Sputnik V anunció este jueves que emprenderá una demanda por difamación contra la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil

Internacionales 29 de abril de 2021 Por Redacción
FOTO EFE SPUTNIK V. Rechazada por falta de estudios clínicos sobre la fase tres.
FOTO EFE SPUTNIK V.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Buenos Aires, 29 abril (NA) -- Sputnik V anunció este jueves que emprenderá una demanda por difamación contra la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) por "difundir intencionalmente información falsa e inexacta" sobre la vacuna rusa.
El pasado lunes, luego de debatir durante más de cinco horas, Anvisa rechazó la importación de la vacuna rusa, y alegó que no hay información suficiente para garantizar la seguridad, calidad y eficacia de la misma.
Asimismo la agencia aseveró que había detectado la presencia de replicantes virales de la vacuna y que era un "punto de gran preocupación".
Según Anvisa, aunque la vacuna de vector viral Sputnik V fue desarrollada para no replicarse en el cuerpo humano, "ese objetivo no se ha logrado", es decir, que podría infectar. No obstante, los desarrolladores del inoculante ruso señalaron que la información a partir de de la cual Anvisa realizó esa afirmación era "falsa e inexacta", por lo que interpondrán una demanda penal.
Además, desde Sputnik V citaron este jueves declaraciones de Gustavo Méndes, gerente de Medicamentos y Productos Biológicos de Anvisa, quien admitió que no habían efectuado pruebas "para un adenovirus replicado".
Los desarrolladores de Sputnik V afirmaron: "Anvisa hizo declaraciones incorrectas y engañosas sin haber probado la vacuna real Sputnik V. Y sin considerar el oficio del Instituyo Gamaleya, que indica que no hay RCA [virus replicante) presente y que solo se utilizan vectores no replicantes con E1 suprimido. Nuestro equipo legal se pondrá en contacto".

El mismo día en que se anunció el rechazo a la importación de Sputnik V, los responsables de la vacuna rusa consideraron que la decisión era "de naturaleza política" y no tenía "nada que ver con el acceso a la información sobre la vacuna o la ciencia".

En ese contexto, han salido a relucir las presiones políticas que hay para evitar que los países de la región adquieran la vacuna rusa.
Un informe del Departamento de Salud de EE.UU., publicado en enero de este año, reveló como un logro de gestión haber "persuadido" a las autoridades brasileñas para que "rechazaran" la compra de la Sputnik V.

El objetivo de esas medidas de coerción en medio de la crisis sanitaria, según Washington, era disminuir la influencia de países como Rusia, que supuestamente trabajan "en detrimento de la seguridad" estadounidense.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar