcontadorB
@GuilleBriggiler

Te puede interesar